Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
¿Buscas páginas de ee?
img
img

 

 

Cinco Héroes Cubanos
Qué sabes sobre estos valientes hombres?

img
img
« Blog
Entradas por tag: ee
Mostrando 11 a 20, de 78 entrada/s en total:
17 de Diciembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

Por Rosa C. Báez

 

 Tenía apenas 6 años, cuando los gritos estentóreos de mi tía nos despertaron a todos en casa, mientras retumbaban las chapas de zinc al conjuro de sus golpes: ¡Se fue Batista, se fue Batista, libertad, libertad, libertad!!  Y aunque desde mi infancia no lograba entender qué pasaba, sí veía la inmensa alegría de los míos… y supe que ese día permanecería en mi memoria…

  Casi 56 años han pasado, y de nuevo gritos de alegría interrumpen mi sueño: "¡¡levántateeeeeeeee están diciendo en TeleSur que liberaron a Gross!! ¡¡Y eso tiene que ser que soltaron a los muchachos porque Raúl no va a ser bobo!!"

  Corrí a la TV, a encender la computadora, a llorar y a reír ¡todo a la vez!! De inmediato el teléfono repiqueteando, yo llamando a los hermanos que corrieran a ver la TV, los correos llegando con preguntas, con la confirmación desde el Comité Nacional de los Estados Unidos:

THE CUBAN FIVE ARE FREE!!!

Otros nos confirmaban, "los familiares están reunidos", "ya están en Cuba", "recibí mensaje: quiero estar ahí con ustedes y brindar con ron"… mientras nosotros no dejábamos de mirar el reloj, hasta que al fin nuestro Presidente Raúl nos confirmó la noticia: Los tres que restaban están en Cuba…

 No hace falta, hermanos míos que les diga cuan enorme es mi alegría… Ustedes lo saben tanto como yo… sólo espero el momento de poderlos abrazar.

 Gracias a la solidaridad internacional, a los senadores, presidentes, al pueblo de todos los países que bajo lluvia, nieve o sol, no cejaron en el empeño. Gracias al Papa Francisco, gracias a Obama que tuvo en su mano hacerlo y lo hizo… como dijo, hizo que Estados Unidos cambiara la historia, ahora a trabajar todos en un marco de respeto mutuo para dejar atrás años de incomprensiones.

 Gracias a la vida, por permitirme vivir este momento.  

 

publicado por rcbaez a las 15:56 · Sin comentarios  ·  Recomendar
08 de Diciembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA



Queridos amigos de los Cinco Héroes Cubanos:

En Estados Unidos ha visto la luz el libro “Drawings by Gerardo Hernández Nordelo: Humor from my Pen”, que recoge las caricaturas políticas elaboradas por el Héroe Cubano durante 16 años de injusta prisión en cárceles del imperio norteamericano.

El libro está editado en idioma inglés. Posee portadas y 59 páginas a todo color. Con prólogo del destacado actor afroamericano,  Danny Glover, incluye palabras de Gerardo Hernández y de su esposa Adriana Pérez, así como epílogo del Presidente de la Fundación Brownstone para la promoción del arte, Gilbert Browstone.

Promovido por la “Editorial Letra Viva”, el libro ya está a la venta en e-Book, pudiendo usted hacer su solicitud accediendo a Amazon.

Como libro impreso puede adquirirlo en los catálogos de las principales librerías norteamericanas, como Barnes and Noble y  Books and Books.

Los ingresos de la venta del libro serán destinados en su totalidad a la causa por la libertad de Los Cinco.

Gerardo Hernández Nordelo fue condenado injustamente por un tribunal de Miami a dos cadenas perpetuas más 15 años de prisión. Durante todo el período de su prisión, las autoridades norteamericanas le han negado la visa a su esposa para visitarlo. Es Héroe de la República de Cuba.

“Drawings by Gerardo Hernández Nordelo: Humor from my Pen” ha de convertirse en un instrumento eficaz de lucha por la libertad de Gerardo, Ramón y Antonio.

Para infomarse sobre la forma de adquirir el libro, puede escribir a: info@editorialetraviva.com

 

 

Dearest friends of the Cuban Five:

 The book “Drawings by Gerardo Hernández Nordelo: Humor from my Pen” has finally been released in the United States, containing a collection of political cartoons created by this Cuban hero during the 16 years of his unjust imprisonment in various federal prisons within the U.S. empire.

 This edition of the book has been translated into English and printed in full color from cover to cover, and includes a prologue from the well-known African-American actor Danny Glover, remarks from Hernández and his wife, Adriana Pérez, and an epilogue from Gilbert Brownstone, president of the Brownstone Foundation for art promotion.

 Published by “Editorial Letra Viva,” the book is already available for sale as an e-Book, and can be downloaded through Amazon.

 In its printed form, it can be purchased through the catalogues of leading U.S. bookstores, like Barnes & Noble, and Books & Books.

 All of the income from the sales of the book will be dedicated to the effort to free the Cuban Five.

 Gerardo Hernández Nordelo was unfairly sentenced by a court in Miami to two life sentences plus 15 years in prison.  During his entire incarceration, his wife has never been granted a visa to visit him.  He is a “Hero of the Republic of Cuba.”

 “Drawings by Gerardo Hernández Nordelo: Humor from my Pen” has become an effective tool in the struggle for the freedom of Gerardo, Ramón and Antonio.

 For more information about how to acquire the book, please write to:

info@editorialetraviva.com

 

 

publicado por rcbaez a las 22:28 · Sin comentarios  ·  Recomendar
22 de Noviembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA
Kurt L. Schmoke es presidente de la Universidad de Baltimore
Kurt L. Schmoke es presidente de la Universidad de Baltimore


Por Kurt L. Schmoke*

En 1999 acompañé a los Orioles de Baltimore en su histórico viaje a La Habana, Cuba. Este hecho marcó la primera vez, desde 1959, en que un equipo de las Grandes Ligas de Béisbol jugó en Cuba. Muchos de nosotros esperábamos que un partido de béisbol entre los equipos de Estados Unidos y Cuba podrían ser el precursor de unas relaciones diplomáticas normalizadas, de la misma forma en que un partido de ping-pong señaló un cambio en las relaciones de Estados Unidos con China. Por desgracia, no se cumplieron esas esperanzas.

Recientemente, visité Cuba para ver cuánto había cambiado la vida desde la visita de los Orioles. Lo que descubrí fue que, bajo el concepto de pueblo a pueblo, los ciudadanos de Cuba y los Estados Unidos desean estrechos vínculos y relaciones comerciales normales, pero los gobiernos de nuestros dos países permanecen atrapados en batallas políticas de la Guerra Fría. A pesar de que tanto médicos cubanos como estadounidenses están en el África occidental para luchar contra la crisis de Ébola, esa cooperación sigue siendo la excepción y no la regla.

Uno escucha las declaraciones de algunos funcionarios del gobierno acerca de la voluntad de iniciar una nueva era de relaciones diplomáticas, y que el camino a esa nueva era parecía haber comenzado tras el fin de las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética, con la destrucción del muro de Berlín. Sin embargo, parece que siempre apareció una barricada cada vez que las partes se movían hacia adelante. El impedimento actual se levanta sobre el encarcelamiento en Cuba de un residente de Maryland, Alan Gross, y del encarcelamiento en Estados Unidos de un grupo conocido como los Cinco Cubanos. Creo que la Delegación de Maryland al Congreso puede ser la clave para abrir las puertas de la cárcel para todos estos hombres, y propiciar una nueva era de la diplomacia para los dos países.

Alan Gross, de 65 años de edad y vecino del condado de Montgomery, fue detenido en Cuba en 1999, mientras trabajaba bajo contrato patrocinado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional “para aumentar el acceso a Internet en pequeñas comunidades de todo el país”. El gobierno cubano alegó que su trabajo implicaba actos perjudiciales a la República de Cuba (esencialmente lo etiquetan de espía) y lo condenó a una pena de 15 años. Lleva preso cuatro años. Sus amigos y partidarios indican que se encuentra en muy mal estado de salud, después de haber perdido cerca de 100 libras durante su encarcelamiento.

Los Cinco Cubanos eran, de hecho, oficiales de inteligencia enviados a Miami en la década de 1990 para recopilar información sobre los grupos locales anticastristas, que presuntamente participaban en actividades que violaron la ley de los Estados Unidos, incluidos actos de violencia destinados a derrocar al gobierno de Castro. A pesar de que el gobierno de Estados Unidos recibió evidencia que apoyaba esas denuncias, los fiscales estadounidenses no actuaron sobre los grupos violentos, sino contra los cinco agentes de inteligencia cubanos. El gobierno optó por procesar a los Cinco Cubanos -no en cualquier lugar- en Miami.

En 2001, después de cortas deliberaciones del jurado, los Cinco fueron declarados culpables de una variedad de cargos de conspiración y fueron condenados a penas que van desde 30 años a cadena perpetua. Uno de los cinco (a quien conocí recientemente) fue puesto en libertad en 2011 tras cumplir 15 años, y enviado de vuelta a Cuba con la condición de que nunca regresara a los Estados Unidos. Otro fue devuelto en febrero en duros términos de libertad condicional. Tres permanecen en prisión.

Es de destacar que después de cuidadosa y objetiva revisión de los casos de Alan Gross y de los Cinco Cubanos, el Grupo de Trabajo de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias, condenó el encarcelamiento de los seis hombres e instó a los gobiernos de Cuba y Estados Unidos a liberarlos.

Se desprende de las declaraciones hechas por funcionarios del gobierno cubano que el destino de Alan Gross está ligado a la suerte de los Cinco Cubanos. Algunos defensores del status quo de la Guerra Fría pueden querer que el Sr. Gross languidezca en la cárcel como una demostración de la crueldad del régimen de Castro. Pero eso no sería ni lo más prudente ni lo más humano. La Delegación del Congreso de Maryland debería presentar una petición al presidente Barack Obama para que conmute las sentencias de los Cinco Cubanos y los devuelva a Cuba. Si conmuta las penas, el presidente no tendría que comentar sobre la culpabilidad o inocencia de los Cinco Cubanos. Más bien, él sólo estaría indicando que estos hombres han cumplido un castigo por un tiempo suficiente.

Este acto conduciría inevitablemente a la liberación de Alan Gross. Ese resultado permitiría a nuestros países iniciar la cuenta regresiva en el camino que conduce a la normalización de las relaciones, aquella que muchos esperábamos cuando la histórica visita de los Orioles.

Kurt L. Schmoke es presidente de la Universidad de Baltimore. Su correo electrónico es President@ubalt.edu.

(Publicado en The Baltimore Sun. Versión del inglés: Cubadebate)

publicado por rcbaez a las 18:08 · Sin comentarios  ·  Recomendar
04 de Noviembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

Washington, 3 nov (PL) El reverendo John McCullough, presidente y director Ejecutivo del Servicio Mundial de Iglesias de Estados Unidos realizó una visita pastoral en Marianna, Florida, a Antonio Guerrero, uno de los tres antiterroristas cubanos que todavía permanece en cárceles federales. (RadioPL)

McCullough, quien tiene previsto viajar próximamente a Cuba para intercambiar con líderes de la Iglesia, representantes gubernamentales y familiares de estos hombres, fue junto al doctor Carroll A. Baltimore, presidente de la Convención Progresiva Nacional Bautista, según confirmó hoy en su página oficial un comunicado del CWS (por sus siglas en inglés).

Además, le acompañó el doctor reverendo Russell L. Meyer, director ejecutivo del Consejo de Iglesias de Florida.

El reverendo -subrayó la nota- describió de "positiva" esta visita, en la cual vio a Guerrero "con mucha energía y muy fuerte en el aspecto psicológico, emocional y espiritual".

Antonio Guerrero es uno de los cinco cubanos detenidos en 1998 en Florida y luego condenado en un proceso, cuyos procedimientos "han sido ampliamente criticados como injustos", recordó el comunicado al resaltar que se programan visitas a los otros dos compañeros de causa, Ramón Labañino y Gerardo Hernández.

También destacó que el encuentro fue estimulante para el luchador antillano, el cual extinguirá su sentencia en prisión en 2017 (a lo que se agregan como sanción adicional cinco años de libertad supervisada dentro del territorio norteamericano).

El Servicio Mundial de Iglesias incentivó a los gobiernos estadounidenses en múltiples ocasiones a que eliminen el obsoleto bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba.

Somos una organización humanitaria y la política que relega a las personas a condiciones de hambre y pobreza está equivocada, puntualizó McCullough.

Para el CWS en el actual escenario hay una "ventana de oportunidad" que permita impulsar los esfuerzos hacia la normalización de los nexos entre Estados Unidos y Cuba. Y ese movimiento continuará en todos los frentes, subrayó el máximo representante del CWS.

En 2013, el reverendo, en unión de otros líderes religiosos pidió al presidente Barack Obama que levantara las restricciones de viajes a Cuba a ese sector y al de los académicos, así como para los cubanosamericanos.

McCullough fue una de las personalidades que participó en la III Jornada Cinco días por los Cinco, celebrada el pasado mes de junio en Washington DC, donde se exigió una solución al caso de los antiterroristas como un punto en la agenda para recomponer los nexos entre ambos países.

Pese a la creciente presión internacional y dentro de Estados Unidos, solo dos de los Cinco: Fernando González y René González abandonaron la prisión solo después de cumplir la totalidad de sus sentencias.


Publicado en Prensa Latina

publicado por rcbaez a las 01:11 · Sin comentarios  ·  Recomendar
04 de Noviembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA
Por Nyliam Vázquez García

Alicia y Bill coordinan en Estados Unidos las acciones del
Comité Internacional por los Cinco. Llevan una vida dedicada
al regreso de estos hombres


La tarde antes del regreso a casa, Alicia Jrapko y Bill Hackwell volvieron al apartamento de Josefina en la calle Universidad. Decidieron que se tomarían ese tiempo para ordenar maletas, hacer unas llamadas pendientes. Sobre las 6:00 p.m. tenían previsto reunirse con unos amigos, repartir abrazos y a la mañana siguiente ya estarían tomando un vuelo hacia los Estados Unidos.

Fueron días muy intensos en La Habana, no solo por recibir la Medalla de la Amistad de manos de René y Fernando, sino porque para este matrimonio dedicado a la lucha por la libertad de los Cinco, estar en Cuba significa retroalimentarse, participar en actividades, relacionarse con la gente.

Nunca el tiempo alcanza, así que cuando Alicia confirmó por teléfono que en esas horas de tranquilidad conversaría con los lectores de JR, las dos quedamos satisfechas al saber que por fin lo habíamos conseguido.

Alicia abre la reja. El apartamento de Josefina, esta cubana del mundo, como prefiere identificarse, porque no vive todo el tiempo en La Habana, está rodeado de afiches de los Cinco, de fotos por doquier. Alicia y Josefina se conocieron gracias a Gerardo y en el apartamento se respira solidaridad. Seguimos hasta la cocina y allí nos acomodamos.

Mientras ella nos cuenta de Gerardo, de los avances del movimiento de solidaridad, de las nuevas acciones, Bill pasa de una habitación a otra ordenando las maletas. A veces ella le consulta algo, él se asoma y responde, hasta que, avanzado el diálogo, se incorpora y complementa en una mezcla de inglés con un poquito de español las reflexiones de su esposa.

Un día normal de Alicia y Bill

«Muy temprano… la primera cosa que Alicia hace es mate», asegura Bill y ella se ríe reconociéndose en su voz.

Se conocieron en 1995 en una Caravana de Pastores por la Paz, cuando esta había cruzado la frontera Búfalo-Nueva York.

«No nos habíamos visto nunca a pesar de que vivíamos en la misma zona. Al regresar nos pusimos en contacto, Bill tomó muchas fotos en ese viaje, me invitó a su casa, empezamos a salir, a conocernos más».

Después, situaciones de trabajo hicieron que ambos comenzaran a laborar en el mismo sitio y en el 2001 empezaron a vivir juntos.

«Recuerdo que estábamos desempacando cuando ocurrió lo de las Torres Gemelas. Nos mudamos juntos entonces. No lo voy a olvidar nunca», rememora ella.

«Nosotros trabajamos haciendo evaluaciones de programas de servicios sociales que reciben fondos del Gobierno federal y a medida que estos programas se van cortando por falta de fondos, nuestro trabajo también disminuye. La oficina, que era grande, con personal y administrativos, cerró, así que comenzamos a trabajar desde la casa y todavía lo hacemos así.

«Como estamos en la casa, entonces organizamos el día para trabajar por los Cinco y en nuestras labores. Desde que nos levantamos nos conectamos con el mundo y vamos haciendo las cosas que tenemos que hacer», apunta ella.

Se reparten las tareas cotidianas, alternan las responsabilidades de preparar la comida, hacer las compras, limpiar la casa… Ambos pasan muchas horas frente a la computadora.

A Alicia le brillan esos ojos azules tan expresivos, pareciera que por unos instantes deja de estar en la cocina del apartamento y se transporta al sitio que más la complace junto a Bill.

«Nosotros disfrutamos todos los días de una caminata alrededor de un lago cerca de la casa, son tres millas, un paisaje hermoso, con aves… esas tres millas de caminata son para relajarnos y conversar tranquilos», dice.

Bill casi no habla español, pero lo entiende y cuando escucha siente un aguijonazo. Salta enseguida y apostilla con un castellano de lujo:

«No, no, conversar... es reunión».

Ella suelta una carcajada y él sigue: «Alicia dice: “Hoy... este, este, este...» y apunta con el dedo para dejar claro que Alicia también trabaja durante el paseo.

Ella se defiende:

«Sí, porque cuando estamos en la casa, uno está en medio de algo y el otro en otra cosa y no nos prestamos atención. Bill por ahí me dice algo, le digo: “Sí, sí, sí”, pero no me enteré de lo que me dijo. En el lago, sin teléfonos ni computadora conversamos: hoy vamos a hacer esto, tenemos pendiente lo otro, qué vamos a cocinar esta noche», y vuelven a reír los dos.

Una vida por los cinco

Bill, por ejemplo, cada día temprano recopila la información que puede ser de interés de Gerardo. Antes también lo hacía para Fernando. Rastrea los grandes medios, los blogs, agencias. Usa las alertas de Google para todo lo relacionado con los Cinco y lo que encuentra lo coloca en una carpeta para enviarlo. Una vez a la semana se llega al correo postal y le envía un amplio volumen de información a Gerardo. Los empleados del correo ya lo conocen, dice Bill.

Alicia, escribe, hace contactos, coordina las acciones del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco en Estados Unidos. Cuenta que en los últimos años se han incorporado compañeros muy buenos y muy comprometidos.

«Nosotros somos la cara del Comité, pero hay un grupo muy fuerte y comprometido trabajando. Nos reunimos una vez a la semana a través de conferencias telefónicas, porque vivimos en ciudades diferentes, y planeamos lo que vamos a hacer. Tenemos un número de teléfono en común al que todos llamamos a la misma hora», cuenta Alicia.

Cuando planeamos la jornada cada compañero asume diferentes responsabilidades, por ejemplo logística, hospedaje, publicidad, diseño de carteles y pancartas, programa en general, trabajo de cabildeo, transporte, etc. Son muchas cosas».

Uno puede pensar que son muchísimas personas los que organizan las Jornadas solidarias en Washington, incluidas las protestas frente a la Casa Blanca, los talleres y todo cuanto ocurre, pero Alicia nos aclara:

«Dedicadas igual que Bill y yo somos ocho personas».

Primer acercamiento

Alicia les escribió a los Cinco desde 2001, cuando se hizo público el caso.

«En 2001, cuando nosotros supimos del caso, comenzamos a escribirles a todos. Ellos todavía estaban en Miami. Nos llamó la atención que nos contestaran. Yo pensaba “con toda la gente que les debe estar escribiendo, no me van a contestar”. Pero sus respuestas llegaban, recuerda Alicia.

«Cuando termina el juicio, los sentencian y los mandan a diferentes estados, Gerardo va a California, que no hizo ninguna diferencia, porque la correspondencia es rápida, no importa dónde estés».

«Cuando lo mandan a California, le seguí escribiendo. No lo conocía, yo recuerdo que era en un Mundial de fútbol y él me hizo dos bromas: una con la birome —la bolita esa que tienen las lapiceras, que es un invento argentino, la primera marca de lapicera que hubo—. Él me hizo una historia con la birome, ¡tan graciosa! Recuerdo que me reí mucho. Tenemos miles de cartas archivadas de todos ellos», apunta Alicia.

«La otra con el Mundial de fútbol, recuerdo que perdimos y él me dibujó una pelota con otra historia graciosa y ahí empezamos a comunicarnos más seguido. Él me hablaba del mate, que él tomaba porque conoció a unos argentinos cuando estaba en Miami. Nos escribíamos mucho, hubo un acercamiento».

Alicia recuerda que en medio del intercambio epistolar algunos de los Cinco les envían los formularios para las visitas a prisión: «Nosotros los presentamos, pero solo nos aprobaron la visita con Gerardo».

La primera visita a Gerardo

En 12 años, este matrimonio lo ha visitado más de 60 veces. Tratan de hacerlo cada dos o tres meses, porque la dinámica para llegar a la prisión de máxima seguridad de Victorville, como antes a Lompoc, es compleja.

«Para nosotros fue muy emocionante. Fue en octubre de 2002.

«Una de las bromas de Gerardo fue lo de la edad. Imagínate cuando estás en prisión y te comienzas a escribir con un matrimonio, no sabes si son jóvenes o no. Por mi letra pensó que yo era una persona mayor, así que lo primero que me dijo fue: “Me mandaron a la hija”». Alicia brilla al regresar a esos momentos, a esa primera vez junto a quien hoy considera, como a cada uno de los Cinco, un gigante.

«Nosotros no conocíamos a las familias, no conocíamos a Adriana, conocíamos muy poco de todo esto, porque era muy nuevo. Ellos se enteraban de las acciones que hacíamos y comenzaron a llamar por teléfono, porque los teléfonos también tienen que ser aprobados en una lista. Recuerdo que René llamaba al Comité —en ese momento Alicia formaba parte del Comité Nacional en Estados Unidos— y lo escuchábamos.

«Gerardo me llamó una vez y yo estaba en una reunión y puse el teléfono en altavoz y la gente le cantó Cuba qué linda es Cuba, cosas del inicio que para ellos tienen que haber sido muy importantes, porque estábamos en Estados Unidos, ellos sabían que habíamos empezado a luchar para que se conociera el caso. Éramos un grupo pequeño, pero éramos muy ruidosos», apunta.

Un momento muy especial para Alicia y Bill fue cuando conocieron a los familiares.

«En 2002, Bill hizo una exposición de fotografía en el teatro Mella y esa fue la primera vez que todos los familiares vinieron a conocernos. Me quedé muy extrañada. Gerardo sabía de la expo, de que veníamos y recuerdo que a una cierta hora vino una persona que nos dijo que los familiares de los Cinco vendrían a la exposición. Las madres, las esposas… resultó muy emocionante porque realmente no nos imaginábamos que iban a estar allí», asegura esta argentina que se deja la piel por los cubanos.

Una prisión de máxima seguridad

Gerardo lleva 16 años tras las rejas. En Lompoc, adonde lo enviaron una vez terminado el juicio y tras tres años del arresto en 1998, estuvo dos años. En Victorville, como nos recuerda Alicia, Gerardo lleva una década.

«Las visitas duran de 8:00 a.m. a 3:00 p.m., pero en realidad cuando llegas tienes que llenar un formulario, tienes que esperar, luego te llaman, te hacen pasar por una máquina, te lo tienes que quitar todo, zapatos, cinto, todo lo que suene. No puedes llevar absolutamente nada, solo monedas para comprar refrescos o papitas, cosas envueltas. Hay microwave, por si compras una hamburguesa, pero son cosas que no son ni naturales ni sanas. No permiten llevarles comida a los presos. Solo una bolsa transparente con monedas para que se vea, es lo único que se puede entrar», rememora Alicia.

Para cuando termina ese proceso, según Alicia y Bill, ya perdieron como una hora.

«Luego los van llamando. De repente, por una puerta aparece Gerardo. Nos da un abrazo y nos sentamos a conversar, por cuatro o cinco horas, en unos asientos muy incómodos. En Victorville te ponen una mesita entre el preso y los visitantes y sillas de plástico. Siempre estamos uno al lado del otro y Gerardo de frente. Todos los presos se colocan a un mismo lado de las mesas. Así pasamos el tiempo conversando, compramos algunas papitas, algunas cositas para entretener. A las tres en punto se van, nos despedimos, los presos hacen fila para volver a entrar, y las visitas van saliendo poco a poco. Gerardo siempre levanta su puño en alto en señal de despedida, es una imagen que no podemos borrar de nuestra mente por muchos días.

Para llegar a esas horas de comunicación personal, Alicia y Bill viajan seis horas en auto.

«Si quisiéramos y pudiéramos, podríamos ir todos los fines de semana. Las visitas son sábado, domingo y lunes. Hay prisiones que establecen menos o más días para las visitas, pero no podemos. Quedarnos en hotel, comer fuera, una serie de gastos que no podemos hacer todos los fines de semana», apunta Alicia. Gerardo también recibe visitas de los cónsules, los abogados, algunos de sus familiares que reciben visa, algunos amigos de otros países; es importante respetar sus tiempos también.

«Lo que hacemos generalmente: vamos un día antes, nos quedamos en un hotel, vamos a la visita y cuando termina nos montamos en el auto y regresamos. Es muy cansador, pero cada visita vale la pena y nos reconforta. A veces salimos bien tempranito de la casa y tratamos de entrar al menos par de horas ese día y al otro estamos las seis horas». Cuando comenta este detalle, recuerda que se hacen las visitas pensando lo mejor, pero en alguna que otra ocasión a través de los años, después de hacer todo el trayecto, ha resultado que la prisión está en Lockdown. Es una situación que han vivido los familiares de los Cinco, lo cual es aun más difícil porque además de ser sus familiares viajan desde La Habana y por un tiempo limitado, es algo cruel por lo cual han tenido que pasar.

Gerardo

«A través de todas las visitas nos acercamos cada vez más a él y a sus familiares. En un par de ocasiones tuve el privilegio de acompañar a Carmen, su mamá. Hemos ido en varias ocasiones para pasar su cumpleaños».

Alicia y Bill son quizá quienes han estado más cerca de Gerardo en los últimos 12 años. Su dibujo particular de Gerardo resulta especial.

«Gerardo tiene un sentido del humor increíble, es muy cierto. Él tiene el sentido del humor de la persona que es seria y, cuando te hace una broma, no te das cuenta y caes. Nosotros hemos caído muchas veces en la trampa de los chistes de Gerardo, yo sobre todo. Él me dice cualquier cosa y yo: «¿Verdad? Me lo creo, ¿viste?», cuenta Alicia con ese acento argentino inconfundible.

«Me he puesto en contacto con muchos cubanos a través de Gerardo. Muchos solidarios a través de Gerardo. Él le dijo a Josefina, “tienes que escribirle a Alicia”. A Katrien —Katrien Demuynck, del Comité por la Libertad de los Cinco en Bélgica— le aceptaron las visitas; nosotros los acompañamos, luego ellos vinieron a nuestra casa, y nos hicimos amigos de ellos a través de Gerardo y de muchos compañeros de la solidaridad, en EE.UU., que se escriben con él y le piden información sobre el caso y él les pide: “Comuníquense con Alicia”.

«Él me llama: “Mi herma, mi hermana”, yo lo llamo mi hermanazo. Tenemos una relación muy familiar, él conoce la historia de mis hijos, cuál de ellos se casó, cuándo cumplen años… siempre pregunta por la familia, se acuerda de los cumples de mis hijos, realmente él está al tanto de nuestras vidas, o sea, no solo nosotros de la suya».

La III Jornada de Solidaridad cinco días por los Cinco, en Washington fue superior a las anteriores y mostró la madurez del movimiento.

En el mensaje enviado por el Héroe con motivo de la Medalla de la Amistad a Alicia y a Bill había una nota especial para su «secretaria».

«Lo de la secretaria es una broma. Se lo dice a todo el mundo, hasta a personas que no conoce. A mí me dice así y a Bill le dice el segundo secretario. Under quiere decir debajo, así le dice y quiere decir el que está debajo del cargo de secretaria, o sea el segundo del comando. Nos dice que nosotros somos el personal de la oficina, yo soy la secre y Bill es el under.

Bill vuelve a la carga, comenta de Tony, de los proyectos que han hecho juntos y del diálogo más reciente con el artista.

Revive la conversación. Hacía tiempo que no hablaba con Tony: «Bill, ¿cómo estás? Solo tengo un minuto, porque cierran la prisión. Pero tengo trabajo, otro proyecto para ti, te lo envío. Ok, bye».

Tony, en la voz del esposo de Alicia, tiene un objetivo y él lo aclara:

«El punto es que Alicia y yo estamos más cerca de Gerardo porque lo hemos visitado durante 12 años, pero también estamos cerca de los otros compañeros, porque ellos saben que cualquier cosa que necesiten pueden contar con nosotros».

¿Qué otra cosa podemos hacer?

Alicia y su equipo siempre se hacen la pregunta que nos enseñaron los niños de La Colmenita en Abracadabra, que es de algún modo la pregunta que impulsa la solidaridad mundial.

«Creo que la gran mayoría de las personas se ha dado cuenta de que dondequiera que hagas las acciones tienen que repercutir en EE.UU. y hay que apoyar el trabajo en EE.UU.

«Lo hemos comprobado en los últimos tres años, sobre todo este último. O sea, más participación, más aportes a la organización de estos eventos, la participación de parlamentarios, intelectuales, personalidades como Ramonet, Moráis, jamás nos imaginamos que estarían con nosotros, y en ese sentido lo vemos como que hemos madurado», subraya Alicia en referencia a las Jornadas de solidaridad internacional organizadas en Washington.

«Ya empezamos a trabajar para la cuarta y tenemos que pensar bien lo que vamos a hacer. Hay cosas que las vamos a hacer: rally frente a la Casa Blanca, las visitas al Congreso, un concierto con algún grupo conocido, pero las otras acciones las estamos pensando. Dentro de todo, considerando el medio hostil en el que trabajamos, estamos contentos», y otra vez la sonrisa, los ojos azules iluminados.

Se nos ha hecho tarde. Alicia y Bill ya deberían estar en la cita de despedida y aún se concentran  en el apartamento de la calle Universidad. Regresan a casa con muy buena energía. Ellos no son los únicos.

publicado por rcbaez a las 00:52 · Sin comentarios  ·  Recomendar
03 de Noviembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

Por cuarta vez en un mes The New York Times publicó un editorial pidiendo cambiar la política de Washington hacia Cuba. El de este domingo solicita al presidente Barack Obama un canje entre el “contratista” Alan Gross preso en Cuba y los tres antiterroristas cubanos del grupo de Los Cinco condenados injustamente en EE.UU.

Paralelamente, el Coronel Lawrence B. Wilkerson, ex Jefe de gabinete de Colin Powell en el Departamento de Estado [en la foto], ha enviado una carta en que dice a Obama: “Pida disculpas al pueblo cubano y a nuestros ciudadanos y, sobre todo, a los Cinco cubanos y sus familias. Escuche a “los mejores ángeles de nuestra naturaleza” y ponga a los Estados Unidos de vuelta del lado de la justicia.”

 

5 de Noviembre, 2014

 

Presidente Barack Obama

The White House

1600 Pennsylvania Avenue NW

Washington, DC 20500

 

Estimado Sr. Presidente,

 Es tiempo de corregir una injusticia que está en su poder enmendar. Esta injusticia habla mayormente sobre el sistema de justicia estadounidense, el record de Estados Unidos sobre Derechos Humanos y más importante, la vida de cinco hombres cuya dedicación a la seguridad de su propio país frente a ataques terroristas debe ser admirado y respetado, no castigado. Sin duda Ud. ha escuchado sobre estos hombres: Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar, Antonio Guerrero Rodríguez, Fernando González Llort y René González Sehwerert. El mundo los conoce como “Los Cinco Cubanos”.

 Dos de estos hombres están hoy fuera de la cárcel, dos más podrían salir en libertad en un futuro lejano y uno de ellos nunca podrá ver el amanecer de un día en libertad. He intentado visitarlo – sin éxito – en la prisión de máxima seguridad de Victorville, California: se trata de Gerardo Hernández.

 Aunque no pude visitarlo, un colega confiable que me acompañó, el fallecido Saúl Landau, pudo hacerlo y me informó que Gerardo permanece más firme y determinado que nunca pero aún sorprendido ante la falta de acción por parte de la supuesta democracia más grande del mundo.

 Los Cinco cubanos sufrieron una terrible injusticia cuando fueron arrestados en 1998. Después de sus arrestos permanecieron 17 meses en confinamiento solitario. El juicio se llevó a cabo en Maimi, Florida y en el 2001 fueron sentenciados a largos años de prisión. Mínimamente a nivel legal, el juicio en Miami debió haber sido cambiado a otra sede.

 Los argumentos de cambio de sede no solo eran persuasivos sino que fueron confirmados ampliamente cuando tres jueces de la Corte de Apelaciones de Atlanta, votaron a favor de un cambio de sede. Más tarde, sin embargo, esta decisión fue revertida cuando el poder político de la administración de Bush – una administración en la que he servido – obligó al pleno de la corte a reconsiderar la decisión del panel de tres jueces y votar diferente, ratificando la sentencia de dos de ellos y enviando el caso de los otros tres a la corte para ser re-sentenciados. La corte reconoció que estaban mal aplicadas las guías de sentencia y redujo brevemente sus condenas.

 Pero hay más, mucho más. De hecho, en la actualidad existen indiscutibles pruebas de que los Cinco no eran culpables de los cargos presentados contra ellos en primer lugar. La política que rodeó al juicio estaba en manos de la línea dura de sectores cubano-americanos en la Florida así como en el Congreso de Estados Unidos. Sin sus flagrantes interferencias en el curso de la justicia, el juicio nunca hubiera tenido lugar.

 Por otra parte, el gobierno invirtió miles de dólares de los contribuyentes para pagarle a periodistas en Miami para que escribieran artículos condenatorios, para influenciar al jurado y predisponer a la opinión pública a un veredicto de culpabilidad.

 Este juicio fue un pago político a los cubanos-americanos intransigentes, y cada persona en los Estados Unidos y en todo el mundo que presta atención a este caso lo sabe. De hecho, usted también lo sabe, señor Presidente.

 Este juicio es una mancha en la estructura misma de la democracia de los Estados Unidos. Este juicio envía una señal clara a todo el mundo – que nos juzga no como nosotros nos juzgamos, sino por nuestros actos.

 Usted, señor Presidente, no puede borrar esta mancha; ha pasado mucho tiempo y muchos años han sido robados de las vidas de estos hombres. Pero usted puede mitigarla, puede hacerla menos dolorosa. Y en última instancia, usted puede limpiar la reputación de nuestro sistema de justicia, y en el caso de Gerardo y los otros dos hombres todavía en prisión, puede concederles su libertad.

 El Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas, en mayo de 2005, declaró que el encarcelamiento de los Cinco cubanos es una violación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, poniendo a Estados Unidos junto a algunos de los países más atroces en la tierra. El grupo de trabajo pidió que Estados Unidos tome medidas para remediar la situación. Usted, señor Presidente, puede hacerlo.

 Señor Presidente, usted dijo que “tenemos que mirar hacia adelante en vez de mirar hacia atrás”. Pero en ciertos casos, eso es incorrecto y usted lo sabe. ¿Quiere que no miremos a nuestra guerra Civil? ¿A los estragos de la esclavitud que la condujo? ¿A la esclavitud económica de un siglo que siguió a la guerra? ¿Al racismo de nuestro pasado – un racismo que aún nos azota hoy? No lo creo. Y usted no debe negar la necesidad de mirar hacia atrás, revisar y revertir la burla de este juicio.

 Tome acción, señor Presidente. Deje en libertad inmediatamente a los tres restantes miembros encarcelados de los Cinco cubanos. Admita públicamente la flagrante injusticia hecha a todos ellos y elabore las razones. Pida disculpas al pueblo cubano y a nuestros ciudadanos y, sobre todo, a los Cinco cubanos y sus familias. Escuche a “los mejores ángeles de nuestra naturaleza” y ponga a los Estados Unidos de vuelta del lado de la justicia.

 Respetuosamente,

 Lawrence B. Wilkerson

 Ejército de los EE.UU

 

*Lawrence Wilkerson, Distinguido Profesor Visitante de Política Pública y de Gobierno en la Universidad de William y Mary en Williamsburg, Virginia. Del 2002 al 2005 ocupó el cargo de Jefe de gabinete de Colin Powell en el Departamento de Estado. El coronel (r) Wilkerson sirvió durante 31 años, desde 1966 a 1998, al ejército de los EE.UU.

 

Fuente La Pupila Insomne

 

publicado por rcbaez a las 15:12 · Sin comentarios  ·  Recomendar
17 de Octubre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

Una mirada inédita a la historia de los Cinco Héroes Cubanos encarcelados injustamente en Estados Unidos...

Susana Gómez Bugallo; Fotos Ismael Francisco / Cubadebate
páginas de Retrato de una ausencia
Página interior del libro

Podía haber sido un libro más. Pero augura sorpresas el hecho de que se haya trabajado en él por dos años. También dicen algo las historias que sobre él hemos escuchado: que si lo escriben dos jóvenes, que si los testimonios de las entrevistas son únicos, que si es la primera vez que se vincularán todas las aristas del tema, que si lleva implícita una sensibilidad enorme y un análisis detallado…varias tesis deambulan en el ambiente de Retrato de una ausencia.

La nueva publicación sobre el caso de los Cinco, sacada a la luz por la Editorial Capitán San Luis y presentada por Abel Prieto en el Museo Nacional de Bellas Artes, llega en un momento en el que su trascendencia dependerá de todo cuanto podamos hacer por difundirla y acercarla a ese público que aún no conoce nada sobre esta historia, fundamentalmente en Estados Unidos, donde el silencio mediático se ha encargado de apagar durante 16 años una trama que delata las flaquezas que la justicia y el Derecho norteamericano han visto pasar incólumes.

Según describieron Nyliam Vázquez y Oliver Zamora, jóvenes periodistas y autores del volumen, Retrato de una ausencia está estructurado en cuatro capítulos, de acuerdo a un análisis que seleccionó los ejes temáticos que moverían esta historia de amor, sacrificio, dolor y dedicación.

En un primer apartado ("Herederos de una historia"), se vinculan los hechos terroristas que ocurrieron en los primeros años de la Revolución con las historias iniciales de aquellos hombres a los que les fue propuesto defender una misión con elevados costos. Esta relación de contenidos une los hilos históricos que evidencian el estado de necesidad que existía en Cuba cuando en la década de los 90 las amenazas de bombas se convertían en agenda diaria del país. Relata en su testimonio al libro Adriana Pérez, esposa de Gerardo, que si a ella le hubiesen pedido cumplir la misma misión que le solicitaron a su marido, habría tenido la misma disposición en responder como él. Tal era la identificación que los jóvenes de esa época sentían con los horrores cometidos contra el archipiélago. Historias de los niños fallecidos como consecuencia del dengue dan a esta parte una descripción exacta de la violencia de los ataques  por parte de Estados Unidos hasta contra los más inocentes, con el propósito de forzar a la Isla a olvidar su propia esencia revolucionaria.

Para la segunda división que se le impone a esta saga ("La única misión: salvar vidas"), familiares y amistades de los Cinco gigantes describen emocionadamente aquellas virtudes que explican que luego de 16 años los sentimientos continúen exactos, pues la condición extraordinaria de estos seres amorosos no exige menos. La incertidumbre de no saber, el dolor de la distancia constante (aunque salvada por el cariño), y las constantes invenciones para burlar el tiempo se adueñan de este capítulo, tampoco a salvo de la emoción incontenible de los testimonios de las heroínas que quedaron del lado de acá del mar.

"Papeles invertidos" es el tercer apartado. En este los autores se encargan de contar el juicio más largo de la historia estadounidense, y combinarlo a su vez con los testimonios de los Cinco y algunos de los documentos que contribuyen a narrarlo.  Complejo en todo su entramado legal, junto a este momento enrevesado, se levanta el enorme ejemplo de los héroes para no flaquear en medio de estas circunstancias. Pequeños detalles que les hicieron sobrevivir con fortaleza emocional se resaltan en estas líneas, dedicadas también a mostrar de cuánto pueden ser capaces el valor y la entereza moral, aun cuando estén sometidos a irracionales vejaciones, como los 17 meses destinados al «hueco», sin que nadie tuviera noticias suyas y sin derecho a conversar con los abogados que preparaban la defensa.

Y porque este también es el libro de todos los que han dedicado años de su vida a entregar cada desvelo por la causa de los buenos, "Hacerlos volver" es el capítulo dedicado a la solidaridad mundial, ese enorme apoyo sobre el que se han levantado las cinco familias y la lucha del pueblo cubano al saberse respaldado por muchos de los que en el mundo hacen «locuras» tan simbólicas como recorrer un continente en motocicleta (tras el ejemplo del Che) para honrar a Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René; o poner sobre el techo de América la bandera con el logo de los Cinco, y conquistar también otras cimas, no solo en América, sino hasta en el Líbano. Respaldados también han ido estos jóvenes de Cuba por la renuncia total a la vida propia de personas como Graciela Ramírez y tantos otros que han hecho de esta batalla una causa de existencia. A ellos va una parte imprescindible de la novela de los Cinco.

"Documentando la historia" (ya fuera del relato) muestra emocionantes fotografías de los patrimonios personales, muchas de las cuales permanecían inéditas hasta la llegada de este texto. Todo ello acompañado de las ilustraciones impactantes y magistrales a cargo de Ernesto Rancaño quien las devolvió luego de leer el volumen. Otras imágenes forman parte de las obras de Ismael Francisco, fotógrafo de Cubadebate. El valor de estas páginas también se debe a este fragmento que puede contar más que muchas palabras.

Pero, como confiesan sus autores, lo fundamental de Retrato de una ausencia, es que los lectores sepan hallar a esos grandes hombres (enormes desde su sencillez que están detrás de los carteles y títulos de homenajes que se les han hecho en el mundo. Y parte de nuestra misión será también que cada letra llegue a quienes en el mundo puedan conformar ese jurado de millones que solo hará posible que Gerardo, Ramón y Tony se conviertan en presencias.

publicado por rcbaez a las 01:49 · Sin comentarios  ·  Recomendar
09 de Octubre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA
miércoles, 8 de oct, 2014

Viernes, 10 oct: Presidente Obama en San Francisco
Únase al mitin para decirle al Pres. Obama:
¡Ud. sí puede liberar a los Cinco!
4-7 pm, Hotel "W", Calles 3 y Howard, SF
 
El Presidente Obama viene a San Francisco para recaudar millones de dólares para el Partido Demócrata y las venideras elecciones, en un hotel céntrico de San Francisco, con la "élite" de la ciudad. Habrá una protesta afuera del hotel, donde participarán muchas organizaciones exigiendo el fin del bombardeo a Siria e Iraq, no a la ayuda militar a Israel, y el fin a las deportaciones. Muchos grupos de paz y la justicia social se unirán para esta protesta importante. 
 
El Comité Nacional por la Libertad de los Cinco está movilizando gente para la protesta a decirle a Obama: Libere a los Cinco ya! Llevaremos mantas, pancartas y tendremos orador para asegurar que la causa de Gerardo, Ramón y Antonio esté visible y presente.
 

John Jay event
Sábado, 25 oct:
Nueva York
Las relaciones EEUU-Cuba y los Cinco Cubanos
524 W. 59 St. L63 Hall

En el Colegio John Jay, en este importante foro sobre las relaciones EEUU-Cuba y los Cinco Cubanos, el panel incluye Martin Garbus, abogado principal de los Cinco; Rodolfo Reyes, Embajador de Cuba a las Naciones Unidas; Yusef Salaam y Raymond Santana, quienes fueron injustamente condenados en el caso conocido como "los 5 del Parque Central"; Estela Vazquez, vice-presidenta ejecutiva, de la unión 1199 SEIU Trabajadores Unidos de Salud, este; y otros oradores. La recepción será 6 a 7 pm, y el programa de 7 a 9 pm. Auspiciado por el Comité Organizador Oct. 25 Free the Five. Para más detalles, visite nuestro calendario haciendo clic aquí: Calendario de eventos

Comité Nacional por la Libertad de los Cinco   
Email: info@freethefive.org * web: www.freethefive.org * Tel: 415-821-6545
publicado por rcbaez a las 01:38 · Sin comentarios  ·  Recomendar
04 de Octubre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA
Padre sudafricano Michael Lapsley, Isabel Hernández, hermana de Gerardo, Gerardo Hernández, Alicia Jrapko y el fotógrafo y activista norteamericano Bill ...

De izquierda a derecha, el pastor sudafricano Michael Lapsley, Isabel Hernández  -hermana de Gerardo-, el Héroe Gerardo Hernández, Alicia Jrapko y Bill Hackwell, en una visita a la prisión donde el cubano cumple una brutal sanción de dos cadenas perpetuas más 15 años.

 Como amigos excepcionales fueron calificados la activista Alicia Jrapko y el fotógrafo estadounidense Bill Hackwell al recibir hoy la Medalla de la Amistad que ortorga el Consejo de Estado de la República de Cuba.

 Ali y Bill, como cariñosamente se les conoce, fueron acreedores de la distinción “por su ardua, incansable y tenaz contribución en la lucha por la libertad de Los Cinco“, expresó Kenia Serrano, presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), al leer los argumentos del acuerdo 5224 del Consejo de Estado durante una ceremonia al efecto.

 Militante consagrada de origen argentino, Jrapko es desde 2006 la coordinadora en Estados Unidos del Comité Internacional por la Libertad de Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, quienes junto a
Fernando González y René González, excarcelados después de cumplir sus sentencias, integran el grupo de Los Cinco.

Mientras que Hackwell, compañero de Jrapko en la lucha y en la vida, nació en New Hampshire. Miembro del Comité Internacional y veterano de la guerra de Viet Nam, durante su carrera ha realizado proyectos de documentación social no solo en Estados Unidos sino también a Venezuela, Cuba, Argentina, México (Chiapas), Iraq e Italia.

 Quiso la causalidad que esta medalla fuera colgada en sus pechos cuando se están cumpliendo 12 años de la primera visita que le hicieran a Gerardo en una prisión de máxima seguridad en California, desde entonces Alicia y Bill le han realizado más de 20.

 Y se sienten honrados porque “hayan sido Fernando y René, que ya están junto a su pueblo y su familia, quienes nos entregaran esta medalla”, comentó Jrapko.

Durante la ceremonia en la sede del ICAP, a la que asistieron familiares de los Cinco antiterroristas cubanos, se leyeron los mensajes enviados por Hernández, Labañino y Guerrero, los cuales tuvieron el denominador común de resaltar el el valor de estos amigos, su lealtad y amor a Cuba, sus vidas entregadas a la más noble causa.

 Para Bill en esta lucha por la libertad de Los Cinco “he recibido más de lo que he dado”. Para Alicia, Los Cinco “son el producto de esta maravillosa obra que se llama Cuba”.

 Ambos reiteraron su compromiso de no cejar en el empeño porque en un futuro “que no admite espera” todos regresen al seno de su pueblo y su familia.

 Miles de personas solidarias en el mundo abrazan esta causa, entre ellos premios Nobel, artistas, parlamentarios, sindicalistas y  religiosos que le están pidiendo al presidente estadounidense Barack Obama que encuentre una respuesta al caso.

 Los Cinco fueron arrestados el 12 de septiembre de 1998 en la ciudad de Miami mientras daban seguimiento a las actividades de organizaciones violentas dedicadas al terrorismo contra Cuba desde el sur de la Florida, algo que hacen con la total impunidad de las autoridades de ese país hace más de medio siglo.

 (Tomado de Prensa Latina)

 

Acto de entrega de la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko (I) y William (Bill) Hackwell (D), del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Acto de entrega de la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko (I) y William (Bill) Hackwell (D), del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

 

Fernando González Llort (D), Héroe de la República de Cuba y vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), impone la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del ICAP, en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Fernando González Llort (D), Héroe de la República de Cuba y vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), impone la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del ICAP, en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

René González Sehwerert (I), Héroe de la República de Cuba, impone la Medalla de la Amistad a William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

René González Sehwerert (I), Héroe de la República de Cuba, impone la Medalla de la Amistad a William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Kenia Serrano Puig, presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), durante el acto de entrega de la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko y William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del ICAP, en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Kenia Serrano Puig, presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), durante el acto de entrega de la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko y William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del ICAP, en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Intervención de María Eugenia Guerrero (Maruchi), hermana de Tony, durante el acto de entrega de la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko y William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Intervención de María Eugenia Guerrero (Maruchi), hermana de Tony, durante el acto de entrega de la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko y William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Acto de entrega de la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko y William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Acto de entrega de la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko y William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Intervención de Elizabeth Palmeiro Casado, esposa de Ramón, durante el acto de entrega de la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko y William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Intervención de Elizabeth Palmeiro Casado, esposa de Ramón, durante el acto de entrega de la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko y William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Intervención de Isabel Hernández Nordelo, hermana de Gerardo, durante el acto de entrega de la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko y William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Intervención de Isabel Hernández Nordelo, hermana de Gerardo, durante el acto de entrega de la Medalla de la Amistad a Alicia Jrapko y William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, realizado en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Intervención de William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, luego de recibir la Medalla de la Amistad que otorga el Consejo de Estado a propuesta Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en acto realizado en la sede del ICAP, en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Intervención de William (Bill) Hackwell, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, luego de recibir la Medalla de la Amistad que otorga el Consejo de Estado a propuesta Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en acto realizado en la sede del ICAP, en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

 

Intervención de Alicia Jrapko, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, luego de recibir la Medalla de la Amistad que otorga el Consejo de Estado a propuesta Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en acto realizado en la sede del ICAP, en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate

Intervención de Alicia Jrapko, del Comité de Solidaridad con Los Cinco, luego de recibir la Medalla de la Amistad que otorga el Consejo de Estado a propuesta Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en acto realizado en la sede del ICAP, en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 2014 . AIN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO / Cubadebate


publicado por rcbaez a las 03:22 · Sin comentarios  ·  Recomendar
18 de Septiembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA





Noche de Solidaridad con los 5 Cubanos en el Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU)

A partir del 4 de Septiembre y hasta el 6 de Octubre gente de buena voluntad de todas partes del mundo está organizando todo tipo de actividades para conmemorar el 16 aniversario del injusto encarcelamiento de los 5 Cubanos.

 

Las fechas no fueron elegidas al azar, sino que marcan la larga y siniestra historia del terrorismo contra Cuba que jamás será olvidada hasta que se haga justicia. El 4 de septiembre de 1997 un artefacto explosivo colocado en el lobby del hotel Copacabana en Habana cobró la vida del joven turista italiano Fabio DiCelmo. El 6 de octubre de 1976, un avión de Cubana de Aviación explotó en pleno vuelo matando a 73 personas inocentes. Una de las personas que planeó y dirigió esos dos ataques terroristas, Luis Posada Carriles, hoy goza de total impunidad y vive libremente en Miami.

 

Los Cinco, considerados Héroes por el pueblo cubano, fueron enviados a Miami precisamente para prevenir futuros ataques contra personas inocentes en Cuba y en Estados Unidos. Por la labor heroica y peligrosa que realizaron, René, Fernando, Antonio, Ramón y Gerardo gozan cada vez más del respeto y admiración de miles de amigos que desde todos los rincones del planeta se han sumado a esta noble causa.

 

Esa admiración hacia los Cinco se ve reflejada en las múltiples acciones realizadas en este nuevo aniversario. En Estados Unidos se realizaron actividades simultáneas en Chicago, Dallas, Miami, Minnesota, New York, San Francisco y Seattle. 

 

En Washington DC, el centro del poder político, el Comité Internacional por la Libertad de los 5 Cubanos organizó las siguientes actividades:

  • Visitas a 20 oficinas del Congreso y el Senado y una reunión con oficiales del Departamento de Estado.
  • Eventos públicos en el Centro de Impacto y Casa Rutilio Grande en Takoma Park.
  • Una protesta frente a la Casa Blanca.
  • La apertura de una nueva exposición de pinturas de Antonio Guerrero "Absueltos por la Solidaridad" seguida de una noche solidaria en el Hall del Sindicato SEIU. El Embajador cubano en Washington. D.C. José Ramón Cabañas inauguró la exposición, seguida por la actuación del Coro Sindical de D.C. y de dos talentosos jóvenes artistas. El programa continuó con un panel de invitados especiales. Hicieron uso de la palabra el profesor Piero Gleijeses, Yeidckol Polenvsky, ex Presidente del Senado mexicano y el autor canadiense Stephen Kimber. Ann Wright, ex coronel del ejército de Estados Unidos y ex funcionaria del Departamento de Estado estadounidense no pudo asistir a la actividad pero envió su intervención que fue leída en su totalidad.

El movimiento de solidaridad con los Cinco Cubanos no desaparecerá hasta que Gerardo, Ramón y Antonio regresen a Cuba junto a sus seres queridos.

 

16 años es demasiado tiempo!

 

Fotos: Bill Hackwell
VISITAS AL CAPITOLIO

Reunion con el Congresista Emanuel Cleaver
EVENTO EN  CASA RUTILIO GRANDE EN TAKOMA PARK

 
PROTESTA FRENTE A LA CASA BLANCA
EL 12 DE SEPTIEMBRE

  




NOCHE DE SOLIDARIDAD CON LOS 5 CUBANOS,
INAUGURACIÓN DE UNA NUEVA EXPOSICIÓN DE PINTURAS DE ANTONIO GUERRERO "ABSUELTOS POR LA SOLIDARIDAD"
 
Coro Sindical de D.C.






José Ramón Cabañas, Jefe de la Sección de Intereses Cubanos en Washington DC, Stephen Kimber, autor canadiense, Yeidckol Polenvsky, ex Vice-Presidenta del Senado Mexicano, Alicia Jrapko y Netfa Freeman del Comité Internacional por la Libertad de los 5 Cubanos
PARA VER TODAS LAS FOTOS HAGA CLIC AQUI

publicado por rcbaez a las 21:04 · Sin comentarios  ·  Recomendar
img
.Sobre mí
FOTO

Rosa C. Báez

Lectura, coleccionismo, música, política,

» Ver perfil

img
.Calendario
Ver mes anterior Diciembre 2022 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» Cinco Prisioneros en USA (668)
» Los Cinco Volvieron (1)
img
.Nube de tags [?]
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
» Los queremos libres
» El Blog de La Polilla Cubana
» Cuba coraje
img
.Más leídos
» Instan a sumar voluntades en el mundo por antiterroristas cubanos
» Los Cinco lamentan muerte de un hermano
» Otra historia de amor
» Premia Gerardo a pioneros en Festival de la Caricatura
» Presidente de "Abogados sin fronteras" solicita a Obama clemencia en caso de Los Cinco
» Reino Unido niega visa a antiterrorista cubano invitado a comisión investigadora del caso de Los Cinco
» Tony Guerrero: Ata una cinta amarilla
» Guantánamo otorga el máximo símbolo de la ciudad a los cinco héroes antiterroristas cubanos
» Una injustificable injusticia
» Una mirada solidaria desde el arte
img
.Se comenta...
» Departamento de Estado norteamericano demandado por ocultar información en caso de Los Cinco
2 Comentarios: Vallejos, Vallejos
» Caso de los Cinco antiterroristas cubanos: Lo que dijo (y le faltó decir) a The Washington Post
1 Comentario: vallejos
» Instan a sumar voluntades en el mundo por antiterroristas cubanos
1 Comentario: Editor Jóvenes por los 5
» Los Cinco nominados a Premio de Derechos Humanos de Global Exchange
2 Comentarios: Pedro Rodriguez Medina, Pedro Rodriguez Medina
» Para luchar por los Cinco, no importa edad ni sexo
1 Comentario: Guadalupe Hernández Breto
Paperblog
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad