Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
¿Buscas páginas de amigos?
img
img

 

 

Cinco Héroes Cubanos
Qué sabes sobre estos valientes hombres?

img
img
« Blog
Entradas por tag: amigos
20 de Noviembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

AMICI 

 

 

A principios de 2009 el caso de Los Cinco fue presentado a la Corte Suprema, tras no haberse conseguido justicia en el tribunal de apelaciones del 11º Circuito. Para presentarlo se acudió a Tom Goldstein, un joven y prestigioso abogado, con una hoja de éxitos ante esta instancia en la que se ha especializado.

 

Tom Goldstein, que pudiera ser considerado un “as” en la Corte Suprema, añadía a la defensa otra ventaja: Como comentarista para la CNN, especializado en casos que se ventilan en el máximo tribunal, nos ofrecía la esperanza de que al fin se rompiera el cerco mediático alrededor del caso. Al menos eso era lo que él, con toda lógica, esperaba.

  • No te hagas demasiadas expectativas –le advirtieron algunos con cautela y mejor conocimiento de causa- este caso no se parece a ningún otro y la prensa no se inclinará tan fácilmente a cubrirlo.

Pero Tom no se amilanó y realizó un gran trabajo. Su escrito legal para la corte fue impecable. Enlistó el concurso de numerosas organizaciones de abogados internacionales y norteamericanas, parlamentos, personalidades de todo el mundo y 10 premios Nobel. Abogados estadounidenses redactaron en su representación doce “Amicus Curiae”, o “Amigos de la Corte”, figura jurídica que permite a terceras partes, interesadas en que se haga justicia, pedir al panel que acoja el caso.

 

Con todo listo el abogado llamó a una conferencia de prensa. No fue nadie. Ni siquiera la CNN, para la que trabajaba como comentarista, le hizo el favor de cubrir su apelación.

 

El 15 de junio de 2009 la Corte Suprema, sin que mediara argumento, rechazó revisar el caso de los Cinco. Nadie se enteró en los Estados Unidos de que había acabado de cerrarse la puerta a un caso que concitó un número record de Amicus Cureae en la historia de la jurisprudencia norteamericana.

 

El listado de los firmantes de los Amicus sigue a continuación, con los vínculos a los doce documentos originales. 

 

LISTADO DE ORGANIZACIONES Y PERSONALIDADES SUMADOS A LOS “AMICUS CUREAE” PRESENTADOS ANTE LA CORTE SUPREMA DE LOS ESTADOS UNIDOS, PIDIENDO LA REVISIÓN DEL CASO DE LOS CINCO:

THE CENTER FOR INTERNATIONAL POLICY (CIP)

THE COUNCIL ON HEMISPHERIC AFFAIRS (COHA)

Amicus brief of Center for International Policy and the Council on Hemispheric Affairs

 

  1. NELSON P.VALDÉS,
  2. GUILLERMO GRENIER,
  3. FÉLIX MASUD-PILOTO,
  4. JOSÉ A. COBAS,
  5. LOURDES ARGUELLES,
  6. RUBÉN G.RUMBAUT,
  7. LOUIS PÉREZ03/06/2009:

Amicus brief of Cuban-American Scholars, et al. 

 

FLORIDA ASSOCIATION OF CRIMINAL DEFENSE LAWYERS –MIAMI CHAPTER 03/06/2009:

Amicus brief of Florida Association of Criminal Defense Lawyers-Miami Chapter 

 

THE CIVIL RIGHTS CLINIC AT HOWARD UNIVERSITY SCHOOL OF LAW:

Amicus brief of The Civil Rights Clinic at Howard University School of Law

 

INTERNATIONAL ASSOCIATION OF DEMOCRATIC LAWYERS,

AMERICAN ASSOCIATION OF JURISTS,

INDIAN ASSOCIATION OF LAWYERS,

DROIT SOLIDARITE,

THE HALDANE SOCIETY,

ITALIAN ASSOCIATION OF DEMOCRATIC LAWYERS,

JAPANESE LAWYERS INTERNATIONAL SOLIDARITY ASSOCIATION,

THE NATIONAL UNION OF PEOPLES’ LAWYERS OF THE PHILIPPINES, PORTUGUESE ASSOCIATION OF DEMOCRATIC LAWYERS,

PROGRESS LAWYERS NETWORK OF BELGIUM:

Amicus brief of International Association of Democratic Lawyers, et al. 

 

THE IBERO-AMERICAN FEDERATION OF OMBUDSMAN;

THE ORDER OF ATTORNEYS OF BRAZIL;

THE BELGIUM BAR ASSOCIATIONS;

THE BERLIN BAR ASSOCIATION;

THE COMMITTEE FOR HUMAN RIGHTS OF THE TUGUESE BAR ASSOCIATION; THE INTERNATIONAL FEDERATION FOR HUMAN IGHTS;

FEDERICO MAYOR ZARAGOZA (DIRECTOR-GENERAL OF UNESCO, 1987-1999); JUDGE JUAN GUZMÁN TAPIA OF CHILE;

HUMAN RIGHTS, RELIGIOUS AND LEGAL ORGANIZATIONS,

LAW PROFESSORS AND LAWYERS FROM ARGENTINA, CHILE, COLUMBIA, ECUADOR, GERMANY, JAPAN, MEXICO, PANAMA, PORTUGAL, SPAIN AND UNITED KINGDOM:

Amicus brief of Ibero-American Federation of Ombudsmen, et al. 

 

THE SENATE OF THE UNITED MEXICAN STATES,

THE NATIONAL ASSEMBLY OF PANAMA,

MARY ROBINSON (UNITED NATIONS HIGHCOMMISSIONER FOR HUMAN RIGHTS, 1997-2002; PRESIDENT OF IRELAND, 1992-1997)

LEGISLATORS FROM THE EUROPEAN PARLIAMENT AND THE COUNTRIES OF BRAZIL, BELGIUM, CHILE, GERMANY, IRELAND, JAPAN, MEXICO, SCOTLAND ANDTHE UNITED KINGDOM:

Amicus brief of Senate of the United Mexican States, et al. 

 

NATIONAL ASSOCIATION OF CRIMINAL DEFENSE LAWYERS: Amicus brief of National Association of Criminal Defense Lawyers 

 

NATIONAL JURY PROJECT:

Amicus brief of National Jury Project 

 

NATIONAL LAWYERS GUILD,

NATIONAL CONFERENCE OF BLACK LAWYERS:

Amicus brief of National Lawyers Guild and National Conference of Black Lawyers

 

PREMIOS NOBEL

JOSE RAMOSHORTA,

WOLE SOYINKA,

ADOLFO PEREZ ESQUIVEL,

NADINE GORDIMER,

RIGOBERTA MENCHU,

JOSE SARAMAGO,

ZHORES ALFEROV,

DARIO FO,

GUNTER GRASS,

MAIREAD CORRIGAN 03/06/2009:

Amicus brief of Nobel Prize winners Jose Ramoshorta, Wole Soyinka, Adolfo Perez Esquivel, Nadine Gordimer, Rigoberta Menchu, Jose Saramago, Zhores Alferov, Dario Fo, Gunter Grass, and Mairead Corrigan Maguire

 

WILLIAM C. VELSAQUES INSTITUTE

THE MEXICAN AMERICAN POLITICAL ASSOCIATION

Amicus brief of William C. Velsaques Institute and the Mexican American Political Association

 

 Tomado de Soy un espía, dicen. El Blog de René González Sehwerert


publicado por rcbaez a las 00:51 · Sin comentarios  ·  Recomendar
13 de Noviembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

Por Marlene Caboverde Caballero*

 

Antonio Guerrero Rodríguez, uno de los Cinco sabe bien que la amistad no es menos misteriosa que el amor, y que quizás por esa razón es completamente imposible aquilatarla en su justa medida.

Sin embargo, de alguna manera él puede medir la aceptación, la amistad, la solidaridad. La vida colocó a este hombre extraordinario, en una situación límite y pudo superarla porque jamás se ha sentido solo.

¿Quién puede dejar de amar a un poeta? decía el Premio Nacional de Literatura Cintio Vitier cuando hablaba de Tony, un hombre que se hizo amar hasta por personas de lejanos países que jamás le conocieron y quizás nunca lleguen a estrechar sus manos, pero que leyeron sus poemas, disfrutaron sus pinturas y conocieron la historia verdadera de su vida.

En el día a día de Antonio Guerrero una de las “tareítas” que se apunta en su agenda personal como los momentos de mayor placer, es la lectura de la correspondencia que, por cierto, es abundante y le llega no solo por la vía del correo postal sino también por Internet.

En Cuba algunos amigos se propusieron llevar las estadísticas de la comunicación recibida por Tony desde finales del 2001 hasta el pasado año y resulta que en ese tiempo el héroe cubano ha recibido aproximadamente unas diez mil cartas y postales de sesenta y nueve  naciones.

Eso sin contar los mensajes que desde el 2010 recibe por medio del correo electrónico que beneficia a los reclusos del Sistema Federal de Prisiones de Estados Unidos, y además, sin tener en cuenta los libros, periódicos, revistas y otras publicaciones remitidas por amigos de lugares insospechados y las cartas perdidas cuando era trasladado de una prisión a otra.

Cuando se leen esos números resulta fácil traducir su significado. Creo que esas cifras revelan rostros, manos, esfuerzos, voluntades, sentimientos…. vidas que hicieron un espacio para ofrecer la calidez de la amistad a un hombre más allá de las razas, las creencias, los idiomas, la política.

Y no solamente es Tony quien vive una soledad tan concurrida lejos de la patria, también sus compañeros de lucha Ramón Labañino y Gerardo Hernández, también recluidos injustamente en cárceles norteamericanas, disfrutan del premio de jamás haberse sentido solos.

 

*Periodista de Radio Jaruco

Imagen agregada RCBáez

publicado por rcbaez a las 21:57 · Sin comentarios  ·  Recomendar
04 de Noviembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA
Por Nyliam Vázquez García

Alicia y Bill coordinan en Estados Unidos las acciones del
Comité Internacional por los Cinco. Llevan una vida dedicada
al regreso de estos hombres


La tarde antes del regreso a casa, Alicia Jrapko y Bill Hackwell volvieron al apartamento de Josefina en la calle Universidad. Decidieron que se tomarían ese tiempo para ordenar maletas, hacer unas llamadas pendientes. Sobre las 6:00 p.m. tenían previsto reunirse con unos amigos, repartir abrazos y a la mañana siguiente ya estarían tomando un vuelo hacia los Estados Unidos.

Fueron días muy intensos en La Habana, no solo por recibir la Medalla de la Amistad de manos de René y Fernando, sino porque para este matrimonio dedicado a la lucha por la libertad de los Cinco, estar en Cuba significa retroalimentarse, participar en actividades, relacionarse con la gente.

Nunca el tiempo alcanza, así que cuando Alicia confirmó por teléfono que en esas horas de tranquilidad conversaría con los lectores de JR, las dos quedamos satisfechas al saber que por fin lo habíamos conseguido.

Alicia abre la reja. El apartamento de Josefina, esta cubana del mundo, como prefiere identificarse, porque no vive todo el tiempo en La Habana, está rodeado de afiches de los Cinco, de fotos por doquier. Alicia y Josefina se conocieron gracias a Gerardo y en el apartamento se respira solidaridad. Seguimos hasta la cocina y allí nos acomodamos.

Mientras ella nos cuenta de Gerardo, de los avances del movimiento de solidaridad, de las nuevas acciones, Bill pasa de una habitación a otra ordenando las maletas. A veces ella le consulta algo, él se asoma y responde, hasta que, avanzado el diálogo, se incorpora y complementa en una mezcla de inglés con un poquito de español las reflexiones de su esposa.

Un día normal de Alicia y Bill

«Muy temprano… la primera cosa que Alicia hace es mate», asegura Bill y ella se ríe reconociéndose en su voz.

Se conocieron en 1995 en una Caravana de Pastores por la Paz, cuando esta había cruzado la frontera Búfalo-Nueva York.

«No nos habíamos visto nunca a pesar de que vivíamos en la misma zona. Al regresar nos pusimos en contacto, Bill tomó muchas fotos en ese viaje, me invitó a su casa, empezamos a salir, a conocernos más».

Después, situaciones de trabajo hicieron que ambos comenzaran a laborar en el mismo sitio y en el 2001 empezaron a vivir juntos.

«Recuerdo que estábamos desempacando cuando ocurrió lo de las Torres Gemelas. Nos mudamos juntos entonces. No lo voy a olvidar nunca», rememora ella.

«Nosotros trabajamos haciendo evaluaciones de programas de servicios sociales que reciben fondos del Gobierno federal y a medida que estos programas se van cortando por falta de fondos, nuestro trabajo también disminuye. La oficina, que era grande, con personal y administrativos, cerró, así que comenzamos a trabajar desde la casa y todavía lo hacemos así.

«Como estamos en la casa, entonces organizamos el día para trabajar por los Cinco y en nuestras labores. Desde que nos levantamos nos conectamos con el mundo y vamos haciendo las cosas que tenemos que hacer», apunta ella.

Se reparten las tareas cotidianas, alternan las responsabilidades de preparar la comida, hacer las compras, limpiar la casa… Ambos pasan muchas horas frente a la computadora.

A Alicia le brillan esos ojos azules tan expresivos, pareciera que por unos instantes deja de estar en la cocina del apartamento y se transporta al sitio que más la complace junto a Bill.

«Nosotros disfrutamos todos los días de una caminata alrededor de un lago cerca de la casa, son tres millas, un paisaje hermoso, con aves… esas tres millas de caminata son para relajarnos y conversar tranquilos», dice.

Bill casi no habla español, pero lo entiende y cuando escucha siente un aguijonazo. Salta enseguida y apostilla con un castellano de lujo:

«No, no, conversar... es reunión».

Ella suelta una carcajada y él sigue: «Alicia dice: “Hoy... este, este, este...» y apunta con el dedo para dejar claro que Alicia también trabaja durante el paseo.

Ella se defiende:

«Sí, porque cuando estamos en la casa, uno está en medio de algo y el otro en otra cosa y no nos prestamos atención. Bill por ahí me dice algo, le digo: “Sí, sí, sí”, pero no me enteré de lo que me dijo. En el lago, sin teléfonos ni computadora conversamos: hoy vamos a hacer esto, tenemos pendiente lo otro, qué vamos a cocinar esta noche», y vuelven a reír los dos.

Una vida por los cinco

Bill, por ejemplo, cada día temprano recopila la información que puede ser de interés de Gerardo. Antes también lo hacía para Fernando. Rastrea los grandes medios, los blogs, agencias. Usa las alertas de Google para todo lo relacionado con los Cinco y lo que encuentra lo coloca en una carpeta para enviarlo. Una vez a la semana se llega al correo postal y le envía un amplio volumen de información a Gerardo. Los empleados del correo ya lo conocen, dice Bill.

Alicia, escribe, hace contactos, coordina las acciones del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco en Estados Unidos. Cuenta que en los últimos años se han incorporado compañeros muy buenos y muy comprometidos.

«Nosotros somos la cara del Comité, pero hay un grupo muy fuerte y comprometido trabajando. Nos reunimos una vez a la semana a través de conferencias telefónicas, porque vivimos en ciudades diferentes, y planeamos lo que vamos a hacer. Tenemos un número de teléfono en común al que todos llamamos a la misma hora», cuenta Alicia.

Cuando planeamos la jornada cada compañero asume diferentes responsabilidades, por ejemplo logística, hospedaje, publicidad, diseño de carteles y pancartas, programa en general, trabajo de cabildeo, transporte, etc. Son muchas cosas».

Uno puede pensar que son muchísimas personas los que organizan las Jornadas solidarias en Washington, incluidas las protestas frente a la Casa Blanca, los talleres y todo cuanto ocurre, pero Alicia nos aclara:

«Dedicadas igual que Bill y yo somos ocho personas».

Primer acercamiento

Alicia les escribió a los Cinco desde 2001, cuando se hizo público el caso.

«En 2001, cuando nosotros supimos del caso, comenzamos a escribirles a todos. Ellos todavía estaban en Miami. Nos llamó la atención que nos contestaran. Yo pensaba “con toda la gente que les debe estar escribiendo, no me van a contestar”. Pero sus respuestas llegaban, recuerda Alicia.

«Cuando termina el juicio, los sentencian y los mandan a diferentes estados, Gerardo va a California, que no hizo ninguna diferencia, porque la correspondencia es rápida, no importa dónde estés».

«Cuando lo mandan a California, le seguí escribiendo. No lo conocía, yo recuerdo que era en un Mundial de fútbol y él me hizo dos bromas: una con la birome —la bolita esa que tienen las lapiceras, que es un invento argentino, la primera marca de lapicera que hubo—. Él me hizo una historia con la birome, ¡tan graciosa! Recuerdo que me reí mucho. Tenemos miles de cartas archivadas de todos ellos», apunta Alicia.

«La otra con el Mundial de fútbol, recuerdo que perdimos y él me dibujó una pelota con otra historia graciosa y ahí empezamos a comunicarnos más seguido. Él me hablaba del mate, que él tomaba porque conoció a unos argentinos cuando estaba en Miami. Nos escribíamos mucho, hubo un acercamiento».

Alicia recuerda que en medio del intercambio epistolar algunos de los Cinco les envían los formularios para las visitas a prisión: «Nosotros los presentamos, pero solo nos aprobaron la visita con Gerardo».

La primera visita a Gerardo

En 12 años, este matrimonio lo ha visitado más de 60 veces. Tratan de hacerlo cada dos o tres meses, porque la dinámica para llegar a la prisión de máxima seguridad de Victorville, como antes a Lompoc, es compleja.

«Para nosotros fue muy emocionante. Fue en octubre de 2002.

«Una de las bromas de Gerardo fue lo de la edad. Imagínate cuando estás en prisión y te comienzas a escribir con un matrimonio, no sabes si son jóvenes o no. Por mi letra pensó que yo era una persona mayor, así que lo primero que me dijo fue: “Me mandaron a la hija”». Alicia brilla al regresar a esos momentos, a esa primera vez junto a quien hoy considera, como a cada uno de los Cinco, un gigante.

«Nosotros no conocíamos a las familias, no conocíamos a Adriana, conocíamos muy poco de todo esto, porque era muy nuevo. Ellos se enteraban de las acciones que hacíamos y comenzaron a llamar por teléfono, porque los teléfonos también tienen que ser aprobados en una lista. Recuerdo que René llamaba al Comité —en ese momento Alicia formaba parte del Comité Nacional en Estados Unidos— y lo escuchábamos.

«Gerardo me llamó una vez y yo estaba en una reunión y puse el teléfono en altavoz y la gente le cantó Cuba qué linda es Cuba, cosas del inicio que para ellos tienen que haber sido muy importantes, porque estábamos en Estados Unidos, ellos sabían que habíamos empezado a luchar para que se conociera el caso. Éramos un grupo pequeño, pero éramos muy ruidosos», apunta.

Un momento muy especial para Alicia y Bill fue cuando conocieron a los familiares.

«En 2002, Bill hizo una exposición de fotografía en el teatro Mella y esa fue la primera vez que todos los familiares vinieron a conocernos. Me quedé muy extrañada. Gerardo sabía de la expo, de que veníamos y recuerdo que a una cierta hora vino una persona que nos dijo que los familiares de los Cinco vendrían a la exposición. Las madres, las esposas… resultó muy emocionante porque realmente no nos imaginábamos que iban a estar allí», asegura esta argentina que se deja la piel por los cubanos.

Una prisión de máxima seguridad

Gerardo lleva 16 años tras las rejas. En Lompoc, adonde lo enviaron una vez terminado el juicio y tras tres años del arresto en 1998, estuvo dos años. En Victorville, como nos recuerda Alicia, Gerardo lleva una década.

«Las visitas duran de 8:00 a.m. a 3:00 p.m., pero en realidad cuando llegas tienes que llenar un formulario, tienes que esperar, luego te llaman, te hacen pasar por una máquina, te lo tienes que quitar todo, zapatos, cinto, todo lo que suene. No puedes llevar absolutamente nada, solo monedas para comprar refrescos o papitas, cosas envueltas. Hay microwave, por si compras una hamburguesa, pero son cosas que no son ni naturales ni sanas. No permiten llevarles comida a los presos. Solo una bolsa transparente con monedas para que se vea, es lo único que se puede entrar», rememora Alicia.

Para cuando termina ese proceso, según Alicia y Bill, ya perdieron como una hora.

«Luego los van llamando. De repente, por una puerta aparece Gerardo. Nos da un abrazo y nos sentamos a conversar, por cuatro o cinco horas, en unos asientos muy incómodos. En Victorville te ponen una mesita entre el preso y los visitantes y sillas de plástico. Siempre estamos uno al lado del otro y Gerardo de frente. Todos los presos se colocan a un mismo lado de las mesas. Así pasamos el tiempo conversando, compramos algunas papitas, algunas cositas para entretener. A las tres en punto se van, nos despedimos, los presos hacen fila para volver a entrar, y las visitas van saliendo poco a poco. Gerardo siempre levanta su puño en alto en señal de despedida, es una imagen que no podemos borrar de nuestra mente por muchos días.

Para llegar a esas horas de comunicación personal, Alicia y Bill viajan seis horas en auto.

«Si quisiéramos y pudiéramos, podríamos ir todos los fines de semana. Las visitas son sábado, domingo y lunes. Hay prisiones que establecen menos o más días para las visitas, pero no podemos. Quedarnos en hotel, comer fuera, una serie de gastos que no podemos hacer todos los fines de semana», apunta Alicia. Gerardo también recibe visitas de los cónsules, los abogados, algunos de sus familiares que reciben visa, algunos amigos de otros países; es importante respetar sus tiempos también.

«Lo que hacemos generalmente: vamos un día antes, nos quedamos en un hotel, vamos a la visita y cuando termina nos montamos en el auto y regresamos. Es muy cansador, pero cada visita vale la pena y nos reconforta. A veces salimos bien tempranito de la casa y tratamos de entrar al menos par de horas ese día y al otro estamos las seis horas». Cuando comenta este detalle, recuerda que se hacen las visitas pensando lo mejor, pero en alguna que otra ocasión a través de los años, después de hacer todo el trayecto, ha resultado que la prisión está en Lockdown. Es una situación que han vivido los familiares de los Cinco, lo cual es aun más difícil porque además de ser sus familiares viajan desde La Habana y por un tiempo limitado, es algo cruel por lo cual han tenido que pasar.

Gerardo

«A través de todas las visitas nos acercamos cada vez más a él y a sus familiares. En un par de ocasiones tuve el privilegio de acompañar a Carmen, su mamá. Hemos ido en varias ocasiones para pasar su cumpleaños».

Alicia y Bill son quizá quienes han estado más cerca de Gerardo en los últimos 12 años. Su dibujo particular de Gerardo resulta especial.

«Gerardo tiene un sentido del humor increíble, es muy cierto. Él tiene el sentido del humor de la persona que es seria y, cuando te hace una broma, no te das cuenta y caes. Nosotros hemos caído muchas veces en la trampa de los chistes de Gerardo, yo sobre todo. Él me dice cualquier cosa y yo: «¿Verdad? Me lo creo, ¿viste?», cuenta Alicia con ese acento argentino inconfundible.

«Me he puesto en contacto con muchos cubanos a través de Gerardo. Muchos solidarios a través de Gerardo. Él le dijo a Josefina, “tienes que escribirle a Alicia”. A Katrien —Katrien Demuynck, del Comité por la Libertad de los Cinco en Bélgica— le aceptaron las visitas; nosotros los acompañamos, luego ellos vinieron a nuestra casa, y nos hicimos amigos de ellos a través de Gerardo y de muchos compañeros de la solidaridad, en EE.UU., que se escriben con él y le piden información sobre el caso y él les pide: “Comuníquense con Alicia”.

«Él me llama: “Mi herma, mi hermana”, yo lo llamo mi hermanazo. Tenemos una relación muy familiar, él conoce la historia de mis hijos, cuál de ellos se casó, cuándo cumplen años… siempre pregunta por la familia, se acuerda de los cumples de mis hijos, realmente él está al tanto de nuestras vidas, o sea, no solo nosotros de la suya».

La III Jornada de Solidaridad cinco días por los Cinco, en Washington fue superior a las anteriores y mostró la madurez del movimiento.

En el mensaje enviado por el Héroe con motivo de la Medalla de la Amistad a Alicia y a Bill había una nota especial para su «secretaria».

«Lo de la secretaria es una broma. Se lo dice a todo el mundo, hasta a personas que no conoce. A mí me dice así y a Bill le dice el segundo secretario. Under quiere decir debajo, así le dice y quiere decir el que está debajo del cargo de secretaria, o sea el segundo del comando. Nos dice que nosotros somos el personal de la oficina, yo soy la secre y Bill es el under.

Bill vuelve a la carga, comenta de Tony, de los proyectos que han hecho juntos y del diálogo más reciente con el artista.

Revive la conversación. Hacía tiempo que no hablaba con Tony: «Bill, ¿cómo estás? Solo tengo un minuto, porque cierran la prisión. Pero tengo trabajo, otro proyecto para ti, te lo envío. Ok, bye».

Tony, en la voz del esposo de Alicia, tiene un objetivo y él lo aclara:

«El punto es que Alicia y yo estamos más cerca de Gerardo porque lo hemos visitado durante 12 años, pero también estamos cerca de los otros compañeros, porque ellos saben que cualquier cosa que necesiten pueden contar con nosotros».

¿Qué otra cosa podemos hacer?

Alicia y su equipo siempre se hacen la pregunta que nos enseñaron los niños de La Colmenita en Abracadabra, que es de algún modo la pregunta que impulsa la solidaridad mundial.

«Creo que la gran mayoría de las personas se ha dado cuenta de que dondequiera que hagas las acciones tienen que repercutir en EE.UU. y hay que apoyar el trabajo en EE.UU.

«Lo hemos comprobado en los últimos tres años, sobre todo este último. O sea, más participación, más aportes a la organización de estos eventos, la participación de parlamentarios, intelectuales, personalidades como Ramonet, Moráis, jamás nos imaginamos que estarían con nosotros, y en ese sentido lo vemos como que hemos madurado», subraya Alicia en referencia a las Jornadas de solidaridad internacional organizadas en Washington.

«Ya empezamos a trabajar para la cuarta y tenemos que pensar bien lo que vamos a hacer. Hay cosas que las vamos a hacer: rally frente a la Casa Blanca, las visitas al Congreso, un concierto con algún grupo conocido, pero las otras acciones las estamos pensando. Dentro de todo, considerando el medio hostil en el que trabajamos, estamos contentos», y otra vez la sonrisa, los ojos azules iluminados.

Se nos ha hecho tarde. Alicia y Bill ya deberían estar en la cita de despedida y aún se concentran  en el apartamento de la calle Universidad. Regresan a casa con muy buena energía. Ellos no son los únicos.

publicado por rcbaez a las 00:52 · Sin comentarios  ·  Recomendar
27 de Febrero, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

Por Nyliam Vázquez García

 La casa vive un ambiente inusual. Lauren Gabriela Saker Monzón intuye que pasa algo importante. Sigue a su padre con la mirada. No se aguanta y le pregunta. Homero Saker Rivero le explica por qué se sienta en el patio con ese álbum de fotos… «¿Tú te acuerdas de tu tío Fernando?» Y la niña no lo deja terminar la frase: «Sí, mi tío que “cumple” mañana», y se va para dejar a su padre compartir recuerdos entrañables.

 Para Homero hoy es un día muy importante. Su amigo Fernando González Llort cumple íntegramente la condena y es normal que le llegue a la memoria mucho de tanto tiempo compartido. Se conocieron en el preuniversitario, pero fueron los seis años de la Universidad, en el Instituto de Relaciones Internacionales Raúl Roa (ISRI), el grupo de amigos que se juntó allí, y luego los años en Angola, lo que cimentó una relación mantenida más allá de los silencios, más allá de casi 16 años del injusto encierro de Fernando.

 Nos devela a un Fernando de pocas palabras, pero de análisis muy profundos. Como si no hubieran pasado tres décadas, recuerda los trabajos de finales de curso, la inclinación de su amigo por la economía —Fernando se graduó con diploma de Oro del ISRI, en la especialidad de Relaciones Económicas Internacionales—, la admiración por Fidel, las fiestas en las que compartieron, el tiempo de misión internacionalista, que los hizo madurar a todos…

 «En aquella época, Fernando nos sorprendía a todos con sus análisis de los procesos económicos que vivía América Latina; el llamado milagro chileno, por ejemplo», comenta quien reconoce que en ese grupo fue uno de los que tenía siempre la máxima puntuación.

 Como si ahora no estuviera en el patio de su casa, como si hubiera regresado al aula, a las discusiones de aquella época, fija su mirada en un punto lejano y sentencia: «Tú tienes que buscar a Fernando en lo que lleva análisis, en lo que se necesita profundizar».

 Cuando habla, su amigo no está viviendo las últimas horas  en la prisión de Arizona, está frente él: «Fernando es un hombre tal y como se ha comportado en estos casi 16 años de prisión; un hombre que te mira así y ahí está (…) un hombre de pocas palabras pero cuando te decía, era lo exacto… Ese es “el Fernan”…».

El grupo de los fakires

Mil historias flotan mientras cae la noche, mientras Giselle da vueltas para que su esposo se sienta apoyado, mientras Lauren anda cerca, pendiente; y Kiara, la mascota, no se está quieta.

 Del grupo del ISRI, Homero recuerda que se creó un subgrupo por afinidad, por criterios políticos, por ideas compartidas de cómo se debían hacer las cosas. Ese subgrupo que siempre andaba junto, que coincidió en Angola, fue bautizado allá por Andrés, uno de los compañeros —fallecido prematuramente—, como «los Fakires». El hombre que conversa con JR sonríe y uno puede adivinar que se acuerda de muchas travesuras. Precisamente ellos eran los encargados en Lubango de las actividades deportivas y culturales. Fernando se sumaba y siempre aportaba ideas e inteligencia.

 Como si previera la sospecha, porque estamos hablando de un ser humano, pero esencialmente de su amigo, del Fernando que el conoció, Homero apunta: «Disciplinado implacable, no porque sea Fernando del que estemos hablando hoy, es que es la verdad. Si estuviéramos hablando de Andrés, te diría que era un desastre (de los buenos), pero era el que nos hacía reír, era otro tipo de persona…»

 Vuelve al álbum de fotos. ¡Se ven tan jóvenes! Busca a Fernando y ahí está, sonriendo con sus amigos «los Fakires». Homero recuerda cada detalle de las instantáneas. Habla del mismo ser del que escribí hace unos días y al mismo tiempo es otro, porque este nos lo cuentan desde la complicidad del hermano. Desde esa perspectiva, tal como intenta hacernos ver, el hijo de Magali Llort ciertamente se engrandece aún más, si eso es posible.

Expresión profunda de su generación

 Aunque siente que es muy merecida la condición de Héroe de la República de Cuba, algo que lo enorgullece a él y a todos los del grupo, habla de Fernando con esa cercanía y lealtad que solo es posible desde los sentimientos verdaderos, desde la vivencias que te marcan en la juventud, desde la memoria  cierta. Fernando ante los ojos de Homero, un hombre de 1,80 que recuerda exactamente la estatura del Fernan y marca la diferencia en su cuerpo, se ha hecho aún más inmenso.

 «La gente de nosotros, con la que trabajo en el Minrex, imagínate… Nosotros cuando empezamos a hablar de Fernando, el hombre, el amigo que estuvo con nosotros durante tantos años y de momento te lo quitan, te lo sacan del aire, te lo meten preso…». Homero respira, le duele la suerte de su amigo y al mismo tiempo se enorgullece de su sacrificio.

 Como si adivinara que su padre vive un trance difícil, la pequeña Lauren llega con un vaso de agua salvador, lo pone sobre la mesa y deja un beso en su mejilla, como si le dijera: «Yo puedo entender lo que significa el tío Fernando». Vuelve a desaparecer y Homero continúa: «… Y  entonces Fernando se convierte en una expresión muy profunda de lo que representa nuestra generación en este proceso».

 «No te imaginas el orgullo que siente uno, como amigo cercano, de haberlo visto resistir, porque hay gente que no resiste, hay gente que se raja, que se dobla, que no mantiene la defensa de lo que piensa. Sin embargo, él hizo ese sacrificio, que le dio la oportunidad, el privilegio de demostrarle al mundo, a Cuba y a nosotros, su calidad humana y de la formación que recibió», y sus ojos estrenan un brillo de humedad, sin que su corpulencia o las precauciones por su reciente operación de la vista puedan contener la emoción.

 Vuelve a la descripción, como si quisiera que para cuando Fernando llegue, aún no se conoce cuándo, los cubanos sepan más del héroe, pero sobre todo del amigo.

 «Un hombre muy valiente… y los amigos también tienen divergencias y discuten, porque si no, no son amigos…», asegura y comenta un hecho que no sabe si Fernando se acordará, pero para él, aquel encontronazo en Angola fue importante.

 «Él no entendió algo que yo hice y no esperó ni dos minutos y me llamó: “Oye, Homero, tengo que hablar contigo.  Me pasó esto… no entendí por qué”, recuerda y esa actitud valiente, de ir enseguida a conversar, fue imborrable.

 «Yo le expliqué… le di la razón. Un hombre que defiende a los amigos de forma valiente, que no está escondiéndose (…) Yo no pensé que él se fuera a contrariar. ¿Después?: más amigos todavía», sonríe y tal vez piense en que quizá pronto puedan revivir aquel instante.

Fernando está vivo y me dice algo

 Por esos azares de la vida resulta que las madres de ambos hombres también fueron muy amigas sin saber que sus hijos llegarían a serlo de un modo tan profundo. Resulta que Fernando se sintió muy cercano al padre de Homero, alguien con quien se identificó y que los educó a todos.

 En un punto siente la necesidad de comentar que hay un grupo de valores comunes para los Cinco.

 «Si para mí son admirables los valores políticos del Che o Camilo, a quienes yo no conocí, entonces qué te puedo decir de Fernando, que es mi amigo (…) A través de su sacrificio quedan reflejados los valores de mi generación, que tenemos 50 años; son valores que me reconfortan y me hacen pensar, reflexionar sobre cuál debe seguir siendo mi papel… y Fernando es lo que es y está vivo y me está diciendo algo», asegura y se queda sin aliento.

 Su rostro se ensombrece con un cálculo simple, una cuenta que le duele, pero que es tan cierta como que este 27 de febrero Fernando habrá pasado inmerecidamente 15 años, cinco meses y 15 días en  prisiones estadounidenses.

 «En lo que él estaba preso yo cumplí tres misiones diplomáticas, yo tuve a mis dos hijos… Fernando no ha podido».

 Se hace el silencio, que rompe con un «quiero aprovechar para aprender de sus experiencias en los últimos 16 años».

 Y en medio de la emoción suelta una de las frases que más se parece al ser humano dibujado por su voz: «Después que llegas a entenderlo y disfrutar de su amistad y su entrega a la Revolución, Fernando es el hombre que tú siempre quieres tener a tu lado como amigo, como combatiente».

 Homero se queda con su álbum de fotos, con el brillo húmedo en los ojos, con los recuerdos que espera pronto poder revivir juntos. Homero Saker Rivero, se puede adivinar, como la familia, como el resto de sus amigos, como Lauren Gabriela, como el alma de esta tierra, está contando las horas.

 Tomado de Juventud Rebelde


 

publicado por rcbaez a las 21:32 · Sin comentarios  ·  Recomendar
10 de Julio, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

No sé el día exacto en que conocí a Bernie: luego la encontré muchas veces, algunas de ellas junto a queridas hermanas cubanas, en actos de la solidaridad con los Cinco, con Honduras, en los predios del Campamento Mella...

Siempre pensé cómo podía caber tanta fuerza, tanto amor, tanta solidaridad en un ser tan menudo... luego, cuando supe que estaba enferma, sufrí pensando en cuán poco podía hacer por ella, además de informarme de cómo iba su salud...

Hoy ya sé qué puedo hacer por Bernie: no cejar nunca, no dejar caer nunca la bandera que ella, con tanta fuerza, levantó hasta su último instante... y repetir junto a todos los que hoy sentimos su partida:

Bernie Dwyer: ¡¡Siempre PRESENTE!!

Comité Internacional por la Libertad
de los 5 Cubanos
 


 
HASTA LA VICTORIA SIEMPRE, QUERIDA BERNIE DWYER !!


 

Bernie Dwyer recibiendo la distinción Félix Elmuza, 2008.  Foto: Bill Hackwell
A las 7,30 de hoy 10 de julio, falleció nuestra entrañable compañera Bernie Dwyer, periodista irlandesa que radicara en Cuba, trabajando durante años en Radio Habana Cuba.  Fue autora de varios documentales como "Misión contra el Terror", "El día que murió la Diplomacia" y otros. Bernie entrevistó a decenas de personalidades en el mundo entre ellas Noam Chomsky.

Su profundo trabajo de investigación sobre las agresiones y el terrorismo contra Cuba, y la defensa de los Cinco patriotas cubanos presos en EEUU constituyó una de las denuncias más importantes para el trabajo de la solidaridad internacional.

Su sonrisa, sus palabras en inglés y español, sus mensajes, sus artículos profundos, su participación en eventos internacionales, su trabajo fecundo aún estando sumamente enferma, permanecerán en todos los que tuvimos el enorme privilegio de conocerla, quererla y sentirla como lo que era: una gran mujer, una gran compañera, una gran documentalista y una gran revolucionaria.

Llegue a sus hijos, nietos, familiares y  a su amado pueblo de Irlanda, el abrazo sentido y profundo de las familiares de los Cinco, de cada uno de nosotros sus compañeros, de todos los que en Cuba y el mundo tuvimos el honor de conocerla, respetarla y quererla.

Te vamos a extrañar mucho Compañera!!
Hasta Siempre Querida y Entrañable Bernie!!
Hasta la Victoria Siempre!!


Comité Internacional por la Libertad de los Cinco  

 

 

 FOTOS agregadas RCBáez

publicado por rcbaez a las 17:55 · Sin comentarios  ·  Recomendar
img
.Sobre mí
FOTO

Rosa C. Báez

Lectura, coleccionismo, música, política,

» Ver perfil

img
.Calendario
Ver mes anterior Diciembre 2022 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» Cinco Prisioneros en USA (668)
» Los Cinco Volvieron (1)
img
.Nube de tags [?]
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
» Los queremos libres
» El Blog de La Polilla Cubana
» Cuba coraje
img
.Más leídos
» Instan a sumar voluntades en el mundo por antiterroristas cubanos
» Los Cinco lamentan muerte de un hermano
» Otra historia de amor
» Premia Gerardo a pioneros en Festival de la Caricatura
» Presidente de "Abogados sin fronteras" solicita a Obama clemencia en caso de Los Cinco
» Reino Unido niega visa a antiterrorista cubano invitado a comisión investigadora del caso de Los Cinco
» Tony Guerrero: Ata una cinta amarilla
» Guantánamo otorga el máximo símbolo de la ciudad a los cinco héroes antiterroristas cubanos
» Una injustificable injusticia
» Una mirada solidaria desde el arte
img
.Se comenta...
» Departamento de Estado norteamericano demandado por ocultar información en caso de Los Cinco
2 Comentarios: Vallejos, Vallejos
» Caso de los Cinco antiterroristas cubanos: Lo que dijo (y le faltó decir) a The Washington Post
1 Comentario: vallejos
» Instan a sumar voluntades en el mundo por antiterroristas cubanos
1 Comentario: Editor Jóvenes por los 5
» Los Cinco nominados a Premio de Derechos Humanos de Global Exchange
2 Comentarios: Pedro Rodriguez Medina, Pedro Rodriguez Medina
» Para luchar por los Cinco, no importa edad ni sexo
1 Comentario: Guadalupe Hernández Breto
Paperblog
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad