Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
¿Buscas páginas de juicios?
img
img

 

 

Cinco Héroes Cubanos
Qué sabes sobre estos valientes hombres?

img
img
« Blog
Entradas por tag: juicios
20 de Noviembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

AMICI 

 

 

A principios de 2009 el caso de Los Cinco fue presentado a la Corte Suprema, tras no haberse conseguido justicia en el tribunal de apelaciones del 11º Circuito. Para presentarlo se acudió a Tom Goldstein, un joven y prestigioso abogado, con una hoja de éxitos ante esta instancia en la que se ha especializado.

 

Tom Goldstein, que pudiera ser considerado un “as” en la Corte Suprema, añadía a la defensa otra ventaja: Como comentarista para la CNN, especializado en casos que se ventilan en el máximo tribunal, nos ofrecía la esperanza de que al fin se rompiera el cerco mediático alrededor del caso. Al menos eso era lo que él, con toda lógica, esperaba.

  • No te hagas demasiadas expectativas –le advirtieron algunos con cautela y mejor conocimiento de causa- este caso no se parece a ningún otro y la prensa no se inclinará tan fácilmente a cubrirlo.

Pero Tom no se amilanó y realizó un gran trabajo. Su escrito legal para la corte fue impecable. Enlistó el concurso de numerosas organizaciones de abogados internacionales y norteamericanas, parlamentos, personalidades de todo el mundo y 10 premios Nobel. Abogados estadounidenses redactaron en su representación doce “Amicus Curiae”, o “Amigos de la Corte”, figura jurídica que permite a terceras partes, interesadas en que se haga justicia, pedir al panel que acoja el caso.

 

Con todo listo el abogado llamó a una conferencia de prensa. No fue nadie. Ni siquiera la CNN, para la que trabajaba como comentarista, le hizo el favor de cubrir su apelación.

 

El 15 de junio de 2009 la Corte Suprema, sin que mediara argumento, rechazó revisar el caso de los Cinco. Nadie se enteró en los Estados Unidos de que había acabado de cerrarse la puerta a un caso que concitó un número record de Amicus Cureae en la historia de la jurisprudencia norteamericana.

 

El listado de los firmantes de los Amicus sigue a continuación, con los vínculos a los doce documentos originales. 

 

LISTADO DE ORGANIZACIONES Y PERSONALIDADES SUMADOS A LOS “AMICUS CUREAE” PRESENTADOS ANTE LA CORTE SUPREMA DE LOS ESTADOS UNIDOS, PIDIENDO LA REVISIÓN DEL CASO DE LOS CINCO:

THE CENTER FOR INTERNATIONAL POLICY (CIP)

THE COUNCIL ON HEMISPHERIC AFFAIRS (COHA)

Amicus brief of Center for International Policy and the Council on Hemispheric Affairs

 

  1. NELSON P.VALDÉS,
  2. GUILLERMO GRENIER,
  3. FÉLIX MASUD-PILOTO,
  4. JOSÉ A. COBAS,
  5. LOURDES ARGUELLES,
  6. RUBÉN G.RUMBAUT,
  7. LOUIS PÉREZ03/06/2009:

Amicus brief of Cuban-American Scholars, et al. 

 

FLORIDA ASSOCIATION OF CRIMINAL DEFENSE LAWYERS –MIAMI CHAPTER 03/06/2009:

Amicus brief of Florida Association of Criminal Defense Lawyers-Miami Chapter 

 

THE CIVIL RIGHTS CLINIC AT HOWARD UNIVERSITY SCHOOL OF LAW:

Amicus brief of The Civil Rights Clinic at Howard University School of Law

 

INTERNATIONAL ASSOCIATION OF DEMOCRATIC LAWYERS,

AMERICAN ASSOCIATION OF JURISTS,

INDIAN ASSOCIATION OF LAWYERS,

DROIT SOLIDARITE,

THE HALDANE SOCIETY,

ITALIAN ASSOCIATION OF DEMOCRATIC LAWYERS,

JAPANESE LAWYERS INTERNATIONAL SOLIDARITY ASSOCIATION,

THE NATIONAL UNION OF PEOPLES’ LAWYERS OF THE PHILIPPINES, PORTUGUESE ASSOCIATION OF DEMOCRATIC LAWYERS,

PROGRESS LAWYERS NETWORK OF BELGIUM:

Amicus brief of International Association of Democratic Lawyers, et al. 

 

THE IBERO-AMERICAN FEDERATION OF OMBUDSMAN;

THE ORDER OF ATTORNEYS OF BRAZIL;

THE BELGIUM BAR ASSOCIATIONS;

THE BERLIN BAR ASSOCIATION;

THE COMMITTEE FOR HUMAN RIGHTS OF THE TUGUESE BAR ASSOCIATION; THE INTERNATIONAL FEDERATION FOR HUMAN IGHTS;

FEDERICO MAYOR ZARAGOZA (DIRECTOR-GENERAL OF UNESCO, 1987-1999); JUDGE JUAN GUZMÁN TAPIA OF CHILE;

HUMAN RIGHTS, RELIGIOUS AND LEGAL ORGANIZATIONS,

LAW PROFESSORS AND LAWYERS FROM ARGENTINA, CHILE, COLUMBIA, ECUADOR, GERMANY, JAPAN, MEXICO, PANAMA, PORTUGAL, SPAIN AND UNITED KINGDOM:

Amicus brief of Ibero-American Federation of Ombudsmen, et al. 

 

THE SENATE OF THE UNITED MEXICAN STATES,

THE NATIONAL ASSEMBLY OF PANAMA,

MARY ROBINSON (UNITED NATIONS HIGHCOMMISSIONER FOR HUMAN RIGHTS, 1997-2002; PRESIDENT OF IRELAND, 1992-1997)

LEGISLATORS FROM THE EUROPEAN PARLIAMENT AND THE COUNTRIES OF BRAZIL, BELGIUM, CHILE, GERMANY, IRELAND, JAPAN, MEXICO, SCOTLAND ANDTHE UNITED KINGDOM:

Amicus brief of Senate of the United Mexican States, et al. 

 

NATIONAL ASSOCIATION OF CRIMINAL DEFENSE LAWYERS: Amicus brief of National Association of Criminal Defense Lawyers 

 

NATIONAL JURY PROJECT:

Amicus brief of National Jury Project 

 

NATIONAL LAWYERS GUILD,

NATIONAL CONFERENCE OF BLACK LAWYERS:

Amicus brief of National Lawyers Guild and National Conference of Black Lawyers

 

PREMIOS NOBEL

JOSE RAMOSHORTA,

WOLE SOYINKA,

ADOLFO PEREZ ESQUIVEL,

NADINE GORDIMER,

RIGOBERTA MENCHU,

JOSE SARAMAGO,

ZHORES ALFEROV,

DARIO FO,

GUNTER GRASS,

MAIREAD CORRIGAN 03/06/2009:

Amicus brief of Nobel Prize winners Jose Ramoshorta, Wole Soyinka, Adolfo Perez Esquivel, Nadine Gordimer, Rigoberta Menchu, Jose Saramago, Zhores Alferov, Dario Fo, Gunter Grass, and Mairead Corrigan Maguire

 

WILLIAM C. VELSAQUES INSTITUTE

THE MEXICAN AMERICAN POLITICAL ASSOCIATION

Amicus brief of William C. Velsaques Institute and the Mexican American Political Association

 

 Tomado de Soy un espía, dicen. El Blog de René González Sehwerert


publicado por rcbaez a las 00:51 · Sin comentarios  ·  Recomendar
13 de Septiembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

Por Gustavo Veiga

ANTONIO GUERRERO, UNO DE LOS “CINCO HEROES”, COMO LOS LLAMAN EN CUBA, HABLA DESDE LA CARCEL


Hoy se cumplen dieciséis años de la detención de Guerrero, acusado de espionaje en el país del Norte y condenado a 22 años de prisión. Afirma que las cartas que le escriben desde Key West le han servido de apoyo.

Desde la Prisión Federal de Marianna, Florida, el ingeniero Antonio Guerrero respondió a las preguntas de Página/12. Hoy se cumplen dieciséis años de su detención en Estados Unidos. Es uno de “los cinco héroes”, como se considera en Cuba a los agentes de inteligencia que se habían infiltrado en el exilio anticastrista de EE.UU. para frenar una ola de atentados terroristas en la isla, allá por 1998. La Justicia de ese país lo condenó a 22 años de cárcel por espionaje. Él, Ramón Labañino y Gerardo Hernández continúan presos. Sus compañeros René y Fernando González fueron liberados después de cumplir también largas penas.

–¿Qué significa para usted la palabra libertad cuando acaba de cumplir 16 años de prisión en EE.UU.?

–Hay una libertad que nadie puede quitarte, es la libertad cuando uno se siente haciendo un bien, es la libertad de cuando se es útil a una causa justa, es esa libertad que se siente cuando se tiene amor de tanta gente hermosa y valiente, es la simple libertad del hombre inocente al que han condenado injustamente a una larga prisión, incluso, a morir en una prisión.

–¿Cuánto lo ayudaron a tolerar el prolongado encierro sus convicciones políticas, su formación dentro de la Revolución Cubana?

–Más que de convicciones políticas se trata de nobles principios en los que nos educó la Revolución y que aprendimos de nuestro pueblo y su historia. Hablo de los principios martianos por los que nos guiamos y llegamos un día a comprender todo lo que encierra ese pensamiento del apóstol de nuestra independencia: “Patria es humanidad”. La Revolución nos dio la oportunidad de estudiar en excelentes escuelas con grandes maestros, a mí me dio la oportunidad de graduarme de una carrera universitaria en las lejanas tierras de la actual Ucrania, y con un ingreso muy modesto; sin la presencia de mi padre fallecido muy joven, mi familia nunca tuvo que preocuparse de si podían o no pagar mis estudios. Todos los estudios eran gratuitos. Y ese gran logro de la Revolución de la enseñanza gratuita se mantiene en Cuba.

–¿Sus creaciones como los poemas o las acuarelas pueden considerarse una parte de su lucha o son tan sólo expresiones artísticas que contribuyeron a paliar en algo su detención?

–Mis creaciones poéticas y plásticas no sé a veces explicar cómo surgieron. Creo que son el resultado de mi formación, tanto en el hogar como en las escuelas. En cada etapa esas creaciones han sido un arma para la resistencia, pero por sobre todo son una muestra de la esencia humana de los Cinco.

–La prensa de Miami fue determinante para influir sobre el jurado que los condenó, según se denunció judicialmente, y la de EE.UU. en general casi no trató sus casos. ¿Cree que los medios pueden modificar esa postura?

–Voy a responder con una vivencia. Cuando comenzó nuestro juicio, aquel 27 de noviembre de 2001, en la Sala de la Corte había reporteros de muchos medios de prensa, no sólo de los medios de Miami. Los grandes periódicos fueron muy cautelosos al comentar el inicio de nuestro proceso judicial. Un buen día desaparecieron todos de la sala, ¿dejando sólo a quiénes? Pues a aquellos reporteros que eran pagados por el gobierno para crear una campaña contra Cuba y contra nosotros. ¿Quién dio la orden de retirada? No sé. ¿Quién puede dar la orden para modificar eso? Tampoco lo sé. Pero hay preguntas que, aunque no se sabe la respuesta exacta, uno deduce de una manera u otra. Es increíble que el juicio más largo de la historia de una corte de la Florida, y creo que hasta de todo el país, con una cantidad significativa de testigos, algunos que ocuparon y ocupan altos cargos militares y de gobierno, con toda la repercusión en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, se haya silenciado de la manera en que se ha hecho.

–Entre los 16 años en prisión y otros ocho que llevaba en EE.UU. antes de ser detenido suma casi 24 fuera de Cuba, ¿cómo imagina hoy a su país?

–Por varias vías recibimos constantemente noticias de Cuba. Las leemos con mucho interés. Miro las fotos en cada publicación con mucho amor. Interrogamos a nuestros familiares hasta los mínimos detalles sobre cada cosa del barrio, del pueblo, de la vida diaria. Sabemos que no es lo mismo que estar allí, donde se palpa el calor del pueblo y nuestros cotidianos avatares. Pero la verdad es que a Cuba siempre la imagino hermosa, digna, sonriente, habladora, jaranera, hospitalaria, tal y como es nuestro pueblo.

–Alguna vez dijo que mirar a sus dos campeones, sus hijos Antonio y Gabriel, equivalía a hacer desaparecer todos los muros de la prisión. ¿Cómo y cuándo se imagina el día de su liberación?

–El día de mi liberación, como dice mi adorada madre, será “mucho para un solo corazón”. Pero tenemos el corazón preparado para ese día. Sabemos que llegará para los tres que quedamos del lado de acá. Y lo imagino como otro punto de partida para otras tareitas, rodeado del amor de mis campeones y de muchos otros amores, a quienes deseamos darles un fuerte abrazo.

–¿Qué sensación le deja el gran movimiento de solidaridad internacional que recibió y sigue recibiendo la causa de los Cinco?

–La primera sensación que siento cuando pienso en la inmensa solidaridad, creciente e indetenible que nos rodea, es el amor que tienen tantas personas a Cuba y a nuestro pueblo. Muchas personas, que incluso nunca han estado vinculadas con el proceso revolucionario cubano. Cuando han conocido de nuestra situación nos escriben, nos muestran su apoyo, asisten a una actividad, preguntan, buscan más información. Saber que todos ellos de una u otra manera reclaman nuestra libertad nos hace sentir muy optimistas y fuertes.

–¿Cómo analiza ciertas demostraciones de respaldo que tienen dentro de EE.UU. como, por ejemplo, las de los maestros de Seattle que apoyan la exposición de sus cuadros o de varios intelectuales?

–Tenemos muchos amigos dentro de los Estados Unidos. En mi caso, tengo amigos de donde vivía, la pequeña ciudad de Key West, una islita situada lo más al sur del territorio estadounidense. Esos amigos desde mi arresto me escribieron cartas y aún me escriben. Nunca se han olvidado de mí ni yo de ellos. En verdad fueron mi mayor apoyo en los momentos más difíciles y fueron un apoyo para los Cinco, porque todos nos poníamos contentos con cada carta que me llegaba.

Fuente Página 12, Argentina


publicado por rcbaez a las 01:58 · Sin comentarios  ·  Recomendar
12 de Septiembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

Dr. Rodolfo Dávalos


 

Hace 11 años, por esta fecha, escribí un artículo titulado Cinco años después. Hoy me siento a escribir este con el mismo sentimiento de indignación y pensamientos que se entrecruzan; reviso notas, busco una explicación lógica y no la encuentro, jurídica menos aún. No podía imaginar siquiera entonces que hoy estaría escribiendo otra vez sobre los Cinco.

Como profesor de Derecho Internacional Privado por más de 30 años, acudí desde temprano al Derecho comparado como método de investigación y encontré en las fuentes del sistema jurídico de EE.UU. cierta tradición de respeto a la Constitución, y pasajes de figuras legendarias que pasaron por Cortes y estrados defendiendo la ley y la justicia. La doctrina y Hollywood los convirtieron en mitos. Aunque siempre estaba latente la base de una concepción jurídica que defiende un sistema político que responde a los intereses de la clase dominante.

Busco en ello la respuesta al caso de los Cinco y me pregunto: ¿Qué quedó de aquellas ideas de igualdad y justicia del Federalista?[1] ¿Qué se hicieron los esfuerzos de jueces y abogados que brillaron en la Cortes defendiendo la igualdad de los derechos civiles y el respeto a la dignidad humana?

Según datos de la propia doctrina jurídica estadounidense, en 1980 había cerca de 20 personas encarceladas por cada 100 000 habitantes. En 2010 el número era de 731. Hoy se supera esa cifra. Ningún otro país siquiera se acerca. La brutalidad y crueldad en las prisiones es un escándalo para sociólogos, profesores, instituciones y universidades. Según datos recientes cada día duermen 50 000 personas en celdas de confinamiento solitario («el Hueco», donde llevaron a los Cinco). Para tener una idea, un profesor estadounidense dijo a sus alumnos que es el número de fanáticos que caben sentados en el Yankee Stadium, con la diferencia de que en «el Hueco» pasan días y noches, encerrados en un espacio donde apenas pueden moverse, sin ver el Sol y privados de todo contacto humano. Es un castigo cruel e inhumano prohibido por la octava enmienda de la Constitución de EE.UU.

¿Dónde está el respeto a la evidencia? ¿Qué se hizo aquella máxima judicial que rezaba: «tu caso está en la evidencia, si no tienes evidencia no tienes caso»?

¿Y qué hay de la conducta de jueces y fiscales? En el caso de los Cinco, solo para contar algunas de las acciones que tipifican como mala conducta de la Fiscalía —que en Derecho debe dar lugar a la anulación del veredicto y las sentencias—, pueden señalarse: la manipulación de las evidencia; la insuficiente evidencia para tipificar los delitos imputados (especialmente Conspiración para cometer asesinato y para cometer espionaje); no publicación de la evidencia clave por el Gobierno (información satelital de la ubicación del derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate); aplicación arbitraria de la Ley de Procedimiento de Información Clasificada (CIPA); las presiones a los testigos; el ambiente hostil y prejuiciado de la sede del juicio y las campañas de prensa contra los acusados pagadas por el Gobierno.

Estas fechorías no son nuevas. Hay una larga lista de casos de mala conducta del Fiscal como, por ejemplo, Brady contra Maryland, 373 EE.UU. 83 (1963) que marcó un hito en la Corte Suprema de Estados Unidos para casos en que la Fiscalía oculte alguna evidencia a la defensa del acusado.

¿Qué tenemos ante nosotros 16 años después del injusto encierro?

  • Un Gobierno que se niega a reconocer la injusticia y se niega a resolver de un plumazo la libertad de nuestros hermanos.
  • La Fiscalía (el Gobierno) oponiéndose reiteradamente a las mociones interpuestas en la apelación colateral o habeas corpus, recurso legal que queda en el llamado de justicia por la vía judicial.
  • Tres patriotas aún en injusto encierro, cada día más firmes y dignos en su grandeza histórica que los distingue como de los mejores hijos de la Patria.
  • Dos de los héroes ya en suelo patrio, luego de haber cumplido largas e injustas condenas, a quienes no les regalaron ni un día, y hoy dedicados por completo a la liberación de sus hermanos.
  • Tres familias que sufren el encierro injusto de sus hijos, madres que no ven al hijo, esposas que duermen solas, hijos que crecen separados de sus padres, familiares que ven pasar los años con la esperanza de verles de regreso en el hogar.
  • Un pueblo que resiste el acoso del Imperio con el criminal bloqueo que excede ya de 50 años, en el vano intento de ponerle de rodillas y hacerle renunciar a sus conquistas, independencia y derecho a ser dueño de su propio destino. Que no cesa en el reclamo del regreso de sus Héroes.
  • Un movimiento de solidaridad creciente y cada vez más fuerte —al que no podrán callar y cuya voz se escucha en cualquier lugar del mundo— hace campaña de dignidad y no de política, con el esfuerzo de sus propios integrantes, y ahora celebra en La Habana un nuevo encuentro para reclamar que se ponga fin a la injusticia. ¡Soltarlos ya!


Notas

[1] El Federalista, comúnmente llamado The Federalist Papers, es una serie de 85 ensayos escritos por Alexander Hamilton, John Jay y James Madison entre octubre de 1787 y mayo de 1788, publicados simultáneamente en varios periódicos del estado de Nueva York, en forma anónima, para invitar a los ciudadanos a ratificar la Constitución de Estados Unidos, que había sido redactada en Philadelphia durante el verano de 1787. El Federalista se ha utilizado para ayudar a interpretar las intenciones de quienes redactaron la Constitución.


Fuente Juventud Rebelde

publicado por rcbaez a las 01:39 · Sin comentarios  ·  Recomendar
18 de Junio, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

Por Deisy Francis Mexidor




La Habana, 17 jun (PL) Hemos sido víctimas de una gran injusticia, expresaron al pueblo de Estados Unidos un día como hoy, hace 13 años, cinco antiterroristas cubanos, pero aún el gobierno de ese país sigue sin escuchar esa denuncia.

 

El 17 de junio de 2001, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González destacaron en un mensaje a los estadounidenses su más profunda convicción de que con su actitud y acciones no transgredieron ni pusieron en peligro la seguridad de los ciudadanos de esa nación.

Por el contrario, "sí contribuimos en alguna medida a descubrir planes y acciones terroristas contra nuestro pueblo, evitando la muerte de ciudadanos inocentes cubanos y norteamericanos", plantearon entonces.

Se manifestaron así al reiterar su inocencia y aseverar cómo fueron guiados por "un fuerte sentimiento de solidaridad humana, amor a nuestra patria y desprecio por todo lo que no respete la dignidad del hombre".

La carta, que circuló pocos días después de haberse conocido el veredicto de culpabilidad (8 de junio) durante el juicio que se les realizó en la ciudad de Miami, puso al descubierto que en el tribunal donde los juzgaron se les imputaron numerosos cargos, e incluso delitos que por su incuestionable falsedad, no fueron ni podrán ser probados.

Los enjuiciaron, como argumentaron, "después de un largo y escandaloso proceso mediante procedimientos, métodos y objetivos de carácter absolutamente políticos y bajo un verdadero diluvio de propaganda malintencionada y fraudulenta".

Y lo que en ese momento señalaron se comprobó años más tarde, cuando se reveló que periodistas de Miami fueron pagados en secreto por la Casa Blanca para ofrecer una visión sesgada de los acusados y así ejercer una influencia negativa sobre el jurado.

El mensaje también advirtió que Cuba había sobrevivido a décadas de agresiones y amenazas a su seguridad, a planes de subversión, sabotajes y a la desestabilización interna, por lo que "tiene derecho a defenderse de sus enemigos, que utilizan el territorio norteamericano para planear, organizar y financiar actos terroristas violando las propias leyes internas que los prohíben".

Precisamente, el 26 de abril, como prueba de la vigencia de esa misiva, fueron capturados aquí los elementos José Ortega Amador, Obdulio Rodríguez González, Raibel Pacheco Santos y Félix Monzón Álvarez, ciudadanos cubanos residentes en Miami, quienes viajaron a la isla para ejecutar acciones terroristas.

De tal manera lo admitieron al confesar sus vínculos con individuos cuyo extenso aval anticubano es conocido.

Son esos "grupos terroristas de origen cubano y sus mentores económicos y políticos norteamericanos los que erosionan la credibilidad" de Estados Unidos, advirtieron Los Cinco desde 2001.

El mensaje al pueblo norteamericano subrayó además que por su cercanía geográfica los dos países "están en posibilidad de mantener relaciones de respeto e igualdad", lo mismo que pide en la actualidad una mayoría de ciudadanos estadounidenses y cubanoamericanos.

Una encuesta difundida este martes arrojó que 68 por ciento de cubanoamericanos en Miami Dade favorece el restablecimiento de relaciones diplomáticas con la nación caribeña, con énfasis entre los jóvenes (90 por ciento) y entre los votantes no registrados (83 por ciento).

O sea, si en 1991 el 87 por ciento favorecía la política de aislamiento, a partir de 2008 esa tendencia disminuyó hasta el 45 por ciento.

Una reciente jornada de apoyo a la causa de Los Cinco, celebrada en Washington DC, debatió sobre el futuro de los nexos Estados Unidos-Cuba en medio del creciente clamor dentro y fuera de ese territorio por el cambio de política de la Casa Blanca hacia la ínsula.

Como premisa, los participantes en el evento se pronunciaron por que en esa nueva etapa que se pide debe quedar resuelto el caso de Los Cinco, lo cual significa que Hernández, Labañino y Guerrero, los tres antiterroristas que continúan en prisiones federales, regresen a su patria.

Los Cinco fueron arrestados el 12 de septiembre de 1998 y casi 16 años después solo Fernando González y René González recuperaron su libertad y se encuentran con sus familias en Cuba, pero antes cumplieron la totalidad de sus condenas.

publicado por rcbaez a las 19:37 · Sin comentarios  ·  Recomendar
14 de Septiembre, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

Por Wilkie Delgado Correa*

 A quince años de la lucha por la libertad de los 5 habrá que remover tierra y cielo para lograr la libertad que merecen los 5 Héroes cubanos.

 

Quince años puede ser un suceso festivo y memorable para la vida de una quinceañera de ahora, de muchos años atrás, del futuro o de siempre.

  Sin embargo, quince años –pudieran ser menos o muchos más- vividos en una prisión a causa de un castigo injusto y vengativo por defender una verdad y una causa noble, sin un minuto de duda, de deserción ni traición, siempre será memorable y digno, pero siempre será también el símbolo del sufrimiento causado a las personas presas cuando la sinrazón impera.

  La historia de la humanidad, en su larga sucesión de episodios, hechos y acontecimientos variados, ha ido dejando su estela memorable con el decurso del tiempo.

  Si en el poema épico griego La Odisea, Homero inmortalizó la lealtad y paciencia de Penélope durante su espera por Ulises durante diez años, las esposas y familiares de los Cinco han sobrepasado ese tiempo y todavía esperan que la justicia o el indulto les permitan el regreso a su casa y a su país. Sólo en el caso de René esto fue posible el año pasado.

  Y el tiempo y las circunstancias que rodean la vida determinaron que las madres de Gerardo y Ramón ya no podrán abrazarles en libertad, ni tampoco el padre y el hermano de René pudieron verle plenamente libre y en su patria.

  Si en Francia, Dreyfus fue acusado y condenado injustamente como espía a cadena perpetua, y gracias a la defensa pública de Zola con su artículo Yo Acuso y otras evidencias aparecidas posteriormente, fue reivindicado y liberado diez años después, los 5 Héroes cubanos aún esperan que en Estados Unidos llegue la rectificación y la liberación consiguiente.

  Si en Sudáfrica, Nelson Mandela permaneció en prisión durante 23 años, acusado y condenado injustamente, y, además, calificado como terrorista, para finalmente ser liberado y llegar a ser reconocido como Premio Nobel de la Paz y ser electo el primer presidente de la nueva Sudáfrica, los 5 cubanos presos en los Estados Unidos, igualmente condenados cruel e injustamente, ya han sido reconocidos con el título honorífico de Héroes de la República de Cuba, en fecha temprana de su prisión, y durante estos quince años han recibido el reconocimiento y el apoyo solidario y el cariño de millones de personas de prácticamente todos los países del mundo, que aspiran a que la injusticia no sea tan prolongada, en el caso de Ramón y Gerardo, como lo fuera en el caso de Mandela, y ya que René está en libertad y en Cuba, puedan ser liberados Fernando, Antonio, Ramón y Gerardo mediante un indulto conjunto otorgado por el presidente.

  Si el sistema judicial norteamericano permitiera evaluar nuevas evidencias del caso de los 5 y, a la luz de éstas, reevaluar otras que fueron soslayadas u ocultadas durante el proceso anterior, agotando así, en el terreno jurídico, las últimas posibilidades de los 4 que permanecen en prisión, podría ocurrir, a pesar de la oposición del gobierno, tal como sucedió en el caso Dreyfus, que quedaran al descubierto las falencias de los cargos delictivos contra los 5 y, por lo tanto, obligarían moral y jurídicamente a la rectificación de las sentencias y a la liberación de los acusados, tal como aconteció en el caso Dreyfus.

  El aprisionamiento en Miami el 12 de septiembre de 1998 fue el inicio de esta historia de los 5. Muchas preguntas y respuestas se han acumulado a lo largo de estos quince años. Si bien muchas, en menor o mayor medida, son conocidas por millones de seres humanos, la mayoría de ellas son desconocidas por otros muchos millones de personas, principalmente norteamericanas.

  ¿Por qué durante tanto tiempo ha imperado en los Estados Unidos la mentira de los “espías cubanos” y se ha instaurado un manto inextricable de silencio en los grandes medios de comunicación? Una de las causas judiciales más largas y trascendentes de la historia judicial en aquel país, y con una connotación internacional indudable, tuvo el raro privilegio de enmudecer a la gran prensa mientras escandalizaba a la prensa mercenaria de Miami, cuyos periodistas tarifados cobraban jugosas sumas de dinero de parte del gobierno por contribuir al clima de intolerancia contra los acusados y justificar las descomunales cargos y condenas. Se creó así, en el medio hostil de Miami, “la tormenta perfecta”, según reconociera el panel inicial de jueces de la Corte de Apelaciones de Atlanta, que por esas razones anuló las sentencias y dictaminó celebrar un nuevo juicio en otra sede imparcial.

  ¿Por qué se encontraban los 5 en aquel escenario que era cuna matriz de la furibunda mafia cubano-norteamericana que poseía un nefasto historial como responsable de cientos o miles de acciones terroristas contra Cuba, acrecentadas en el período en que llegaron a aquel  territorio? René, piloto; Antonio, ingeniero civil; Ramón, economista; Gerardo y Fernando, Licenciados en Relaciones Exteriores, estaban allí simplemente, sacrificando la trayectoria de sus carreras y los planes de vida individuales y familiares respectivos, para infiltrar a terroristas anticubanos peligrosos que vociferaban sus amenazas a los cuatro vientos, a la vez que planificaban y ejecutaban sus actos terroristas con la delectación de consumados y contumaces artesanos del terror. Prevenir y neutralizar tales planes protervos contra Cuba era un acto de necesidad superior a cualquier infracción legal menor y una misión legítima, noble y heroica en las circunstancias de aquel momento histórico.

  ¿Por qué fueron condenados tan severamente inicialmente y durante la resentencia? Gerardo Hernández a dos cadenas perpetuas más 15 años: Ramón Labañino a: una cadena perpetua más 18 años; Antonio Guerrero a: una cadena perpetua y 10 años (más 5 años de libertad supervisada en territorio estadounidense); Fernando González a 19 años y René González a: 15 años (más 3 años de libertad supervisada en territorio estadounidense).

 Luego de la apelación a la Corte, ésta dictaminó ratificar las condenas en los casos de Gerardo y René, e indicó al tribunal de Miami modificar las sentencias de los otros tres. La resentencia de Ramón, Antonio y Fernando, fueron las siguientes: Ramón, 30 años de prisión; Antonio, 21 años y 10 meses de prisión más 5 años de libertad supervisada; Fernando, 17 años y 9 meses.

  A quince años de iniciado este proceso, está en marcha el último recurso judicial de habeas corpus por parte de los cuatro prisioneros en cárceles de los Estados Unidos, a pesar de la oposición de la fiscalía o gobierno al respecto. Esperemos que la sensatez de la jueza Lenard no les niegue este recurso legítimo, justo y razonable. Los argumentos para tal solicitud sobre evidencias nuevas son simplemente irrefutables desde el punto de vista jurídico según las normativas del derecho estadounidense.

  En este tiempo -¡oh, tiempo inmisericorde!- muchas cosas han cambiado, como ha sido evidente para todo el mundo. Relatar todas aquellas cosas que tienen relación con la causa de los 5, llevaría mucho espacio. Por ahora baste recordar que aún está vivo Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura, y portador del mensaje de Fidel para el presidente Clinton sobre los planes terroristas contra Cuba procedentes de los Estados Unidos; está vivo el ex presidente Clinton, quien sabe que recibió el mensaje a través de su Consejo de Seguridad Nacional y que envió una delegación del FBI a La Habana para conocer de primera mano las informaciones pertinentes sobre el asunto; están vivos los que desde la Casa Blanca o desde Miami conocieron y tuvieron que ver con las bravuconadas y violaciones graves de la soberanía cubana por parte de las avionetas de los Hermanos al Rescate, organización dirigida por el terrorista José Basalto; deben estar vivos los que conservan las imágenes satelitales sobre el derribo de las avionetas por la aviación cubana y las coordenadas precisas donde ocurrió el incidente ¿por qué se han negado y niegan a mostrarlas ante el tribunal?; está vivo Posada Carriles, disfrutando de su acogida en territorio norteamericano, y autor y organizador confeso de actos terroristas que serían condenables así en la tierra como en el cielo y en el infierno; está ahí el pueblo norteamericano, conmovido aún por los actos terroristas contra las Torres Gemelas del 11 de septiembre, viviendo por experiencia propia lo que significan las acciones terroristas en uno u otro día, pero carente de la experiencia sufrida por el pueblo cubano en que sus hijos han vivido durante más de 50 años sometidos a las mismas tanto dentro del país como en otros países, y a lo que se hizo mención en el alegato de defensa de los 5 durante el juicio.

  Si todo esto es lamentable que esté ahí y, a la vez,  no esté ahí para exonerar de penas a los cubanos prisioneros, duele entrañablemente que el tiempo y las circunstancias de la vida se hayan llevado la presencia física de gigantes defensores de los 5. Ya no están –aunque sigan estando en el corazón y el recuerdo- Leonard Weinglass, abogado defensor de los 5; ni Lucius Walker, pastor y hermano de lucha de los 5, y desde el lunes 9 de septiembre, tampoco está Saúl Landau, intelectual y hermano de los 5. Todos conocimos por una carta de Gerardo Hernández Nordelo de la enfermedad y el estado grave de Saúl Landau. ¡Qué manera más hermosa de dirigirle unas palabras al amigo y hermano en un trance tan difícil!

  Conmovido por aquel mensaje de Gerardo, le dirigí a Landau unas breves líneas en un Email enviado a las 11.29 pm. del 30 de agosto del presente. Presentía que el mensaje no podría tener una respuesta.

  He aquí este mensaje que hoy quiero compartir con los lectores como un homenaje a quien por su vida y obra merece honor en una fecha tan significativa para nuestros 5 Héroes.:

  “ESTIMADO SAÚL LANDAU:

Estimado compañero y hermano: Perdona que sin conocerte personalmente te trate de este modo íntimo, pero conociendo lo que has hecho por acercar a nuestros pueblos, cubano y estadounidense, y con el amor, pasión y dedicación con que lo has hecho, creo que mereces esta estima.

 Apenas he intercambiado contigo, en particular en ocasión de la excelente entrevista que le hiciste en prisión a Gerardo, y (sobre la cual hube de escribir dos artículos). Por la carta de Gerardo me enteré, nos enteramos, de tu lamentable enfermedad. Creo que nadie como Gerardo puede expresar palabras de mayor consuelo, pero quiero que sepas en este momento lo mucho que se te aprecia y quiere, y en esta hora quiero que te llegue esa fuerza y ese espíritu que te reconforte y contribuya a curar o mitigar tus penas y dolores.

 Así que recibe un abrazo fuerte y un aliento que contribuya a levantar tu ánimo. Recuerda que para combatir la enfermedad y luchar por la vida, se requiere de esas fuerzas volitivas y espirituales. Te lo expresa un fisiólogo de profesión y un poco filósofo de vocación. Hermano, lucha, vive y recuerda que vivirás más allá de la partida, pues cuando se cae en brazos –un poco remedando a Martí- de la humanidad agradecida, la prisión se rompe y empieza con el morir la vida.

 Landau, tú has vivido para el deber noble, y continuarás viviendo en los hombres nobles del presente y del futuro. Muchos afectos, Saúl para ti y familia”.

 Hoy que René González nos acompaña en la lucha por la libertad de los 4 compañeros restantes, propongo como iniciativa particular solicitar a cuantos periodistas o individuos puedan tener acceso a entrevistas del presidente Obama o dirigentes influyentes del gobierno, efectuadas dentro o fuera de los Estados Unidos, que pregunten por qué no han otorgado el indulto a the cuban five, como son conocidos internacionalmente,  o cuándo por justicia o razones humanitarias les otorgarán el indulto, o por qué no tramitan con el gobierno cubano un arreglo humanitario de intercambio de prisioneros.

  A quince años de la lucha por la libertad de los 5 habrá que remover tierra y cielo para lograr la libertad que merecen los 5 Héroes cubanos.

 

*Médico cubano; Profesor de Mérito del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba.

 Imagen agregada RCBáez

publicado por rcbaez a las 01:52 · Sin comentarios  ·  Recomendar
08 de Septiembre, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

Por Lázaro Barredo Medina*

 

Cada día aparecen mayores evidencias de que lo que aconteció aquel sábado 12 de septiembre de 1998 en Miami obedeció más a la conspiración de oficiales del Buró Federal de Investigaciones (FBI) con la mafia terrorista anticubana, que a la protección de la seguridad nacional de los Estados Unidos.

 En el 2001, cuando abordamos en la Mesa Redonda el proceso judicial contra los Cinco, me llamó la atención una serie de acontecimientos que ocurrieron en torno a la detención en aquellos meses finales de 1998 y publiqué este artículo en el semanario Trabajadores.

 La prensa de Miami reconoció el lunes siguiente a la detención, día 14 de septiembre de 1998, que muchos expertos no se explicaban por qué el FBI había arrestado ese fin de semana a las personas que monitoreaban a grupos contrarrevolucionarios porque era precisamente el FBI uno de los beneficiarios de la información que estas personas recolectaban sobre acciones violentas de estos grupos.

 Un comentario publicado el día 15 de septiembre de 1998 por el Miami Herald planteaba que desde hacía tiempo el FBI tenía conocimiento de la actuación de estas personas dentro de los grupos de Miami, y añadía: "El lunes (14 de septiembre), muchos en La Pequeña Habana conjeturaban que la redada era la forma que tenía Washington de equilibrar la balanza de la justicia contra los siete cubanos exiliados que el mes pasado fueron acusados de tratar de asesinar a Fidel Castro" (se trataba de los detenidos a bordo del yate La Esperanza con la tenencia de fusiles de alto calibre que iban hacia Isla Margarita, en Venezuela, donde se celebraría la Cumbre Iberoamericana).

 Días después, en conferencia de prensa, Héctor Pesquera, recién nombrado jefe del FBI en Miami, reconocía que la detención de los luchadores antiterroristas había generado contradicciones con algunos directivos del órgano de contraespionaje en Washington que no apoyaban esa acción, y agregó que este caso "nunca habría llegado a las cortes" si él no hubiera instado directamente a Louis Freeh, entonces director de ese órgano.

 Evidentemente, algo anormal estaba ocurriendo...

 OFICIALES DEL FBI CÓMPLICES DEL TERRORISMO DE LOS CUBANO-AMERICANOS

 La ola de atentados a hoteles cubanos en 1997 y las posteriores declaraciones del connotado asesino Luis Posada Carriles al The New York Times, pusieron en entredicho a los órganos de la Inteligencia y Contrainteligencia norteamericanos.

 "A mí no me molesta ni la CIA ni el FBI", expresó Posada al Times.

 El diario recordó que hay documentos revelados en Washington por los archivos de Seguridad Nacional que apoyan la insinuación de Posada de que el FBI y la CIA tenían conocimiento detallado de sus operaciones contra la Revolución cubana desde principios de los años 60.

 El Times también reveló por esos días el testimonio del empresario Antonio Jorge Álvarez (Tony), residente en Carolina del Sur, quien dirigía la empresa WRB Enterprises en Guatemala y tuvo en ese país contactos con Posada Carriles y otros terroristas de origen cubano. Con riesgo para su vida, este empresario suministró información al FBI en 1997 sobre los preparativos de atentados contra el Presidente de Cuba durante la Cumbre Iberoamericana en Isla Margarita, Venezuela, y sobre la campaña de bombas que se gestaba contra hoteles en la Isla, pero el FBI demostró poco interés en la denuncia.

 Igualmente, en otra vendetta que olía a chantaje financiero, Posada Carriles reveló que la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) financió durante años actos de violencia en Cuba.

 Días antes de la mencionada Cumbre, la guardia costera de Estados Unidos detuvo en Puerto Rico una embarcación con cuatro hombres, y encontraron dos fusiles especiales Barret calibre 50 con mira telescópica, mientras el jefe del grupo, el cubano-americano Ángel Alfonso Alemán, aseguró a los oficiales del guardacostas, como si fuera una credencial de impunidad, que tenían la misión de matar a Fidel Castro en Isla Margarita.

 El Jefe del FBI en Puerto Rico en ese momento era este Héctor Pesquera, quien seis meses después de esta detención fue nombrado para dirigir la Oficina en Miami.

 Pesquera ya había trabajado en el FBI a principios de los 80 en Tampa y era jefe de la Oficina en Puerto Rico desde 1995, donde ganó renombre con la detención de patriotas independentistas boricuas.

 Las investigaciones posteriores confirmaron que la embarcación detenida en Puerto Rico era propiedad de José A. Llama, directivo de la FNCA, y que uno de los fusiles calibre 50 pertenecía a José Francisco "Pepe" Hernández, presidente de la FNCA, a quien Pesquera ni siquiera citó para interrogatorio, tras encuentros con los enviados de Miami y de intercambiar opiniones con el abogado defensor de estos terroristas, un pariente cercano suyo, Ricardo Pesquera.

 Estos hechos armaron en 1998 gran revuelo en Estados Unidos. En Miami, la prensa reconoció que las "autoridades se muestran suaves frente a actos anticastristas".

 "En medio de informes de que líderes del exilio cubano financiaron atentados dinamiteros en La Habana, fiscales, conspiradores y policías estuvieron de acuerdo en que las conspiraciones anticastristas en el sur de la Florida no solo son comunes, sino casi toleradas", escribió Juan A. Tamayo, un columnista del Miami Herald.

 En ese artículo de Tamayo, publicado el 23 de julio de 1998, se decía: "Durante años la política tácita de las agencias policíacas ha sido espiar a los militantes anticastristas y romper sus conspiraciones antes que enjuiciarlos, dijeron varios actuales y exfiscales de la región.

 "Desde hace mucho tiempo existe la política de recopilar informes de inteligencia y desmovilizar a esa gente, interrumpir, en lugar de arrestar", declaró un importante exfiscal federal.

 "La policía y los agentes del FBI siempre nos vigilaban, pero básicamente nos dejaban tranquilos", afirmó César Roig, un exmiembro de la organización terrorista Comandos L.

 Una de las cosas más interesantes de este artículo, publicado dos meses antes de la detención de los patriotas cubanos, son las declaraciones de Kendall Coffey sobre la marcada parcialidad para celebrar un juicio "anticastrista" en esa ciudad. Coffey había sido Fiscal Federal en Miami y luego sería uno de los abogados de los secuestradores del niño cubano Elián González.

 Reconoce Coffey en ese artículo: "A través de los años hemos actuado en cierto número de casos pero es muy difícil obtener un jurado en esta parte de la Florida que halle culpables a personas que son presentadas como combatientes por la libertad".

 El propio nombramiento de Héctor Pesquera tiene visos de obedecer a influencias de la mafia y la extrema derecha norteamericana. En cuanto llegó a Miami sostuvo reuniones con dirigentes contrarrevolucionarios y reafirmó compromisos con ellos.

 En declaraciones publicadas el 29 de julio de 1998 enfatizó que "a pesar del torrente de informes sobre ataques terroristas de exiliados anticastristas, no planeo aumentar la prioridad de investigación para tales acciones".

 A buen entendedor, pocas palabras...

A LA MAFIA LE URGÍA UN PRETEXTO

 La mafia terrorista de Miami en 1998 estaba en medio de una crisis. La muerte de Jorge Mas Canosa acrecentó las pugnas internas y esa crisis se acentuó con los hechos de Puerto Rico, que involucraron directamente a la FNCA y con otra investigación pública sobre un alijo de armas y explosivos almacenados en una embarcación anclada en el río de Miami y perteneciente a grupos terroristas cubanos (operativo que el FBI realizó gracias a la información suministrada por los patriotas cubanos).

 De igual modo, a pesar del descomunal reforzamiento de la guerra de agresión contra Cuba que se desató a partir de la provocación del 24 de febrero de 1996 y del establecimiento de la Ley Helms-Burton, la política norteamericana comenzó a agrietarse ante la realidad cubana.

 Preocupados con la posibilidad de cambios hacia la Isla, el entonces senador Bob Graham, de la Florida, a instancias de los grupos anticubanos más recalcitrantes, pidió al Pentágono un reporte especial sobre Cuba, en espera de nuevas justificaciones para reforzar la agresión y el "tiro le salió por la culata", porque la conclusión del estudio, en el cual participaron varias instituciones y personalidades políticas y militares norteamericanas, fue que la Isla no constituye una amenaza para la Seguridad Nacional de los Estados Unidos.

 También la mafia sufrió otra derrota estratégica cuando en aquel tiempo el llamado "Zar de las Drogas" en el gobierno norteamericano, el general Barry McCaffey, declaró que Cuba no tiene vínculos con el narcotráfico. Sintieron tanta molestia ante esas declaraciones, que el congresista Lincoln Díaz-Balart llegó hasta a tildar ante la prensa de "comunista" a este general de cuatro estrellas, condecorado con los máximos honores y distinciones por acciones combativas.

 A mediados de ese año se profundizó la cooperación entre el FBI y las autoridades cubanas, cuando oficiales de ese órgano viajaron a La Habana tras el envío de una carta del Comandante en Jefe Fidel Castro al Presidente norteamericano William Clinton mediante el escritor colombiano y Premio Nobel Gabriel García Márquez, donde el líder cubano alertaba sobre los peligros de la violencia terrorista desde territorio norteamericano y, sobre todo, la amenaza de comenzar a atentar contra aviones civiles en pleno vuelo, que trasladaban turistas a Cuba.

 Los oficiales del FBI recibieron en La Habana un paquete importante de información con fotos, documentos y cintas de video de al menos 48 terroristas radicados en Miami, material suministrado a las autoridades cubanas precisamente por esos patriotas que monitoreaban a las organizaciones terroristas en La Florida; quienes después serían detenidos y cuyas pruebas serían desestimadas en el juicio al ser clasificadas como "secretas" por el gobierno norteamericano.

 La más connotada derrota la sufrió la extrema derecha cuando, por 72 votos a favor y 24 en contra, el Senado se opuso a Jesse Helms y aprobó una enmienda que facilitaba la venta de alimentos y medicinas a Cuba bajo determinadas prerrogativas. Igualmente, en el Capitolio progresaba la oposición a la inconstitucional medida que prohíbe y penaliza los viajes de los norteamericanos a Cuba.

 Es en este contexto que la mafia terrorista necesitaba urgentemente de un pretexto que paralizara ese movimiento a favor de una mejor relación hacia Cuba, y para ello encontraron un sostén en el Jefe del FBI en Miami y de los personeros de la Fiscalía; mientras en Washington los "padrinos" de la extrema derecha establecían contacto con el máximo nivel para apoyar la detención de los patriotas cubanos al amanecer del sábado 12 de septiembre de 1998.

 Lo insólito es que mientras el Jefe del FBI en Miami empleaba sus recursos para detener y armar un expediente contra cinco personas que trataban de evitar actos de terrorismo que dañaban tanto a su pueblo como a ciudadanos norteamericanos, en esos mismos instantes andaban libres, sostenían sus contactos y se entrenaban en el sur de la Florida, 12 de las 19 personas que tres años después se presume llevaron a cabo los actos terroristas contra las Torres Gemelas en Nueva York y el Pentágono en Washington.

 El FBI en Miami jamás obtuvo una sola pista sobre estos terroristas... Estaban demasiado ocupados en el tema cubano.

 

Fuente Periódico Granma

* Periodista cubano. Director del diario Granma y coautor del libro “El Camaján”

publicado por rcbaez a las 01:09 · Sin comentarios  ·  Recomendar
21 de Febrero, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

Con Los Cinco han ocurrido muchas violaciones de sus derechos, incluso como presos, pero en este momento transitamos por uno de los actos de crueldad más grandes, denunció Elizabeth Palmeiro, esposa de uno de esos luchadores antiterroristas cubanos, reportó la AIN.

Palmeiro describió la dura realidad que enfrenta su esposo Ramón Labañino con los traslados de prisión, en declaraciones hechas durante una reunión, en esta capital, con una delegación de la República Oriental del Uruguay, encabezada por el canciller Luis Almagro.

Sin embargo, antes de narrar el entorno de Ramón, insistió en la triste situación de Gerardo Hernández, otro de los Héroes cubanos condenados, quien enfrenta dos cadenas perpetuas.

"No saldría nunca con vida de la prisión, y sufre el castigo adicional de no poder recibir visitas de su esposa Adriana Pérez", manifestó.

Del caso de Ramón comentó los reiterados agravios de que ha sido objeto desde el pasado diciembre, cuando sin previo aviso le ordenaron empacar para trasladarlo a otra prisión y estuvo así todo un mes, sin acceso alguno a sus bienes.

En enero fue reubicado, por un supuesto error, a una cárcel de mínima seguridad en Miami, lo cual resultó un peligro, reconocido hasta por las propias autoridades de la prisión, quienes lo pusieron en el hueco para evitar riesgos.

De vuelta a Georgia, donde se encontraba, gracias a gestiones del Gobierno cubano y a que se rectificó la falla, luego de lograr que su papá, hija mayor y hermano lo visitaran, al llegar había cierre de la prisión por castigo.

Solo pudieron verlo tres veces, de ocho posibles, porque para colmo lo volvieron a mover antes de tiempo e igualmente sin previo aviso.

En estos momentos se encuentra en un centro de transferencia en Atlanta, en el hueco, hace una semana, encerrado durante 22 horas y los fines de semana no le permite salir.

Todavía hoy no sabe cuándo lo volverán a trasladar, dijo su esposa, ni cuál será el destino final, y aunque debe ser a una de mínima seguridad, ello no implica mejores condiciones.

No olvidemos –recordó Palmeiro– que ellos son presos políticos retenidos en prisiones con reclusos comunes, entre ellos criminales.

Fernando, por ejemplo, está en una de ellas y comparte la celda con otros nueve presos, sin privacidad ni tranquilidad alguna.

Fuente Cuba Cinco
http://cubacinco.blogspot.com/2013/02/denuncian-irregularidades-que-es.html
publicado por rcbaez a las 02:52 · Sin comentarios  ·  Recomendar
05 de Febrero, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

Por Lázaro Fariñas*

 Pasan los días, las semanas, los meses,  los años, y cuatro cubanos siguen tras las rejas, en distintas cárceles norteamericanas, y un quinto se encuentra medio libre, con toda una serie de controles por parte de las autoridades de este país. Es muy fácil escribir un artículo sobre ellos estando en libertad, en la calle. Pero, por otra parte, es muy difícil entender el por qué estos jóvenes cubanos han tenido que pasar por el calvario que durante largos años han y aún están pasando. Los cinco han demostrado una tremenda valentía y patriotismo. Si en vez de la gallardía que demostraron en el juicio llevado a cabo en Miami, hubieran tenido una posición menos patriótica, su suerte hubiera sido muy diferente. Lo más probable es que las sentencias hubiesen sido otras más benévolas y hace rato ya hubieran estado libres en sus casas.

El problema es que eso no ocurrió y estos jóvenes se portaron valientemente en el juicio y se han seguido portando de igual forma a través de los años en que han estado injustamente encerrados. Cuando tomaron la palabra  en el juicio, lo hicieron con firmeza y en ningún momento se acobardaron, aceptando abiertamente que ellos habían venido a Miami a infiltrarse en los grupos terroristas de los anti cubanos de la Florida, buscando informaciones sobre posibles actos terroristas en contra de Cuba y que ellos, en ningún momento, espiaron en contra de los Estados Unidos. Estos jóvenes no dudaron en aceptar su papel de antiterroristas infiltrados en organizaciones terroristas. Demostraron hasta la saciedad que esa era su verdadera misión en esta ciudad de Miami. Militares norteamericanos desmintieron, una y otra vez, que los cubanos los hubieran espiado a ellos, sin embargo, no le hicieron caso a sus declaraciones. El destino de los antiterroristas ya estaba trazado por un gobierno que quería ser implacable con ellos y un poder judicial complaciente que no tuvo escrúpulos en condenarlos a largas penas de prisión para bochorno de este país.

Una larga listas de terroristas comparecieron como testigos en el juicio. Los que debían estar siendo juzgados estaban siendo acusadores. Numerosos periodistas locales recibieron dinero para que escribieran artículos en los periódicos o para que hablaran en los programas de radio o de televisión para que influyeran sobre los jurados y estos hallaran culpables a los acusados. Se sabía que en la ciudad de Miami era imposible realizar un juicio justo y sin embargo, se desestimó ese argumento y aquí se celebró.

Las palabras finales de los jóvenes cubanos fueron excelentes documentos llenos de patriotismo y firmeza revolucionaria. La defensa de los abogados fue excelente. Pero nada de eso tenía valor, ya que lo que se estaba llevando a cabo era un juicio político y como tal, ya se sabía cuál iba a ser su resultado final. Los cubanos antiterroristas estaban condenados de antemano, ya que su principal problema era que eran cubanos que defendían a Cuba contra las agresiones que salían libremente desde Miami.

Los terroristas anticubanos estaban protegidos por la política agresiva que han mantenido los diferentes gobiernos de este país contra la República de Cuba desde el mismo día en que allí se implantó un gobierno revolucionario que levantó la bandera olvidada de la independencia y la soberanía de aquella nación.

Esa fue la razón para que estos cubanos hayan sido condenados a tan largas penas de prisión. Su única culpa ha sido la de tratar de defender a su país de las agresiones del exterior, agresiones que han sido realizadas por otros cubanos que han vendido su alma al diablo y que en vez de buscar una solución entre cubanos, lo que han hecho es convertirse en marionetas de gobiernos agresivos, enemigos de su antigua patria.

Con solo una firma, el Presidente Barack Obama puede liberar, no solo a esos cubanos  que siguen padeciendo en las cárceles de este país, sino también a este país de la tan inmensa infamia de mantener presos a cinco valientes cubanos, a sabiendas de que son inocentes. Aunque sea por rescatar un tanto el honor del país que gobierna, ¿firmará esa orden el Presidente? ¿Estará dispuesto Obama a reparar la injustificable injusticia de mantener a esos hombres en las cárceles de este país? Voy a pecar de optimista, creo que más temprano que tarde, la firmará.

*Lázaro Fariñas periodista cubano residente en EE.UU.

 Fuente http://martianos.ning.com/profiles/blogs/una-injustificable-injusticia-por-l-zaro-fari-as

Imagen agregada RCBáez

 

publicado por rcbaez a las 02:40 · Sin comentarios  ·  Recomendar
img
.Sobre mí
FOTO

Rosa C. Báez

Lectura, coleccionismo, música, política,

» Ver perfil

img
.Calendario
Ver mes anterior Noviembre 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» Cinco Prisioneros en USA (668)
» Los Cinco Volvieron (1)
img
.Nube de tags [?]
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
» Los queremos libres
» El Blog de La Polilla Cubana
» Cuba coraje
img
.Más leídos
» Instan a sumar voluntades en el mundo por antiterroristas cubanos
» Los Cinco lamentan muerte de un hermano
» Otra historia de amor
» Premia Gerardo a pioneros en Festival de la Caricatura
» Presidente de "Abogados sin fronteras" solicita a Obama clemencia en caso de Los Cinco
» Reino Unido niega visa a antiterrorista cubano invitado a comisión investigadora del caso de Los Cinco
» Tony Guerrero: Ata una cinta amarilla
» Guantánamo otorga el máximo símbolo de la ciudad a los cinco héroes antiterroristas cubanos
» Una injustificable injusticia
» Una mirada solidaria desde el arte
img
.Se comenta...
» Departamento de Estado norteamericano demandado por ocultar información en caso de Los Cinco
2 Comentarios: Vallejos, Vallejos
» Caso de los Cinco antiterroristas cubanos: Lo que dijo (y le faltó decir) a The Washington Post
1 Comentario: vallejos
» Instan a sumar voluntades en el mundo por antiterroristas cubanos
1 Comentario: Editor Jóvenes por los 5
» Los Cinco nominados a Premio de Derechos Humanos de Global Exchange
2 Comentarios: Pedro Rodriguez Medina, Pedro Rodriguez Medina
» Para luchar por los Cinco, no importa edad ni sexo
1 Comentario: Guadalupe Hernández Breto
Paperblog
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad