Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
¿Buscas páginas de terrorismo?
img
img

 

 

Cinco Héroes Cubanos
Qué sabes sobre estos valientes hombres?

img
img
« Blog
Entradas por tag: terrorismo
Mostrando 1 a 10, de 12 entrada/s en total:
02 de Diciembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA
Comité Internacional por la Libertad  de los 5 Cubanos
Foto: Bill Hackwell

Francisco Letelier es un reconocido artista y autor nacido en Chile. Él ha extendido puentes entre continentes, tejiendo la historia y las experiencias contemporáneas, creando trabajos memorables. 
 
Por más de 25 años, Letelier ha creado arte que cruza las disciplinas y culturas construyendo conexiones entre las Naciones e individuos. Ha participado en proyectos a lo largo de las Américas y Europa. Es conocido también por sus conferencias, y escritos. Sus artículos han sido publicados en el New York Times, Washington Post, los Ángeles Times y otras publicaciones en todo el mundo. El padre de Francisco, Orlando Letelier, quien fuera Canciller de Chile durante la Presidencia de Salvador Allende, fue asesinado el 21 de septiembre de 1976 en Washington D.C. Franciso acababa de cumplir 17 años.

 


5 de Diciembre de 2014

Presidente Barack Obama
The White House
1600 Pennsylvania Avenue NW
Washington, DC 20500

Estimado Señor Presidente, 

He seguido de cerca el caso de los 5 cubanos desde que fueron arrestados en 1998 y cuando fueron aislados en celdas de castigo durante 17 meses. Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labaniño Salazar, Antonio Guerrero Rodríguez, Fernando González Llort y René González Sehwerert son cinco ciudadanos cubanos que residían en los Estados Unidos monitoreando pacíficamente las organizaciones terroristas con sede en Miami. Ellos fueron declarados culpables de varios cargos, incluyendo no haberse registrado como agentes extranjeros y conspiración para cometer espionaje.

Como usted sabe, hubo innumerables irregularidades durante el juicio y durante el resto de los procedimientos legales contra los Cinco. Un número de periodistas fueron contratados para escribir artículos retratándolos como peligrosos espías para predisponer a la opinión pública a un veredicto de culpabilidad. Gerardo Hernández, fue declarado culpable de "conspiración para cometer asesinato" en el derribo de dos avionetas civiles que incursionaron ilegalmente el espacio aéreo cubano en febrero de 1996 y cuya respuesta correspondió íntegramente a la Fuerza Aérea Cubana. 

Hernández fue sentenciado a dos cadenas perpetuas más 15 años, a pesar de que la evidencia existente contra él demostraba su inocencia y que las autoridades de Estados Unidos sabían más sobre esas incursiones ilegales que el acusado. En agosto de 2005, la Corte de Apelaciones decidió anular las condenas de los Cinco y ordenar un nuevo juicio. Pero bajo la presión del Fiscal General Alberto Gonzáles la decisión se revirtió en una acción muy irregular. 

Poco antes, en mayo del mismo año, el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas encontró que el encarcelamiento de los Cinco violaba el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Dos de los hombres Fernando González Llort y Rene González Sehwerert han sido puestos en libertad después de haber cumplido la totalidad de sus sentencias. 

Miles de personas, incluyendo premios Nobel, ex presidentes y líderes reconocidos a nivel internacional y cientos de distinguidos parlamentarios y juristas de todo el mundo creen en la inocencia de estos hombres y piden que sean liberados. Muchos de ellos le han escrito a Ud. para instarlo a que les conceda el indulto y otros han firmado peticiones pidiendo a la Corte Suprema revisar el caso. Ellos creen, como yo, que los 5 Cubanos estaban defendiendo a su pueblo contra actos de terrorismo planeados por grupos de cubano-americanos, con sede en Miami y otras ciudades de Estados Unidos. Los ataques terroristas de estos grupos han resultado en la muerte de cerca de 3.500 personas y han lesionado a más de 2.000. Pero además, esos ataques no solo fueron cometidos contra la isla de Cuba.

Los actos de terrorismo que los 5 Cubanos estaban tratando de evitar, han ocurrido también a unas pocas calles de la Casa Blanca en Washington DC. En 1976, terroristas cubano-americanos conspiraban con agentes enviados desde Chile por el dictador Augusto Pinochet y mataron a mi padre Orlando Letelier y su compañera de trabajo una estadounidense de 23 años de edad, Ronnie Karpen Moffitt, en un coche bomba en Embassy Row. Los Cubano-americanos Virgilio Paz Romero, José Dionisio Suárez, Alvin Ross Díaz y los hermanos Guillermo e Ignacio Novo Sampoll, trabajaron en coordinación con agentes chilenos, siguieron a mi padre, vigilaron nuestra residencia y ayudaron a manufacturar el artefacto explosivo que acabaría con la vida de mi padre y la de Ronnie. Tres de los hombres involucrados fueron encontrados culpables de asesinato. Guillermo Novo y Díaz fueron condenados a cadena perpetua e Ignacio Novo recibió ochenta años. En la apelación, sin embargo, los hombres fueron liberados por un tecnicismo. Estos hombres tenían profundas conexiones con la Coordinación de Organizaciones Revolucionaras Unidas (CORU) y los conocidos terroristas Orlando Bosch y Luis Posada Carriles y después de ser liberados renovaron sus actividades delictivas.

Han pasado 38 años desde que mi padre fue asesinado en el primer ataque terrorista en la capital de la nación por un gobierno extranjero y sus asesinos a sueldo. Aunque ha pasado mucho tiempo, hay todavía mucho por develar sobre el complot. 

El año pasado el gobierno de Chile reabrió la investigación sobre el asesinato de Ronnie Karpen Moffit, la joven mujer de Nueva Jersey, recién casada, quien se ahogó en su propia sangre cuando una esquirla de la explosión le perforó la garganta en la acera de Sheridan Circle. Parte de los implicados en el asesinato hoy se encuentran libres. Otros han permanecido fugitivos de la justicia hasta que intervinieron fuerzas extraordinarias. Virgilio Paz Romero y José Dionisio Suárez Esquivel figuraban como fugitivos en las diez listas de las personas más buscadas por el FBI durante 12 años, hasta que televidentes del programa "Los Americanos más Buscados" dieron pistas sobre sus paraderos lo que llevó a sus arrestos en los suburbios de Miami.

Al parecer estos criminales no necesitan esconderse, por ejemplo, menos de un mes después del asesinato de mi padre y Ronnie en Washington DC, Luis Posada Carriles y su organización se adjudicó el atentado al avión de Cubana vuelo 455 que acababa de despegar de Barbados con destino a La Habana, donde las 73 personas a bordo de la aeronave fueron asesinadas.

Años más tarde, los 5 Cubanos estaban en los Estados Unidos; estaba claro que sólo esfuerzos extraordinarios conducirían a la justicia. Los Cinco colectaron datos de la Coordinación de Organizaciones Revolucionarias Unidas y otros grupos involucrados en actividades terroristas. 

Proporcionaron 175 páginas de documentos que el gobierno cubano entregó a los agentes del FBI en junio de 1998, en relación a la investigación del papel de Posada Carriles en los atentados de 1997 a hoteles de La Habana, que provocaron la muerte de un joven italiano. 

En lugar de procesar a Posada Carriles y otros delincuentes conocidos, el FBI utilizó las pruebas para acusar a los 5 Cubanos de varios cargos graves, a tres de ellos conspiración para cometer espionaje. El encarcelamiento de los 5 Cubanos fue un claro paso hacia atrás en las tácticas de la Guerra Fría. Si la justicia hubiese procedido libremente el juicio nunca hubiera tenido lugar, por el contrario, las pruebas presentadas al FBI podrían haber sido utilizadas para detener las actividades terroristas en los Estados Unidos y Cuba.

Es fácil entender por qué alguien como yo apoya a los 5 Cubanos, quienes estaban investigando las organizaciones criminales y terroristas que me privaron de mi padre a una edad muy temprana. Tal vez es más difícil de comprender cuánta más gente como yo existe en los Estados Unidos y América Latina. Una parte importante de su electorado y de su apoyo proviene de las comunidades que han sufrido injusticia y hoy siguen luchando por los derechos civiles y legales. Muchos de nosotros nos basamos en estas experiencias para alimentar nuestro apoyo por la justicia social y para evitar las divisiones. Somos personas que defienden la democracia y los marcos jurídicos y que siguen creyendo que los derechos humanos y la justicia son esenciales para las naciones donde vivimos. Representamos el futuro y nuestras voces resuenan desde Missouri hasta México.

Señor Presidente, Ud. sabe bien que cada paso hacia la creación de un mundo mejor se encuentra a menudo con resistencia, pero los líderes como usted están en posición para desmantelar las políticas que perpetúan la enemistad y frustran el progreso social. Aunque persisten opiniones de la época de la Guerra Fría, una opinión más amplia es que el continuo encarcelamiento de los 5 Cubanos refleja pobremente al sistema legal de Estados Unidos y su historial de derechos humanos. Creemos como usted que la política exterior hacia Cuba está lista para ser escrita desde un nuevo comienzo.

Usted ha hecho más trabajo para normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba que cualquiera de sus predecesores. Muchas más personas ahora están pidiendo el fin del embargo sin sentido contra Cuba y para una nueva era de respeto y cooperación que beneficiará a todos. Se ha hecho evidente que los Estados Unidos y Cuba pueden ser socios cooperativos. Los médicos cubanos están trabajando en instalaciones estadounidenses tratando pacientes de Ebola en África Occidental. Los líderes del mundo empresarial incluyendo la Cámara de Comercio y Google han instado a otros a unirse a ellos para fomentar las reformas de mercado en Cuba y su sector privado. Más que nunca antes se ha hecho posible que tanto los Estados Unidos y Cuba puedan escapar de ser atrapados en la historia.

Un primer e importante paso en esta dirección es conmutar las condenas y liberar a tres de los Cinco cubanos que enfrentan casi dos décadas de continuo encarcelamiento, uno de ellos en prisiones de máxima seguridad, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero. El gobierno cubano ha ofrecido una reciprocidad humanitaria en el caso de Alan Gross, un ciudadano estadounidense detenido en Cuba, y que muchos esperan vuelva a casa pronto. Avanzando en este tema, Ud. no sólo disminuirá la gran injusticia cometida contra los 5 Cubanos, sino también abrirá la posibilidad de una nueva era de estabilidad y cooperación entre naciones que han estado estrechamente entrelazadas en sus historias, sus aspiraciones y sus pueblos.

Respetuosamente

Francisco Letelier
Muralista y Artista Plástico
Hijo de Orlando Letelier
 
Fuente Boletín International Committee for the Freedom of the Cuban 5 | P.O. Box 22455 | Oakland | CA | 94609
publicado por rcbaez a las 16:14 · Sin comentarios  ·  Recomendar
17 de Octubre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

Una mirada inédita a la historia de los Cinco Héroes Cubanos encarcelados injustamente en Estados Unidos...

Susana Gómez Bugallo; Fotos Ismael Francisco / Cubadebate
páginas de Retrato de una ausencia
Página interior del libro

Podía haber sido un libro más. Pero augura sorpresas el hecho de que se haya trabajado en él por dos años. También dicen algo las historias que sobre él hemos escuchado: que si lo escriben dos jóvenes, que si los testimonios de las entrevistas son únicos, que si es la primera vez que se vincularán todas las aristas del tema, que si lleva implícita una sensibilidad enorme y un análisis detallado…varias tesis deambulan en el ambiente de Retrato de una ausencia.

La nueva publicación sobre el caso de los Cinco, sacada a la luz por la Editorial Capitán San Luis y presentada por Abel Prieto en el Museo Nacional de Bellas Artes, llega en un momento en el que su trascendencia dependerá de todo cuanto podamos hacer por difundirla y acercarla a ese público que aún no conoce nada sobre esta historia, fundamentalmente en Estados Unidos, donde el silencio mediático se ha encargado de apagar durante 16 años una trama que delata las flaquezas que la justicia y el Derecho norteamericano han visto pasar incólumes.

Según describieron Nyliam Vázquez y Oliver Zamora, jóvenes periodistas y autores del volumen, Retrato de una ausencia está estructurado en cuatro capítulos, de acuerdo a un análisis que seleccionó los ejes temáticos que moverían esta historia de amor, sacrificio, dolor y dedicación.

En un primer apartado ("Herederos de una historia"), se vinculan los hechos terroristas que ocurrieron en los primeros años de la Revolución con las historias iniciales de aquellos hombres a los que les fue propuesto defender una misión con elevados costos. Esta relación de contenidos une los hilos históricos que evidencian el estado de necesidad que existía en Cuba cuando en la década de los 90 las amenazas de bombas se convertían en agenda diaria del país. Relata en su testimonio al libro Adriana Pérez, esposa de Gerardo, que si a ella le hubiesen pedido cumplir la misma misión que le solicitaron a su marido, habría tenido la misma disposición en responder como él. Tal era la identificación que los jóvenes de esa época sentían con los horrores cometidos contra el archipiélago. Historias de los niños fallecidos como consecuencia del dengue dan a esta parte una descripción exacta de la violencia de los ataques  por parte de Estados Unidos hasta contra los más inocentes, con el propósito de forzar a la Isla a olvidar su propia esencia revolucionaria.

Para la segunda división que se le impone a esta saga ("La única misión: salvar vidas"), familiares y amistades de los Cinco gigantes describen emocionadamente aquellas virtudes que explican que luego de 16 años los sentimientos continúen exactos, pues la condición extraordinaria de estos seres amorosos no exige menos. La incertidumbre de no saber, el dolor de la distancia constante (aunque salvada por el cariño), y las constantes invenciones para burlar el tiempo se adueñan de este capítulo, tampoco a salvo de la emoción incontenible de los testimonios de las heroínas que quedaron del lado de acá del mar.

"Papeles invertidos" es el tercer apartado. En este los autores se encargan de contar el juicio más largo de la historia estadounidense, y combinarlo a su vez con los testimonios de los Cinco y algunos de los documentos que contribuyen a narrarlo.  Complejo en todo su entramado legal, junto a este momento enrevesado, se levanta el enorme ejemplo de los héroes para no flaquear en medio de estas circunstancias. Pequeños detalles que les hicieron sobrevivir con fortaleza emocional se resaltan en estas líneas, dedicadas también a mostrar de cuánto pueden ser capaces el valor y la entereza moral, aun cuando estén sometidos a irracionales vejaciones, como los 17 meses destinados al «hueco», sin que nadie tuviera noticias suyas y sin derecho a conversar con los abogados que preparaban la defensa.

Y porque este también es el libro de todos los que han dedicado años de su vida a entregar cada desvelo por la causa de los buenos, "Hacerlos volver" es el capítulo dedicado a la solidaridad mundial, ese enorme apoyo sobre el que se han levantado las cinco familias y la lucha del pueblo cubano al saberse respaldado por muchos de los que en el mundo hacen «locuras» tan simbólicas como recorrer un continente en motocicleta (tras el ejemplo del Che) para honrar a Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René; o poner sobre el techo de América la bandera con el logo de los Cinco, y conquistar también otras cimas, no solo en América, sino hasta en el Líbano. Respaldados también han ido estos jóvenes de Cuba por la renuncia total a la vida propia de personas como Graciela Ramírez y tantos otros que han hecho de esta batalla una causa de existencia. A ellos va una parte imprescindible de la novela de los Cinco.

"Documentando la historia" (ya fuera del relato) muestra emocionantes fotografías de los patrimonios personales, muchas de las cuales permanecían inéditas hasta la llegada de este texto. Todo ello acompañado de las ilustraciones impactantes y magistrales a cargo de Ernesto Rancaño quien las devolvió luego de leer el volumen. Otras imágenes forman parte de las obras de Ismael Francisco, fotógrafo de Cubadebate. El valor de estas páginas también se debe a este fragmento que puede contar más que muchas palabras.

Pero, como confiesan sus autores, lo fundamental de Retrato de una ausencia, es que los lectores sepan hallar a esos grandes hombres (enormes desde su sencillez que están detrás de los carteles y títulos de homenajes que se les han hecho en el mundo. Y parte de nuestra misión será también que cada letra llegue a quienes en el mundo puedan conformar ese jurado de millones que solo hará posible que Gerardo, Ramón y Tony se conviertan en presencias.

publicado por rcbaez a las 01:49 · Sin comentarios  ·  Recomendar
05 de Octubre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

Por René Gonzalez Schwerert


Una mañana del otoño de 1962 la ciudad de La Habana amaneció bajo el estremecimiento de detonaciones, resultado de los disparos hechos desde una embarcación que proveniente de Miami arrojó, con un cañón de 20 milímetros, una andanada contra un hotel de la ciudad. Mientras los agresores regresaban a La Florida entre vítores y titulares exultantes de los diarios, junto a mis primeras memorias de estudiante primario la conmoción entre la ciudadanía quedaría grabada para siempre.

Antes de que pudiera conocer personalmente en Miami a José Basulto, autor de los disparos, 28 años después, otras memorias igual de traumáticas pasarían a formar parte de mi experiencia vital. Secuestro o asesinato de pescadores al norte de Cuba. Ataques a poblados costeros con el resultado de ciudadanos inocentes muertos o mutilados. Sabotajes contra guarderías infantiles que pusieron en riesgo la vida de niños inocentes. Asesinato de alfabetizadores por bandas contrarrevolucionarias. La voladura de un avión de Cubana de Aviación en pleno vuelo, frente a las costas de Barbados, con el saldo de 73 personas asesinadas fríamente.

Esta historia, desconocida para el resto del planeta, se ha clavado sin embargo en la memoria colectiva de los cubanos. Primero con entrenamiento, organización o apoyo material y financiero de la CIA. Luego con caprichosos grados de contubernio con la agencia. Siempre con la cómplice negligencia de las autoridades legales y policiales norteamericanas, los actos terroristas contra Cuba han sido una constante desde que el 1ro de Enero de 1959 la Revolución en la isla rescatara para siempre las aspiraciones de soberanía hasta entonces mutiladas de su pueblo.

Fue esa misma memoria la que me impulsó sin vacilar a la aceptación de la misión que me llevaría a conocer al artífice de aquel acto terrorista de mis primeras vivencias. Como un cubano más se me hizo natural el deber de evitar, infiltrándome en los grupos violentos que aun campean en Miami, la consumación de tales actividades. El mismo sentido del deber impulsó a otros cuatro de mis compatriotas, tres de los cuales aún permanecen presos en los Estados Unidos por el crimen de proteger la vida humana; bien más preciado para cualquier sistema legal medianamente civilizado.

En el año 1998 parecía que una puerta permitiría la acción conjunta entre los gobiernos de ambos países para poner fin a tales acciones terroristas, que tanto en los Estados Unidos como en Cuba habían dejado un rastro de muertes. En junio de ese año una delegación del FBI visitó La Habana, recibiendo un expediente en que se describían los planes terroristas fraguados en Miami, así como información sobre sus perpetradores. La gestión se había abierto paso por una visita personal de Gabriel García Márquez a Washington un mes antes, en la que trasladó un mensaje personal de Fidel a Bill Clinton. Los oficiales del FBI en la reunión de La Habana se regresaron al norte luego de prometer a su contraparte cubana que se actuaría en consecuencia, no sin antes agradecer la colaboración de los representantes de Cuba. Tomó menos de tres meses para que actuaran. Han pasado 16 años y todavía los cubanos esperamos a que lo hagan en consecuencia.

En la madrugada del 12 de septiembre de 1998, en varios lugares de la ciudad de Miami, equipos del FBI tomaron por asalto los hogares en que residíamos quienes habíamos estado proporcionando información para neutralizar a los grupos terroristas.

Precedida de un ambiente de histeria comenzaría, en noviembre de 2000, la patraña del juicio oral más largo de la historia de los Estados Unidos, que luego de comenzado sería abrupta y misteriosamente cubierto por el más absoluto silencio de las corporaciones mediáticas. Previamente, en marzo de ese año, los fiscales habían puesto una moción para que no se introdujera la copiosa evidencia de terrorismo contra Cuba: “Combatir el terrorismo era la motivación de los acusados, y las motivaciones no se deben de ventilar ante el jurado”. Muy novedosa la teoría jurídica presentada por los acusadores para que no se tocara el tema del terrorismo y su complicidad con él. Muy oportuno el silencio de la prensa norteamericana, que hasta entonces había desplegado sus antenas para anatemizar a los “peligrosos espías de Castro”.

Con un jurado atemorizado, en una sede que bajo el más elemental sentido común nunca hubiera podido garantizar un juicio justo, mediante la utilización de las condiciones de confinamiento como arma de castigo y de privaciones en la preparación de la defensa, bajo un esquema de manipulación de la evidencia que apenas nos permitió estudiarla previo al juicio, y enfrentando una prensa local que años después se supo había sido pagada subrepticiamente por la oficina de transmisiones a Cuba del gobierno norteamericano; el veredicto no pudo ser otro que el de culpables de todos los cargos. Como complemento unas sentencias draconianas, en las que la jueza descargó un odio irracional e ilegal sobre los acusados, no sin antes ceder a la solicitud de la fiscalía para que nos “inhabilitara” durante los años de libertad supervisada entregándonos una joya de sabia jurisprudencia:

“Sea que el terrorismo se cometa contra personas inocentes en los Estados Unidos o en Cuba, Israel o Jordania, Irlanda del Norte o en la India, eso es diabólico y es malo, pero los actos terroristas por otros no pueden excusar la conducta equivocada e ilegal de este defendido o de cualquier otro”.

Y luego la “inhabilitación”:

“El defendido deberá también cumplir con las siguientes condiciones adicionales de libertad supervisada:

Se prohíbe al defendido asociarse con o visitar lugares específicos donde individuos o grupos tales como terroristas, miembros de organizaciones que abogan por la violencia, o figuras del crimen organizado están o se conoce que frecuenten”.

Así, de un plumazo, en una corte norteamericana se certificó el derecho de los terroristas a no ser molestados. Al parecer para algunos el terrorismo no es tan malo.

A dieciséis años de nuestros arrestos el caso de los Cinco, como se le conoce, ha concitado el repudio de organizaciones de abogados, tanto nacionales como internacionales; el rechazo de 10 premios Nobel, la condena de parlamentos en pleno o de grupos de parlamentarios, un fallo condenatorio del Comité de Detenciones Arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU; la oposición de Amnistía Internacional y de cientos de personalidades alrededor del mundo.

Afortunadamente no todos piensan que el terrorismo no sea tan malo.

Foto RCBáez René en el CMLK

Fuente El Universal, México

publicado por rcbaez a las 17:04 · Sin comentarios  ·  Recomendar
16 de Septiembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

   Sofía,  11  de septiembre del 2014.-   En la sede de la Asociación de Periodistas Búlgaros, la Embajadora de Cuba, Teresita Capote, ofreció una Conferencia de prensa, destinada a actualizar la información sobre la realidad cubana, ampliar sobre los intentos de Norteamérica por subvertir el orden interno en Cuba y referirse al Coloquio que tiene lugar en la Habana, dedicado a destacar el heroismo de nuestros Cinco Embajadores de la Dignidad, así como la importancia de la solidaridad internacional, para lograr la puesta en libertad de Gerardo, Ramón y Antonio, quienes desde hace 16 años, cumplen condenas injustas, por defender a su Patria del terrorismo imperialista.

 Durante más de dos horas, ante un importante grupo de profesionales de la prensa, encabezado por su Secretaria General y gran amiga de Cuba, Snezhana Tódorova, la Embajadora intercambió con los presentes, muchos de ellos interesados en advertir sobre los peligros que para Cuba significaría, renunciar a la justicia social que ha caracterizado a la Revolución cubana, así como conocer nuestras apreciaciones sobre el posible futuro de las relaciones de Cuba con los Estados Unidos . Ello dió pie para ampliar sobre los reajustes que, desde el punto de vista económico tienen lugar y para profundizar en las raíces históricas del diferendo y las verdaderas causas de la política hostil de norteamérica, así como sobre los procesos que tienen lugar hoy en Amérca Latina.

 No faltaron los comentarios positivos, sobre la última Reflexión de Fidel; sobre el papel de Cuba en el despertar latinoamericano; sobre los importantes resultados de la visita de Putin a Cuba y el indudable desarrollo de las relaciones  con Rusia y China y la influencia que todo ello tendrá en el desarrollo económico del país.

 Por su parte la Embajadora amplió sobre las conversaciones que tienen lugar con  la Unión Europea y la posición de principio que mantiene Cuba, en cuanto a no aceptar ningún tipo de condiciones previas.

 En el último número de la revista semanal "TEMA",  aparece una reseña sobre la actividad, de la Sub Directora, Kadrinka Kadrínova, Presidenta de la Asociación de periodistas búlgaros hispano hablantes y gran amiga de Cuba.

  Teresita Capote Camacho, Embajadora

 

Embajada de CUBA, Bulgaria

Unase a la campaña por los cinco!

Join the campaign for the Cuban Five

www.antiterroristas.cu

publicado por rcbaez a las 14:34 · Sin comentarios  ·  Recomendar
08 de Septiembre, 2014 · Cinco Prisioneros en USA

 

Se conoció en La Habana que la gran ola mundial de reclamo de libertad para Los Cinco Héroes antiterroristas cubanos injustamente condenados en Estados Unidos, comparada por observadores con un tren, marcha arrolladoramente.

 Kenia Serrano, presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), aseguró que la Jornada Mundial de Solidaridad con esos compatriotas y contra el terrorismo transcurrirá simultáneamente en 38 naciones, con unas 110 actividades de resonancia, y tendrá a la capital estadounidense como su escenario principal.

 Iniciado el jueves último, el maratónico esfuerzo solidario se extenderá hasta el próximo seis de octubre. En un encuentro con la prensa el jueves último, Graciela Ramírez, coordinadora del Comité Internacional por la Libertad de Los Cinco, definió a los venideros 11, 12 y 13 del presente mes como días decisivos para exigir la liberación de Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, quienes aún cumplen injusto encierro.

 Informó que en el transcurso de esos tres días “vamos a volver al Capitolio norteamericano a conversar con congresistas y asistentes principales de estos legisladores de los diferentes estados”, en tanto el 12 se hará una vigilia frente a la Casa Blanca.

 Precisó que aunque pocas personas se encuentren físicamente en Washington, “estará junto a ellas el jurado de millones que representa el movimiento mundial de solidaridad con Los Cinco”.

 Detalló entre las actividades previstas en Estados Unidos un intercambio con académicos y estudiantes de la Universidad de Georgetown, una Noche solidaria con Los Cinco, el 11, y una protesta frente a la Casa Blanca el 12.

 Para el 13 se prevé la apertura de la exposición Absueltos por la solidaridad, de Tony Guerrero, integrada por 16 acuarelas sobre el amañado juicio efectuado a los luchadores cubanos.

 Agregó que en Washington sesionará un panel cuyos ponentes serán José Ramón Cabañas, jefe de la Sección de Intereses de Cuba en esa ciudad, Yeidckol Polevnsky, ex vicepresidente del Senado de México, y Stephen Kimber, profesor canadiense y autor del libro “Lo que hay del otro lado del mar, la verdadera historia de los Cinco cubanos”.

 Simultáneamente en el Palacio de Convenciones de La Habana, unos 200 delegados de 49 países se reunirán en el X Coloquio Internacional de Solidaridad con los Cinco y Contra el Terrorismo, según anunció recientemente Elio Gámez, vicepresidente del ICAP.

 Al inaugurar la jornada mundial el jueves último, Fernando González, vicepresidente de ese organismo, recordó que la fecha de inicio correspondió con la del asesinato, en 1997, del joven italiano Fabio Di Celmo, en el hotel habanero Copacabana, víctima de un acto terrorista.

 En tanto el seis de octubre, en que concluye, se les rendirá homenaje a las 73 víctimas del atentado terrorista realizado en 1976 contra un avión de Cubana de Aviación en el espacio aéreo de Barbados.

 Dos de Los Cinco, René González y Fernando González, fueron liberados luego de cumplir íntegramente sus condenas.

 Con información de la AIN


Fotos correspondientes a la conferencia de prensa a propósito del X Coloquio Internacional de Solidaridad con Los Cinco y contra el Terrorismo, realizada en la sede del ICAP, en La Habana, el 3 de septiembre de 2014 / Roberto Morejón

publicado por rcbaez a las 01:59 · Sin comentarios  ·  Recomendar
19 de Septiembre, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

Por  Sergio Rodríguez Gelfenstein*

 

En 1767, antes de que Estados Unidos fuera independiente, ya pensaba en apoderarse de Cuba. Es así que ese año Benjamín Franklin planteara la necesidad de “colonizar el Mississippi para ser usado contra Cuba y México…”

 En 1805, el tercer presidente de Estados Unidos, Thomas Jefferson, anticipándose casi 20 años a James Monroe y la doctrina que tomó su nombre, le escribe en una carta que “es imposible no mirar hacia tiempos distintos cuando nuestra rápida multiplicación nos expanda más allá de los límites y cubra todo el norte sino el sur del continente”. Jefferson sugería que Estados Unidos debía “tener las Floridas y Cuba”.

 Faltaban 13 años para el nacimiento de Carlos Marx, 112 para que triunfara la Revolución socialista en Rusia, 121 para que Fidel Castro viniera al mundo y 154 para que entrara victorioso a La Habana al mando del Ejército Rebelde y Cuba iniciara su vida como nación verdaderamente independiente. Los intentos de Estados Unidos de apoderarse de Cuba no tienen nada que ver con el carácter socialista de su Revolución ni con el liderazgo de Fidel, sino con una ancestral decisión de su élite de dominar el Caribe al que consideran su “frontera sur” para lo cual, controlar la “llave del golfo” era y es vital. El mismo Jefferson, años más tarde, en 1820, precisó que Cuba era “la adición más interesante que se podía hacer a nuestro sistema de Estados” y le dijo al secretario de Guerra John C. Calhoun que debía “a la primera oportunidad, tomar Cuba”.

 De esa manera, ya en el siglo XIX se comienzan a manifestar una serie de acciones que eran expresión concreta de la voluntad intervencionista antes manifestada. A mediados de siglo se efectuaron varios intentos para apoderarse de la isla, patrocinados sobre todo por los sectores esclavistas del sur. A John Quincy Adams, sexto presidente de la unión norteamericana, se debe la idea de que Cuba debía mantenerse bajo el débil dominio colonial español para que algún día pasara a control de Estados Unidos “como una fruta madura”. En 1848, el undécimo presidente James K. Polk ofreció a España comprarle Cuba por cien millones de dólares, y un año después se realizaron intentos “independentistas” con el objetivo de “asociar” Cuba a Estados Unidos. La oferta de compra aumentó a 130 millones en 1854, pero España se mantuvo firme en la posesión de su joya colonial más preciada.

 La lucha de los cubanos por su independencia se mantuvo incesantemente desde 1868 y en 1898 el triunfo de los patriotas era inevitable. José Martí había entendido el valor estratégico de su país en el marco geopolítico ante el naciente imperialismo estadounidense que no escatimaba en mostrar su voluntad expansionista. En mayo de 1895, un día antes de morir, le escribió a su amigo Manuel Mercado una carta premonitoria donde le decía “… ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber –puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo– de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América”.

 Sin embargo, la oligarquía estadounidense comenzó a conspirar para justificar una invasión a Cuba. El instrumento fue una dudosa explosión (nunca aclarada hasta hoy) del acorazado estadounidense Maine surto en La Habana en febrero de 1898. Después de culpar a los españoles del incidente, declararon la guerra, interviniendo en la isla con tropas que impidieron la victoria definitiva de los cubanos en su lucha. España se vio obligada a conceder la Independencia a Cuba, pero ésta fue parcial y mediatizada. Estados Unidos ocupó la isla hasta 1903, cuando retiró sus tropas a cambio de un tratado que le permitía la intervención militar en Cuba cuando lo entendiesen necesario para “garantizar el orden”. Este tratado en forma de enmienda fue incorporada a la nueva Constitución cubana. Asimismo, se apoderaron de dos territorios, uno en Guantánamo en el oriente del país y otro en Bahía Honda al occidente, donde instalaron sendas bases navales. En el primero aún permanecen ilegalmente, toda vez que dicho acuerdo fue una imposición sustentada por la fuerza de las armas y de la ocupación militar de un país que no tenía gobierno. En 1903, Fidel Castro aún no había nacido.

 La subordinación de los gobiernos cubanos a Estados Unidos de lo que en el transcurso de lo que en la historia cubana se llama la “república mediatizada” se mantuvo a lo largo de sus 61 años de duración. A cambio de un respeto irrestricto a los inversionistas estadounidenses, lo que rayaba en la cuasi pérdida de la soberanía, el último dictador, Fulgencio Batista, recibió un apoyo militar cuantioso, expresado en un constante abastecimiento de armas, equipos y financiamiento para sostener su gobierno despótico y autoritario mediante la represión y la crueldad. Aunque el epicentro de la lucha del pueblo cubano para derrocar la dictadura se desarrolló fundamentalmente en el oriente del país, en toda la isla se fue construyendo un gran frente antibatistiano bajo el liderazgo de Fidel Castro hasta que el 1° de enero de 1959 el dictador huyó y las fuerzas revolucionarias tomaron el poder. El movimiento triunfante se propuso desarrollar un programa de gobierno que pregonaba principios democráticos, de justicia social, economía mixta y crítica a Estados Unidos por el apoyo que había dado a Batista. Sin embargo, habían transcurrido pocas semanas del triunfo revolucionario cuando comenzaron a desatarse una ola de sabotajes, quema de cañaverales y atentados con explosivos contra objetivos fundamentales de la economía. Así, ya en el mes de marzo de 1960 el trigésimo cuarto presidente de Estados Unidos, Dwight David Eisenhower, firmó una orden ejecutiva por la cual ordenaba a la CIA preparar un proyecto encaminado a derrocar al Gobierno revolucionario, utilizando para ello, todas las fuerzas e instrumentos a su alcance. En una primera instancia, el énfasis se puso en operaciones de carácter psicológico, presiones económicas y políticas y el comienzo del entrenamiento masivo de cubanos que habían pertenecido a las fuerzas militares y represivas de la dictadura y que habían huido a Estados Unidos, pero paulatinamente fueron dado pasos hacia un plan de invasión para lo cual fueron creando condiciones a través de la inserción en territorio cubano de pequeños grupos de sabotaje.

 La respuesta del Gobierno cubano fue la creación, el 28 de septiembre de 1960, de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) a fin de organizar al pueblo para garantizar su seguridad y defensa, asimismo, el 6 de junio de 1961 es instituido el Ministerio del Interior, cuerpo especializado del Estado para enfrentar la acción agresiva y criminal de Estados Unidos que ya en abril de ese año, bajo el gobierno del trigésimo quinto presidente, John. F. Kennedy, había organizado una fuerza invasora con apoyo logístico de las Fuerzas Armadas estadounidenses que desembarcaron en Cuba por playa Girón, en el litoral central del sur de la isla donde fueron derrotados en menos de 72 horas.

 Esta agresión había hecho patente la intención estadounidense de aniquilar la Revolución Cubana a cualquier costo. La respuesta debía ser de la misma dimensión y profundidad: la defensa y la seguridad de Cuba se debía garantizar a cualquier costo; sin embargo la insuperable distancia en cuanto a la capacidad financiera, militar y tecnológica de ambos países intuía una lucha no equitativa que solo se podría librar a partir de la conciencia, la convicción, la voluntad, la decisión y el valor de un pueblo dispuesto a cualquier sacrificio para mantener su independencia y su soberanía.

 De la carta antes mencionada que Martí dirigió a Manuel Mercado se extraen dos enseñanzas capitales que son sustento de la doctrina cubana de seguridad. Martí dijo… “Viví en el monstruo, y le conozco las entrañas, y mi honda es la de David”. Martí señalaba que haber vivido en Estados Unidos, le daba pautas para trazar los planes que habrían de llevarse adelante a fin de impedir la potencial expansión estadounidense que visualizaba, de no lograrse la independencia de Cuba. La referencia bíblica posterior enfatizaba en su convicción de que el enfrentamiento se iba a dar en condiciones desiguales.

 Antes, –en la misma carta–, Martí afirmaba que “En silencio ha tenido que ser, y como indirectamente, porque hay cosas que para logradas han de andar ocultas, y de proclamarse en lo que son, levantarían dificultades demasiado recias para alcanzar sobre ellas el fin”. La confrontación planteada por la mayor potencia militar del mundo ha obligado a Cuba a desarrollar acciones que en “silencio han tenido que ser” y que “han de andar ocultas” si se quiere lograr el éxito en tal desigual combate.

 Solo un pueblo decidido a defender su libertad es capaz de parir hijos que asuman las enseñanzas del apóstol en carne propia, a riesgo de su propia vida y su propia felicidad. Eso son Antonio Guerrero Rodríguez, Fernando González Llort, Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar y René González Sehwerert, los cinco héroes cubanos que en silencio y de manera oculta vivieron en las entrañas del monstruo para descubrir y prevenir los planes de grupos terroristas que conspiraban para causar la muerte y le desestabilización de Cuba y con ello, –parafraseando al apóstol– impedir a tiempo que se extiendan por las Antillas y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América.

 Fuente: Ciudad Caracas

Imagen agregada RCBáez

* Venezolano. Magister en Relaciones Internacionales de la Universidad Central de Venezuela. Consultor y Analista Internacional. Sus artículos se publican en diversos periódicos e innumerables páginas de Internet. Ha sido Director de Relaciones Internacionales de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, Asesor de política internacional de la Presidencia de Telesur y Embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Nicaragua. Ha publicado diversas obras y participado como coautor en varias compilaciones.

 

publicado por rcbaez a las 02:08 · Sin comentarios  ·  Recomendar
15 de Septiembre, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

Imagen

 El sintagma nominal “cintas amarillas” me llevó a través de Google a los hechos ocurridos el pasado abril, en Boston, minutos antes de que los corredores atravesaran la línea de meta del maratón más antiguo del mundo.

 Los dos artefactos explosivos de fabricación artesanal (ollas a presión), causaron la muerte de tres personas: Martin Richard, un niño de ocho años de edad; Krystle M. Campbell, de 29, gerente de un restaurante de Medford; y Lü Lingzi, una joven de 23, de origen chino (Shenyang) y estudiante de la Universidad de Boston. De las 282 personas heridas, 14 sufrieron la amputación de algún miembro.

 Al día siguiente cuarenta y dos kilómetros de cinta amarilla de la policía con las palabras ‘No cruzar’ marcaban el recorrido emblemático de la ciudad de Boston, en Massachussets. “La cinta amarilla de la policía seguirá todavía algún tiempo en varias partes de la ciudad, y aún así, a primera hora de esta mañana ya había mucha gente que desafiaba la congoja y la conmoción y corría por las calles, todavía frías pero ya soleadas de Boston”, escribía un periodista español.

 Las víctimas de Boston me recuerdan a los 73 pasajeros de Cubana de Aviación que a bordo del vuelo 455 perecieron hace ya casi 37 años cuando una delegación de esgrimistas cubanos partía de Barbados rumbo a La Habana. Recuerdo, por supuesto, a Fabio Di Celmo, el joven italiano asesinado en septiembre de 1997 por una bomba de la CIA en el hotel Copacabana, y más atrás, vienen en la lista que voy graficando en mi mente, los 2 mil 602 muertos del atentado a las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001.

 En contraposición a todo eso, ayer se cumplieron 15 años del arresto a los cinco antiterroristas cubanos: Ramón, Gerardo, Fernando, Antonio y René –este último ya en casa después de cumplir su condena–.

 Por una petición del mismo René, la cinta amarilla, un viejo símbolo del pueblo norteamericano  llenó las calles de Cuba este 12 de septiembre. Edificios, portales, ventanas, árboles, camiones, carros, exhibían una tira amarilla. La gente se vistió de amarillo o portaba un discreto lacito en la mano, la ropa, el pelo.

 Era como si la enorme cinta  de 42 kilómetros de Boston que marcaba los límites del terror en esa ciudad, se hubiese convertido en pequeñas cintas, en la tela con la que el pueblo cubano se cubría para clamar por sus héroes, por los hombres que lucharon contra el terrorismo desde la Florida, este pueblo cubano que también ha sido víctima de actos como los que vivieron los bostonianos aquella mañana soleada del maratón.

 

Fuente: Blog "Chelydoscopio"

publicado por rcbaez a las 01:01 · Sin comentarios  ·  Recomendar
06 de Abril, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

Aunque Ud. no lo crea: el Herald difunde noticia sobre Los 5 sin llamarlos "espías de Castro"

Sacerdote luchador contra ‘apartheid’ pide a Obama que libere a los 5 Cubanos

EFE


Miami -- El sacerdote Michael Lapsley, conocido por su lucha contra el “apartheid” de Sudáfrica, pidió el viernes al presidente de EEUU, Barack Obama, que libere a los cinco cubanos condenados por espionaje en EEUU, por los que dice sentir “un gran amor y afinidad”.

“Si hubieran sido jóvenes de su país que impidieron un ataque terrorista contra EEUU lo más probable es que usted los hubiera invitado a cenar a la Casa Blanca para entregarles medallas”, apunta el escrito que el Comité Internacional por la Libertad de los 5 Cubanos ha dirigido al presidente estadounidense.

La carta del sacerdote, víctima de un intento de asesinato con una carta bomba que obligó a la amputación de sus manos, fue difundida hoy para hacerla coincidir con el día 5, por “los 5 Cubanos”, como se conoce a Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González, Antonio Guerrero y René González.

Fueron condenados hace doce años a distintas penas de cárcel en EEUU por conspirar y operar como agentes extranjeros. Hoy sólo está en la calle René González, que salió de la cárcel en octubre de 2011 tras cumplir una condena de 13 años, pero no podrá regresar a Cuba hasta octubre de 2014, cuando termine la libertad vigilada impuesta.

Todos ellos integraban la red “Avispa”, que fue desmantelada en 1998, y los cinco reconocieron ser agentes del Gobierno de La Habana, pero dijeron que no espiaban a EEUU, sino a “grupos terroristas de exiliados” que conspiraban contra Cuba.

“Recuerdo vívidamente la sensación de alegría, alivio y, lo más importante, esperanza que su victoria (electoral) representaba”, dice la carta de Lapsley sobre la noche en que Obama ganó sus primeras elecciones.

Añade que “la única comparación que puedo hacer de lo que sentí esa noche en 2008 fue lo que sentí cuando después de siglos de lucha el ‘apartheid’ fue derrotado en Sudáfrica”.

“Quisiera poder seguir sintiendo esa esperanza sobre lo que su presidencia representa -escribe-. Estoy apelando a ese sentido de justicia natural que vi en usted esa noche para que libere a cinco hombres cubanos que llegaron a EEUU en los 90 para supervisar las actividades de grupos terroristas contra Cuba en el sur de la Florida”.

El sacerdote recuerda que esos hombres “están cumpliendo largas sentencias en sus cárceles e incluso a las esposas de dos de ellos se les niega visas para visitarlos”.

“Estoy seguro que con todo el apoyo internacional que tienen estos hombres usted debe estar bien enterado de este caso y que usted podría liberarlos a través del poder que le otorga la Constitución de EEUU”, apunta el escrito atribuido a Lapsley.

Además se pregunta: “¿Qué podría ser más noble que lo que hicieron estos 5 hombres en la guerra contra el terrorismo y en defensa de su patria?”.

“Personalmente siento un gran amor y afinidad por los 5 cubanos porque soy una víctima del terrorismo a consecuencia de una carta bomba que durante los últimos días del régimen del ‘apartheid’ en 1990 destruyó mis manos y me quitaron un ojo, produciendo además otras lesiones”, manifestó.

Explica que el ataque fue “una reacción de odio” hacia mi trabajo como sacerdote inmerso en la lucha de liberación contra “uno de los sistemas más brutales de opresión racial que el mundo haya visto” y añade que “Cuba siempre se levantó en apoyo al pueblo de Sudáfrica contra esa opresión”.

Lapsley asegura en el escrito que, a modo de “pequeño gesto” para “saldar la deuda que mi país tiene con Cuba”, ha visitado a uno de los encarcelados, Gerardo Hernández, que cumple cadena perpetua, algo que le recuerda “cómo nuestros mejores líderes fueron encarcelados, no porque fueran delincuentes, sino porque buscaban libertad y justicia para todos”.

“La animosidad que ha tenido EEUU hacia la isla de Cuba durante décadas no tiene que ser una carga para usted, que tiene una posición única para ser un agente de cambio activo ayudando a forjar un mundo mejor”, dice a Obama.

En su opinión, el “simple” hecho de liberar a los cinco cubanos no sólo es “lo correcto”, sino que “hará brillar los ojos de toda una nación que ve a estos hombres como héroes” y será un catalizador hacia la normalización de las relaciones bilaterales, así como hacia “la cicatrización de la familia humana. Sé que está en usted y apelo para convocar ese valor”.


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2013/04/05/1447081/sacerdote-luchador-contra-apartheid.html#storylink=cpy


Contenido Relacionado

Agente cubano en libertad provisional en EEUU pide permiso para viajar a Cuba

Imagen agregada RCBáez

publicado por rcbaez a las 01:20 · Sin comentarios  ·  Recomendar
01 de Diciembre, 2012 · Cinco Prisioneros en USA

Coloquio por los Cinco: Aprueban la declaración final

Video en TeVeo


Finaliza Coloquio por los Cinco con acto masivo

Por Luisa María González



Holguín, Cuba, 1 dic (PL) El VIII Coloquio Internacional por la Liberación de los Cinco finalizará hoy aquí con un acto de masas para exigir la excarcelación de esos cubanos antiterroristas condenados en Estados Unidos.

Residentes en esta ciudad del oriente cubano se unirán a los casi 400 participantes en el evento para manifestar su apoyo a la causa de Ramón Labañino, Antonio Guerrero, René González, Gerardo Hernández y Fernando González.

Durante la última jornada de este foro iniciado el 28 de noviembre, los visitantes también compartirán con el pueblo holguinero en las Carpas por la Paz, un espacio que ha funcionado estos días de manera paralela para mostrar las acciones en este territorio a favor de la liberación de los Cinco -como se conocen en el mundo.

Los participantes aprobaron ayer la declaración final del evento, en la que llaman a multiplicar acciones y mejorar la articulación entre ellas para incrementar la capacidad de acción.

El documento exhorta a incrementar el trabajo en todo mundo, principalmente en Estados Unidos, con el propósito de llegar al presidente Barack Obama y lograr que, en uso de sus facultades, libere sin condiciones a los Cinco.

En esa jornada, los delgados también realizaron trabajos voluntarios en distintos municipios, como Gibara y Banes, con el objetivo de contribuir a la recuperación de esa provincia, una de las más afectadas por el paso reciente del huracán Sandy.

En declaraciones a Prensa Latina, activista norteamericana Nancy Kohn, expresó que trabajar codo a codo con los cubanos les permitió demostrar de manera concreta la solidaridad y convirtió a ese en el mejor día del Coloquio.

"Para mí ha sido muy importante, porque yo vengo del país que intenta estrangular el proyecto revolucionario, y laborar de esta manera me ha permitido demostrar que hay estadounidenses que apoyan a esta nación", comentó.

La luchadora social refirió su impresión por la manera en los cubanos se ayudan unos a otros y agregó que eso no sucedió en su nación, por ejemplo, cuando el mismo huracán Sandy la azotó.

"Este es el pueblo lleno de valores que los Cinco -así se conocen el mundo- estaban defendiendo, y por eso quines los apresaron y condenaron cometieron una gran injusticia", consideró.

Fuente Prensa Latina


Caso de los Cinco debe llegar directo a Obama, consideran en Cuba /  Luisa María González

(PL) La causa de los cinco cubanos antiterroristas condenados en Estados Unidos debe llegar directamente al presidente norteamericano, Barack Obama, consideraron hoy aquí participantes de Norteamérica en el Coloquio Internacional por su Liberación.



Convocan desde Cuba a mujeres del mundo a unirse por los Cinco

 (PL) El Encuentro de las Madres y Mujeres por la Liberación de los Cinco cubanos antiterroristas condenados en Estados Unidos convocó hoy a las féminas de todo el mundo a unirse a esta causa.

Durante la cita, madres y mujeres de unos 47 países se unieron para reclamar la excarcelación de Ramón Labañino, Antonio Guerrero, René González, Gerardo Hernández y Fernando González.


Coloquio por los Cinco apoya recuperación en Cuba tras paso de Sandy / Por Luisa María González

(PL) Los participantes en el VIII Coloquio Internacional por la Liberación de cinco antiterroristas cubanos condenados en Estados Unidos contribuirán con la recuperación de este territorio, uno de los más afectados por el huracán Sandy.

(RadioPL) Los representantes de casi 50 países viajaron a distintos municipios de la oriental provincia para realizar trabajos voluntarios en sectores como la agricultura y la construcción, una forma de ayudar a resarcir los daños provocados por el meteoro el pasado 25 de octubre.

publicado por rcbaez a las 05:45 · Sin comentarios  ·  Recomendar
img
.Sobre mí
FOTO

Rosa C. Báez

Lectura, coleccionismo, música, política,

» Ver perfil

img
.Calendario
Ver mes anterior Noviembre 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» Cinco Prisioneros en USA (668)
» Los Cinco Volvieron (1)
img
.Nube de tags [?]
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
» Los queremos libres
» El Blog de La Polilla Cubana
» Cuba coraje
img
.Más leídos
» Instan a sumar voluntades en el mundo por antiterroristas cubanos
» Los Cinco lamentan muerte de un hermano
» Otra historia de amor
» Premia Gerardo a pioneros en Festival de la Caricatura
» Presidente de "Abogados sin fronteras" solicita a Obama clemencia en caso de Los Cinco
» Reino Unido niega visa a antiterrorista cubano invitado a comisión investigadora del caso de Los Cinco
» Tony Guerrero: Ata una cinta amarilla
» Guantánamo otorga el máximo símbolo de la ciudad a los cinco héroes antiterroristas cubanos
» Una injustificable injusticia
» Una mirada solidaria desde el arte
img
.Se comenta...
» Departamento de Estado norteamericano demandado por ocultar información en caso de Los Cinco
2 Comentarios: Vallejos, Vallejos
» Caso de los Cinco antiterroristas cubanos: Lo que dijo (y le faltó decir) a The Washington Post
1 Comentario: vallejos
» Instan a sumar voluntades en el mundo por antiterroristas cubanos
1 Comentario: Editor Jóvenes por los 5
» Los Cinco nominados a Premio de Derechos Humanos de Global Exchange
2 Comentarios: Pedro Rodriguez Medina, Pedro Rodriguez Medina
» Para luchar por los Cinco, no importa edad ni sexo
1 Comentario: Guadalupe Hernández Breto
Paperblog
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad