Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
¿Buscas páginas de publicación?
img
img

 

 

Cinco Héroes Cubanos
Qué sabes sobre estos valientes hombres?

img
img
« Blog
Entradas por tag: publicación
11 de Febrero, 2014 · Cinco Prisioneros en USA
La Prisión federal en Victorville, donde Gerardo Hernández está injustamente encarcelado, estuvo bajo "lockdown"(encierro total) en noviembre. Para que la comunidad de Victorville conozca y apoye al caso de Gerardo, el Comité Nacional por la Libertad de los Cinco contactó a la prensa local, que hasta ahora no había cubierto el caso de Gerardo y los Cinco. El diario "Victorville Daily Press" publicó este excelente artículo el domingo 9 de febrero.

Victorville: Centro Penitenciario para uno de los Cinco Cubanos

Sus partidarios argumentan que Hernández y los cuatro cubanos injustamente condenados

Gerardo and Garbus 2012
Gerardo con Martin Garbus
Victorville Daily Press, Feb. 9, 2014
por Rebecca Howe

VICTORVILLE * Un recluso de la Penitenciaría Victorville ha recibido apoyo de una amplia gama de dignatarios mientras cumple una doble cadena perpetua en una prisión de máxima seguridad.

Gerardo Hernandez, 48 años, fue arrestado por miembros de un equipo SWAT del FBI en 1998 junto a otros cuatro hombres: Antonio Guerrero, Ramon Labañino, Fernando González and Rene González.

Los hombres, que han llegado a ser conocidos como los Cinco Cubanos, eran agentes de la inteligencia cubana que fueron juzgados y hallados culpables en Miami de numerosos cargos, incluyendo no registrarse como agentes extranjeros, utilizar identidades falsas y conspirar para cometer espionaje. Hernández, el líder de la red, fue también acusado de conspiración para cometer asesinato por su supuesta implicación en el derribo de dos avionetas de Hermanos al Rescate.

Hernández fue condenado en el 2001 y transferido después del juicio a la Penitenciaría de Lompoc. En el 2004 fue transferido a Victoriville.

Sus simpatizantes dicen que Hernández es inocente y víctima de persecución política por parte del gobierno de Estados Unidos.

"La idea de que alguien pueda vivir todo esto y mantener un sentido de dignidad es algo admirable," nos dice Martin Garbus, el abogado de Hernández, en una entrevista telefónica.

Garbus, un abogado de derechos civiles radicado en New York, tomó la representación de los Cinco Cubanos después de la muerte del abogado Leonard Weinglass en el 2011. Garbus, quien ha visitado a Hernández en la prisión de Victorville una media docena de veces, dijo que siente un gran respeto por su cliente.

"Yo conocí a Nelson Mandela. Hay la misma clase de serenidad en Gerardo - esta extraordinaria quietud y conciencia," dice Garbus. "La habilidad para superar su encarcelación y mantenerse positivo es extraordinaria."

Unos días después de la condena a Gerardo en 2001, se creó el Comité nacional por la Libertad de los Cinco Cubanos, según su coordinadora Gloria La Riva.

"Gerardo no tuvo nada que ver con el derribo de las naves," dice la Riva, afirmando que la histeria creada por los medios llevó a una injusta condena.

Según La Riva, decenas de periodistas de Miami estuvieron cubriendo el juicio de los Cinco Cubanos de una "forma altamente perjudicial".

"Gerardo estaba en una misión en Miami para salvar vidas," dijo La Riva. "Él nunca tuvo un arma, ni le hizo daño a nadie."

El Penitenciario Victorville (marcado por la "A"), se encuentra a 90 km al noreste de Los Angeles.
Los Cinco Cubanos son apoyados por el ex Presidente Jimmy Carter y el Coronel Lawrence Wilkerson, quien fue jefe del gabinete del ex Secretario de Estado Colin Powell. Actores como Danny Glover y Martin Sheen y la escritora Alice Walker también han expresado su apoyo para liberar a los Cinco Cubanos.

Glover, que ha visitado a Hernandez en Victorville numerosas veces, le dijo a Daily Press que comenzó a seguir el caso durante el juicio en Miami.

"Pensé que no se había hecho justicia," dijo Glover.

Glover participó en el Foro Social Mundial de Porto Alegre en Brasil en el 2003 y conoció a las madres y a las esposas de estos cinco hombres.

"Les dije que yo haría todo lo que pudiera a favor de los Cinco Cubanos," dijo Glover. "Me comprometí con ellos hace 11 años."

Glover dijo que la relación entre el gobierno de Estados Unidos y Cuba es el problema.

"Necesitamos encontrar una solución al embargo contra Cuba," dijo Glover. "Necesitamos encontrar una forma para exigir una relación con el pueblo cubano. Los cubanos no tienen sentimientos de enemistad hacia el pueblo norteamericano."

Glover dijo que viaja por el mundo hablando acerca de la dificil situación de estos cinco hombres.

"En cualquier otra situación estos hombres hubieran sido heroes," dijo Glover.

Ocho Premios Nobel, incluyendo Desmond Tutu, enviaron una carta al Fiscal general de Estados Unidos pidiendo la liberación de estos cinco cubanos.

"Usted puede ver su acusación y darse cuenta que si su juicio se hubiera realizado en cualquier otro lugar fuera de Miami, el resultado que usted vería sería diferente," dice Garbus de Hernández.

Hernández ha estado casado con su esposa, Adriana Pérez Oconor, desde 1988, y su relación se mantiene fuerte a pesar del hecho de que ellos no se han visto en 15 años, dice La Riva.

El gobierno de Estados Unidos le ha denegado la visa a Pérez Oconor para visitar a su esposo en al menos siete ocasiones.

Un largo lockdown tuvo lugar en la prisión de Victorville después de la muerte del líder de la Hermandad Aria David Snow el 13 de noviembre.

"Durante el lockdown, al abogado de Gerardo se le negó la entrada para verlo," dice La Riva. "Este es un lugar peligroso y él no debería estar ahí."

Glover dijo que visita a Hernández en Victorville cada dos meses, y los dos conversan con facilidad acerca de la vida, la familia, la política, los deportes y el cine. Glover dijo que los guardias de Victorville siempre lo han tratado con respeto y que al parecer tratan también a Hernández de una forma respetuosa.

Rene Gonzalez es el único miembro de los Cinco Cubanos que ha sido puesto en libertad. Salió de prisión en la Florida en el 2011 después de cumplir su sentencia completa de 13 años. Se espera que Fernando Gonzalez sea liberado de una prisión federal en Arizona el 27 de febrero. Él habrá cumplido entonces 15 años, 5 meses y 15 días.

"Personas y organizaciones de todo el mundo están consientes de lo injusto de la condena de Gerardo," dijo Garbus. "Su actitud se mantiene positiva a pesar de por lo que ha pasado. Yo siento un enorme respeto por él."

Quick Links
  • Artículo completo en español e inglés
  • Video especial de Alice Walker
  • Comisión Internacional en Londres, 7, 8 marzo
  • Fernando saldrá de la prisión pronto
Comité Nacional por la Libertad de los Cinco

Email: info@freethefive.org * web: www.freethefive.org * Tel: 415-821-6545

publicado por rcbaez a las 16:54 · Sin comentarios  ·  Recomendar
06 de Octubre, 2013 · Cinco Prisioneros en USA
La imagen que publica The Washington Post. Foto Orlando Sierra/AFP/Getty Images

El diario norteamericano The Washington Post publicó este viernes, en su página de opinión, un artículo de Stephen Kimber titulado “Los Cinco Cubanos estaban combatiendo el terrorismo. ¿Por qué los encarcelamos?”, donde el investigador canadiense reconoce que “estos agentes serían héroes norteamericanos hoy”.

Kimber es el autor de "Lo que hay del otro lado del mar- La verdadera historia de los Cinco Cubanos", resultado de un extenso trabajo de investigación que incluyó la revisión por parte del autor de más de 20 mil páginas de registros judiciales del caso más largo en la historia de Estados Unidos.


“Los Cinco Cubanos estaban combatiendo el terrorismo. ¿Por qué los encarcelamos?”
Por Stephen Kimber*

4 de octubre de 2013, The Washington Post/ Opinión

Considere por un momento lo que sucedería si agentes de la inteligencia norteamericana en el terreno, en un país extranjero, descubrieran un grave complot terrorista, con tiempo suficiente para prevenirlo. Luego considere cómo los norteamericanos reaccionarían si las autoridades de ese país, en vez de cooperar con nosotros, arrestaran y encarcelaran a los agentes estadounidenses por operar en su tierra.

Esos agentes serian héroes norteamericanos hoy. El gobierno de EE.UU movería cielo y tierra para traerlos de regreso.

Este tipo de escenario ha tenido lugar en la vida real y del hecho se cumplieron 15 años el mes pasado, solo que los norteamericanos juegan en el rol del gobierno extranjero y Cuba –sí, la Cuba de Fidel Castro- juega el papel de los agraviados EE.UU.

A principios de los años 90, cuando la desaparición de la Unión Soviética suponía que el  colapso del gobierno comunista de Cuba sería inevitable, grupos militantes del exilio cubano en Miami incrementaron sus esfuerzos para derribar a Castro por cualquier vía posible, incluyendo ataques terroristas. En 1994, por ejemplo, Rodolfo Frómeta, líder de un grupo del exilio, fue capturado en una redada del Buró Federal de Investigaciones (FBI) intentando comprar un misil Stinger, un lanzagranadas y cohetes antitanque que dijo planeaba usar para atacar a Cuba. En 1995, la policía cubana arrestó a dos cubanoamericanos luego de que intentaran poner una bomba en un hotel en Varadero.

Esas acciones claramente violaban las leyes de neutralidad de EE.UU, pero el sistema de Justicia norteamericano mayormente miró hacia el otro lado. Aunque Frómeta fue acusado, juzgado y sentenciado a casi cuatro años en la cárcel, las agencias de seguridad raramente investigaron acusaciones que involucraban a militantes exiliados, y si lo hicieron, los fiscales pocas veces aplicaron sanciones. Muy a menudo, políticos de la Florida sirvieron como defensores a elementos de línea dura del exilio.

Pero los cubanos tenían sus propios agentes en la Florida. Una red de inteligencia conocida como La Red Avispa fue despachada a principios de los ´90 para infiltrarse en los grupos del exilio. Tuvieron algunos éxitos. Los agentes frustraron en 1994  un plan para poner bombas en el icónico club nocturno Tropicana, un conocido sitio turístico en La Habana. También interrumpieron un plan para enviar una lancha con explosivos desde Miami River a la República Dominicana para iban a emplearse en un intento de asesinato contra Castro.

En la primavera de 1998, agentes cubanos develaron un complot para explotar un avión con turistas de Europa o América Latina (el complot tuvo resonancia: antes de 2001, el acto de terrorismo aéreo más letal en Latinoamérica había sido la explosión en pleno vuelo del vuelo 455 de Cubana de Aviación en 1976, que ocasionó la muerte de los 73 pasajeros a bordo y los miembros de la tripulación).

Castro envió a su amigo, el ganador del Premio Nobel y novelista Gabriel García Márquez, con un mensaje secreto sobre un complot contra el presidente Bill Clinton. La Casa Blanca tomó la amenaza lo suficientemente en serio como para que la Administración de la Aviación Federal advirtiera a las aerolíneas.

En junio de ese año, agentes del FBI volaron a La Habana para reunirse con sus contrapartes cubanas. Durante tres días en un lugar seguro, los cubanos proveyeron al FBI de evidencia que sus agentes habían reunido de varios complots, incluyendo el ataque planeado al avión y una campaña para poner bombas en hoteles de La Habana que tenía lugar en ese momento y que había causado la muerte de un empresario ítalo-canadiense.

Pero el FBI nunca arrestó a nadie en conexión con el complot del avión o los ataques a hoteles –incluso luego de que el militante exiliado Luis Posada Carriles se jactara al diario The New York Times, en julio de 1998, del papel que jugó en relación con las bombas puestas en La Habana. Al contrario, el 12 de septiembre de 1998, un equipo SWAT del FBI fuertemente armado arrestó a los miembros de la red de inteligencia cubana en Miami.

Los cinco agentes fueron juzgados en aquella ciudad hostil a todo lo cubano, condenados con cargos de “conspiración para cometer” todo desde espionaje hasta asesinato y sentenciados a condenas imposiblemente largas, incluyendo dos cadenas perpetuas más quince años.

Quince años más tarde, cuatro cubanos todavía languidecen en prisiones norteamericanas.

Ahora ustedes comienzan a entender por qué los Cinco Cubanos – como son conocidos- son héroes nacionales en su país, por qué retratos de ellos más jóvenes permanecen en carteles a lo largo del país, por qué cada estudiante cubano los conoce por sus nombres: Gerardo, René, Ramón, Fernando y Antonio.

La vocera del Departamento de Estado, Victoria Nuland, ha declarado que los Cinco Cubanos “fueron condenados en cortes estadounidenses por cometer crímenes contra los Estados Unidos, incluyendo espionaje y traición”.

Es cierto que tres de los cinco hombres – Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González- sí tuvieron, en parte, misiones militares que iban más allá de la simple infiltración y el reporte de las actividades de los grupos exiliados de Miami. Pero su propósito no era robar los secretos militares de EE.UU o comprometer la seguridad de ese país.

Durante los años ´90, las autoridades cubanas creyeron que su país podría ser el próximo del Caribe en sufrir una invasión militar norteamericana. No era una exageración cuando se considera a Granada (1983), Panamá (1989) y Haití (1994). Luego, también estaba la creciente influencia de activos grupos de presión anti-Castro como la Fundación Nacional Cubano Americana, que estaba presionando a Washington para derribar a Castro y a su hermano.

Basados en sus evaluaciones de esas invasiones previas, la inteligencia cubana había desarrollado una lista de comprobación de señales de que una invasión podría ser inminente: una afluencia repentina de aviación de combate y reconocimiento a una base militar en el sur, por ejemplo, o visitas inesperadas o sin explicación de altos mandos militares a las instalaciones de la sede del Comando Meridional de EE.UU en Miami.

Agentes como Antonio Guerrero –quien trabajó como conserje en la Estación Aeronaval de Boca Chica en Cayo Hueso desde 1993 hasta su arresto en 1998 y está cumpliendo 22 años en prisión- fueron los equivalentes de los satélites espía estadounidenses, contando los aviones en las pistas y reportando a La Habana.

Por supuesto, las autoridades cubanas estaban ansiosas por conocer todo lo que sus agentes pudieran averiguar y La Habana ocasionalmente presionó a Guerrero al máximo; él respondió enviando recortes de periódicos de la base. No es de extrañar. Guerrero hablaba poco inglés y  no tenía acceso de seguridad; los secretos militares estaban bien por encima de su nivel. Y los secretos militares de EE.UU nunca fueron prioridad real de Cuba –solo quería saber si los yanquis iban a invadirla.

Siete meses después de que el FBI acusara a los Cinco con cargos relativamente insignificantes –no declararse agentes extranjeros, uso de identidades falsas y más seriamente pero menos específico, conspiración para cometer espionaje- los fiscales impusieron un cargo que movilizaría a la comunidad cubana en el exilio.

Acusaron a Gerardo Hernández, el líder de la red, de conspiración para cometer asesinato en conexión con el derribo tres años antes de dos avionetas de Hermanos al Rescate.

Hermanos al Rescate, un grupo anticastrista que había rescatado balseros en el Estrecho de la Florida pero que había perdido su razón de ser tras un acuerdo migratorio de 1994 entre Washington y La Habana, había estado violando el espacio aéreo cubano durante más de un año, arrojando ocasionalmente panfletos contra el gobierno en La Habana. El gobierno estadounidense hizo lo que pudo para prevenir posteriores incursiones, pero las ruedas de la burocracia en la Administración de la Aviación Federal se movieron lentamente.

En los primeros meses de 1996, los cubanos enviaron mensajes a Washington a través de varios intermediarios, advirtiendo que si EE.UU no detenía otros vuelos de los Hermanos, ellos lo harían.

Washington no lo hizo.

Pero los cubanos sí. En la tarde del 24 de febrero de 1996, aviones caza cubanos derribaron dos avionetas pequeñas no armadas de Hermanos al Rescate, ocasionando la muerte de los cuatro hombres que iban a bordo.

Cuba reclama que las avionetas estaban dentro de su territorio. El gobierno estadounidense reclama – y la Organización de la Aviación Civil Internacional coincidió- que estaban en espacio aéreo internacional cuando fueron atacadas.

¿Pero sabía Hernández realmente con anterioridad que el gobierno de Cuba planeaba derribar las avionetas? ¿Estaba él implicado en la planificación?

Mi respuesta es que no. Durante mi investigación para el libro sobre los Cinco Cubanos, revisé las más de 20 000 páginas de la transcripción del juicio y revisé miles de comunicaciones decodificadas entre La Habana y sus agentes. No encontré evidencia de que Hernández tuviera conocimiento o influencia en los eventos de ese día.

Por el contrario, la evidencia ofrece la imagen de una burocracia de la inteligencia cubana obsesionada con la compartimentación y control de la información. Hernández, un oficial de inteligencia ilegal de nivel de campo, no tenía necesidad de conocer lo que planeaban las fuerzas cubanas. Los mensajes e instrucciones desde La Habana eran ambiguos, la evidencia no era contundente, particularmente para un cargo de conspiración para cometer asesinato.

En un mensaje, por ejemplo, los jefes de Hernández se refieren a un plan para “perfeccionar la confrontación” con Hermanos al Rescate, lo cual los fiscales insistieron que significaba derribar las avionetas.

Pero como la jueza Phyllis A. Kravitch señaló – en  su desacuerdo con una decisión de la Corte de Apelaciones de EE.UU por 11no Circuito sobre el cargo de asesinato contra Hernández- “Existen muchas vías en las que un país podría confrontar aviación extranjera. Aterrizajes forzados, disparos de advertencia y viajes con escolta fuera del espacio aéreo territorial de un país están entre ellos – como también están los derribos”. La jueza dijo que los fiscales “no presentaron evidencia” que vinculara a Hernández con el derribo. “No puedo decir que un jurado razonable – dada toda la evidencia- podría concluir más allá de la duda razonable, de que Hernández accediera a un derribo,” escribió Kravitch.

Un “jurado razonable.” Ahí está el problema.

A fines de los `90, los jurados de Miami se habían vuelto tan notorios en casos que involucraban a exiliados cubanos que los fiscales federales en un caso diferente se opusieron a una moción de la defensa para un cambio de sede de Puerto Rico a Miami para algunos exiliados cubanos acusados participar en un complot para asesinar a Castro.

Miami “es una sede muy difícil para asegurar una condena para los llamados luchadores por la libertad”, explicó el abogado Kendall Coffey al diario The Miami Herald en ese momento. “Tuve algunas condenas, pero algunas absoluciones que desafiaban toda lógica”.

Los militantes anticubanos, de hecho, eran considerados héroes. En 2008, más de 500 agitadores del exilio en Miami se reunieron en honor a la contribución de Posada a la causa – como se conoce en la comunidad el esfuerzo por sacar a Castro del gobierno – en la cena de gala.

¿Sus contribuciones? Además de los ataques a hoteles de La Habana (“Duermo como un bebé”, dijo al diario The New York Times, comentando sobre el turista que murió), Posada es el presunto autor intelectual del bombardeo del vuelo 455 de Cubana. Cuba y Venezuela han pedido su extradición. Estados Unidos se ha negado a la misma.

En el 2000, Posada fue arrestado en Panamá en conexión con un complot para asesinar a Castro; fue condenado y estuvo cuatro años en la cárcel antes de recibir un perdón aún controversial. Ese perdón fue revocado en 2008.

Lo más cerca que el gobierno de EE.UU ha estado de procesar a Posada fue en 2009, cuando la administración de Obama lo acusó – no por su papel en las bombas puestas en La Habana sino por mentir en un formulario de inmigración. Fue absuelto.

Hoy, Posada, de 85 años, camina por las calles de Miami, una contradicción viviente de la guerra norteamericana contra el terrorismo. ¿Cómo ajustar su libertad con la declaración del presidente George W. Bush tras el 11 de Septiembre de que “cualquier nación que continúe albergando o apoyando el terrorismo será considerada como un gobierno hostil por los EE.UU?” ¿Cómo ajustar la libertad de Posada con el sostenido encarcelamiento de los Cinco Cubanos, cuyo principal objetivo era prevenir ataques terroristas?

Es una contradicción que los norteamericanos deberían considerar.

* Stephen Kimber imparte clases de Periodismo en la Universidad de King’s College en Halifax, Canadá, y es el autor del libro Lo que hay del otro lado del Mar- La Verdadera Historia de los Cinco Cubanos.

Traducción: Danay Portal Vigoa/ Cubadebate

publicado por rcbaez a las 01:43 · Sin comentarios  ·  Recomendar
img
.Sobre mí
FOTO

Rosa C. Báez

Lectura, coleccionismo, música, política,

» Ver perfil

img
.Calendario
Ver mes anterior Enero 2023 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» Cinco Prisioneros en USA (668)
» Los Cinco Volvieron (1)
img
.Nube de tags [?]
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
» Los queremos libres
» El Blog de La Polilla Cubana
» Cuba coraje
img
.Más leídos
» Instan a sumar voluntades en el mundo por antiterroristas cubanos
» Los Cinco lamentan muerte de un hermano
» Otra historia de amor
» Premia Gerardo a pioneros en Festival de la Caricatura
» Presidente de "Abogados sin fronteras" solicita a Obama clemencia en caso de Los Cinco
» Reino Unido niega visa a antiterrorista cubano invitado a comisión investigadora del caso de Los Cinco
» Tony Guerrero: Ata una cinta amarilla
» Guantánamo otorga el máximo símbolo de la ciudad a los cinco héroes antiterroristas cubanos
» Una injustificable injusticia
» Una mirada solidaria desde el arte
img
.Se comenta...
» Departamento de Estado norteamericano demandado por ocultar información en caso de Los Cinco
2 Comentarios: Vallejos, Vallejos
» Caso de los Cinco antiterroristas cubanos: Lo que dijo (y le faltó decir) a The Washington Post
1 Comentario: vallejos
» Instan a sumar voluntades en el mundo por antiterroristas cubanos
1 Comentario: Editor Jóvenes por los 5
» Los Cinco nominados a Premio de Derechos Humanos de Global Exchange
2 Comentarios: Pedro Rodriguez Medina, Pedro Rodriguez Medina
» Para luchar por los Cinco, no importa edad ni sexo
1 Comentario: Guadalupe Hernández Breto
Paperblog
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad