Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
¿Buscas páginas de cinta?
img
img

 

 

Cinco Héroes Cubanos
Qué sabes sobre estos valientes hombres?

img
img
« Blog
Entradas por tag: cinta
13 de Octubre, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

Por Argelio Santiesteban Pupo


René probó que es un finísimo propagandista, rompiendo lanzas a favor de sus cuatro hermanos martirizados
(Foto: Roberto Chile / Cubadebate)


“Se nos acusó de haber conspirado para cometer espionaje y dañar la seguridad nacional de los Estados Unidos. Se nos ha puesto al mismo nivel de los peores espías que se hayan conocido sin que para ello exista una sola prueba contundente y sin haber causado daño alguno, sólo sobre la base de suposiciones. La nuestra quizás sea una de las acusaciones de espionaje más ridículas en la historia de este país”.

Ya sabemos que René —no hace falta el apellido— fue un increíble agentazo capaz de insomnemente velar, durante años, el sueño de mi mamá, de mis amigos y el mío propio.

Ah, pero aunque uno sea un viejecillo convencido de que ya no puede creer en nada —como decía el poeta Machado—, la vida te da sorpresas, según la conocida pieza popular.

Sí, porque René probó que es un finísimo propagandista, rompiendo lanzas a favor de sus cuatro hermanos martirizados. Y lo ha hecho mostrando una capacidad esplendorosa, digna de envidia de casi todos mis colegas. (¿Por qué no piensa en él la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales, a la hora de adjudicar su premio anual?).

René desempolvó una canción —hit durante 1973—titulada  Tie a Yellow Ribbon Round the Old Oak Tree, o sea, “Ata una cinta amarilla en el viejo roble”, que fue escrita por Irwin Levine y L. Russell Brown.

La pieza estuvo en el lugar cimero de aceptación popular en los Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia. Y se convertiría en la canción acariciada por mujeres suspirantes que añoraban el regreso del amado, estuviese en menesteres militares o en la prisión.

En el mercado estadounidense, se vendieron tres millones de grabaciones en sólo tres semanas. La pieza ha tenido versiones lo mismo de un iraní que de un chino. Fue himno de batalla entre los filipinos seguidores del asesinado Benigno Aquino.

Y entonces uno, horrible traductor, se permite brindar, a quien lea, una mala versión de algunos de los versos, siempre en honor a René, y juntando manos por el regreso de sus esperados compañeros:

Regreso al hogar.
He cumplido mi condena.
Ahora sabré qué es mío, y qué no lo es.
 Si recibes mi carta diciéndote que pronto estaré libre,
entonces debes saber qué hacer.

Si todavía me deseas,
oh, ata cien cintas amarillas en torno al viejo roble.
Pero una sola cinta amarilla
Es lo que necesito para saberme libre.

publicado por rcbaez a las 05:21 · Sin comentarios  ·  Recomendar
07 de Octubre, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

Por Yenisei Rodríguez, Fotos Héctor Planes

 

 

El pueblo cubano continúa siendo protagonista en la batalla por la libertad de los antiterroristas injustamente prisioneros hace 15 años en Estados Unidos. En una peculiar iniciativa se unieron los diferentes clubes y asociaciones  de vehículos de La Habana, que marcharon por todo el malecón capitalino pasando frente a la  Sección de Intereses de EEUU en la nación caribeña con un claro mensaje de justicia para el gobierno norteamericano: la libertad inmediata de Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González y Antonio Guerrero.

 Desfilaron en el cierre de la jornada por los 15 años de injusto encierro de los compatriotas cubanos, bici-taxis, coco-taxis, coches de caballos, autos antiguos y otros vehículos. El litoral habanero se llenó de lanchas pesqueras que también se sumaron con banderas cubanas, trompetas y lazos amarillos a esta marcha.

 

 

 Acompañaron los vehículos mujeres con sus hijos pequeños como símbolo de la privación de ser madres que sufren Adriana Pérez y Rosa Aurora Freijanes, esposas de Gerardo y Fernando respectivamente. En su representación ofrecieron testimonios Laura Rodríguez y la boliviana Patricia Jiménez.

 Laura Rodríguez- pienso que independientemente de que ellos deben estar aquí y no en una cárcel, no puede prohibirse a Adriana el derecho de visitar a su esposo, privar a un matrimonio de ser padres es algo criminal, más allá de un problema político o jurídico.-

 Patricia Jiménez- estoy aquí con mi hijo porque me siento identificada con Rosita y Adriana, a ellas las han privado de tener hijos y yo por un problema natural, demoré en quedar embarazada; entonces se lo que eso significa para una mujer y para un matrimonio. 

 Después de tener a mi hijo pienso en que él pueda darle un poquito de alegría a ellas, sé que es muy duro y muy injusto no poder tener esa descendencia con el ser amado.-

Con franca alegría y compromiso los choferes de los distinto vehículos manifestaron sus razones por protagonizar esta acción por los 5.

 En representación de los bici-taxis, Maikel Orlando Valle, explicó que participar en la marcha de vehículos constituye el modesto aporte que pueden hacer los cubanos por la libertad de Los Cinco, asimismo lo manifestaron los choferes y presidentes de  los clubes y asociaciones de autos clásicos,  Dodge, Fiat 125 y coches de caballos.

 Con una valoración de la actividad Olga Salanueva y su esposo René González coincidieron en que esta acción, como la jornada por los 15 años de injusta prisión de los antiterroristas, ha sido protagonizada por el pueblo cubano.

 Ambos resaltaron la incorporación a la batalla por la libertad de Gerardo, Ramón Antonio y Fernando de los lancheros, quienes hicieron un hermoso acto frente a la sesión de intereses de Estados Unidos en Cuba con el debido respeto.

 También destacaron el impacto de las cintas amarillas, una iniciativa impulsada por René que alberga la esperanza de adentrarse en el hermano pueblo norteamericano.

 Esta jornada por los 15 años de injusta prisión de los antiterroristas cubanos se ha manifestado de manera muy intensa dentro del pueblo cubano y en el mundo. En Cuba la participación masiva del pueblo y todas las generaciones, desde los niños, los jóvenes, adultos y los abuelos han desarrollado  novedosas iniciativas, las cuales a consideración de todos y cada uno de los que defienden esta noble causa, intenta logrando el objetivo de llegar al hermano pueblo estadounidense para que ellos mismos, desde la razón, pongan fin a la injusticia.

 Concluyó esta jornada pero la campaña por la libertad de Gerardo, Antonio, Ramón y Fernando continúa hasta que el último de ellos regrese a Cuba.

 

Tomado de Cubadebate

publicado por rcbaez a las 19:13 · Sin comentarios  ·  Recomendar
17 de Septiembre, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

Por el enorme cúmulo de trabajo de estos últimos días, algunos artículos publicados en las 3W nos han quedado "rezagados": tal, el que versaba sobre el poema de Thiago de Mello que acabamos de publicar y, también, esta entrevista que no queremos dejar de tener en nuestro espacio por los Cinco:

La solución del caso de los Cinco está en manos de Obama

Iroel Sánchez

Así opina el abogado José Pertierra.  Históricamente, los Presidentes han concedido miles de perdones y clemencias. Desde Kennedy a Obama han concedido 4,828 perdones y clemencias en las últimas cinco décadas

José Pertierra es cubano, viajó a Estados Unidos a los 9 años y se graduó en leyes por la Universidad de Georgetown en Washington DC, ciudad donde reside y tiene su bufete. Como profesional se ha especializado en casos de Derechos Humanos e Inmigración. Representa al gobierno venezolano en el caso para la extradición del terrorista Luis Posada Carriles y ha seguido muy de cerca desde su mismo origen el caso de “Los Cinco”. A propósito de cumplirse quince años del arresto en Miami de Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González y René González, Pertierra accedió a responder este cuestionario.
Iroel Sánchez: Suponiendo que tuvieras que explicarle a un norteamericano promedio el llamado “Caso de Los Cinco”, ¿qué le dirías?

 José Pertierra: He estado tratando de explicarle este al pueblo estadounidense desde hace años. El problema es que ha sido muy difícil hacerle llegar el mensaje.

 Los Cinco son inocentes de haber conspirado para cometer espionaje contra los Estados Unidos. Fueron condenados en Miami, a pesar de que la fiscalía no pudo presentar ni un solo documento clasificado que hayan obtenido o tratado de obtener. Fueron condenados, porque Miami es una ciudad sumamente parcializada en contra de Cuba. El pueblo estadounidense se enteró, creo que por primera vez, de ese fenómeno cuando el caso Elián. Solamente en Miami alguien en su sano juicio puede pensar que hay que quitarle la patria potestad al padre de un niñito de 6 años, únicamente porque el padre desea vivir con su hijo en Cuba.

 Predomina en Miami un odio enfermizo desde que llegaron los batistianos, después del triunfo de la Revolución. Lastimosamente es un odio que se hereda y que domina la conversación sobre Cuba cotidianamente en la radio y la televisión miamense. Solamente en Miami pudiera un jurado condenar a cinco personas que se dedicaban infiltrar a las organizaciones terroristas del sur de la Florida. Los Cinco lograron obtener evidencia para que el FBI arrestara a los terroristas de Miami, pero en vez de arrestar a los terroristas, el FBI arrestó a los Cinco.

 Fueron condenados ante un jurado sumamente parcializado y sentenciados a largas penas carcelarias. Gerardo Hernández, por ejemplo, fue condenado a doble cadena perpetua más 15 años, porque también lo condenaron por conspiración para cometer homicidio: un cargo tan ridículo que la propia fiscalía quiso retirarlo porque pensó que podía probarlo. Por razones misteriosas, la Jueza Lenard no permitió el retiro de ese cargo y Gerardo fue injustamente condenado a una cadena perpetua adicional sin evidencia alguna. Solo en Miami puede haber ocurrido eso.

 Contestando tu pregunta, le diría al pueblo estadounidense que, aunque no se hayan enterado, Miami funciona con sus propias reglas, prejuicios y odio. Le diría que los Cinco hubiesen sido absueltos de todos los cargos—salvo de no haberse inscrito como agentes de Cuba—si el juicio se realiza en cualquier otra ciudad del país. Le diría que la fiscalía lo sabía y que por eso insistió tan fuertemente para que la jueza denegara la solicitud de la defensa para un cambio de sede. Le diría que los Cinco son inocentes y que no recibieron en Miami el debido proceso de la ley, y que sus derechos constitucionales fueron violados en Miami y que hay que liberarlos inmediatamente.

 I.S: Has seguido de cerca el tema de Los Cinco ¿Cómo ves la su situación en este momento y qué perspectiva ves de solución?

 J.P: La solución del caso de los Cinco está en manos del Presidente Obama. Con un plumazo puede liberarlos. La Sección 2 del Artículo 2 de la Constitución de los Estados Unidos le otorga al Presidente pleno poder —sin restricción alguna— para perdonar la condena de un preso o para concederle clemencia ejecutiva y liberarlo inmediatamente.

 Un perdón es un acto ejecutivo que absuelve al acusado de todas las consecuencias de su condena. Una clemencia mantiene la condena, pero reduce o elimina la sentencia. Ambos mecanismos tienen como resultado la liberación del preso.

 Históricamente, los Presidentes han concedido miles de perdones y clemencias. Por ejemplo, los Presidentes Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush Sr., Clinton, Bush Jr. y Obama han concedido 4,828 perdones y clemencias en las últimas cinco décadas.

 Los Cinco fueron procesados injustamente por el gobierno de los Estados Unidos, porque son cubanos, y Washington mantiene una relación muy tirante con la Revolución. Pero el Presidente Obama ha dicho que está dispuesto a dialogar con todas las naciones. El Presidente debiese estudiar las acciones del Presidente Woodrow Wilson después de la primera guerra mundial, cuando perdonó a decenas de socialistas, pacifistas y sindicalistas que habían sido condenados injustamente durante la guerra. Un vocero del Departamento de Justicia explicó en 1919 que el Presidente los había perdonado, porque “los presos fueron víctimas de las pasiones y los prejuicios guerreristas, y consecuentemente habían recibido largas sentencias que no estaban en proporción a los delitos.”

 Igual los Cinco fueron condenados a largas sentencias que no estaban en proporción a las acciones que cometieron. Vinieron a los Estados Unidos para acumular evidencia, que Cuba posteriormente compartió con el FBI, sobre unos terroristas que habían volado aviones, puesto bombas en hoteles y restaurantes en Cuba y asesinado a muchos cubanos. No merecen estar presos. Al contrario, el gobierno de los Estados Unidos debería agradecer la entrega de la evidencia que, gracias a ellos, Cuba le proporcionó al FBI. También debería darle una explicación al mundo de por qué Washington no ha querido arrestar y procesar a los terroristas de Miami.

 I.S: Como jurista que trabajas en Washington DC ¿Qué conocimiento y sensibilidad aprecias entre abogados y profesionales del derecho en Estados Unidos acerca de este caso?¿Conocen las violaciones y arbitrariedades que se han cometido contra René, Gerardo, Antonio, Fernando y Ramón?

 J.P: Lastimosamente, no se ha logrado educar a los abogados estadounidenses sobre el caso de los Cinco. Son muy poquitos los que lo conocen y una pequeñísima minoría la que conoce las violaciones que ha cometido el gobierno contra esos cinco inocentes compañeros. Es una reflexión de la sociedad estadounidense que los medios televisaron en vivo y en directo el juicio completo de Jodi Arias, una mujer que mató a su marido en Arizona, pero no reportan sobre el caso de los Cinco. Que el caso O.J. Simpson haya también sido televisado, comentado y revisado ad nauseam por los medios, pero nada sobre los Cinco. Así es este sistema. Vale más el teatro que la realidad. La farándula pesa más que la injusticia.

 I.S: ¿Por qué la prensa de Estados Unidos continúa dando un tratamiento marginal al tema de Los Cinco?¿Es posible cambiar eso?

 JP: No es nada fácil cambiar el trato marginal que la prensa le da al caso de los Cinco, pero sí es posible utilizar los medios alternativos para hacerle llegar la historia de Los Cinco al público. Ya los medios tradicionales no tienen un monopolio sobre la prensa. Ahora existe Facebook, Twitter, los Blogs, el YouTube, y otras formas de comunicación. Los jóvenes estadounidenses no leen la prensa escrita, y no ven los noticieros nacionales. Se informan a través de los medios alternativos y los programas de comedia noticiosa como, por ejemplo, el programa de Jon Stewart. Hay que buscar la manera de penetrar esos medios. Esta idea de René, la de cinta amarilla, es genial. Sintoniza con la historia del propio pueblo estadounidense. Acá reconocen enseguida lo que significa la cinta amarilla.

 La identifican con los prisioneros de guerra que tenían en Vietnam, con los rehenes que tenían en Irán, y con los deseos humanitarios de los familiares de cualquier preso. También el video que grabaron nuestros músicos. Silvio, Amaury, Kiki y los demás cantaron en inglés una canción muy conocida acá. La canción de Tony Orlando:  “Tie a Yellow Ribbon”. Esa canción llegó a ser número 1 en los Estados Unidos en 1973. Todos la conocen. A través de la cultura, de los artistas, de los músicos, los escritores, y los poetas, utilizando los medios alternativos le podemos llegar al corazón del pueblo estadounidense. Un video de  Silvio, Amaury, Kiki, Frank Fernández y otros músicos cubanos con algunos músicos estadounidenses sería todavía más fuerte. Ojalá que puedan lograr eso

 I.S: ¿Cómo recibiría la opinión pública norteamericana un gesto del Presidente Obama liberando a nuestros cuatro compatriotas que aun están en la cárcel por combatir el terrorismo, al que muy probablemente el gobierno cubano respondería con la excarcelación de un ciudadano estadounidense que guarda prisión aquí por violar la soberanía cubana, implementando los planes de “cambio de régimen” que financia Washington contra la Isla?

 J.P: Te lo digo muy francamente: ni fu, ni fa. No creo que los temas de Cuba, los Cinco o incluso el de Alan Gross están en el radar de la opinión pública estadounidense. Cierto es que la liberación de los Cinco y de Alan Gross saldría en la prensa por aproximadamente 48 horas. Pero después de eso, pasarían la página para volver a concentrarse en el próximo escándalo sexual de algún politiquero o algún video escandaloso que grabe Miley Cyrus. Este país es así. Algo que muchos en Cuba no han logrado entender o aceptar, porque es algo tan insólito

 I.S: En estos momentos desde Cuba se impulsa una nueva campaña por la liberación de Los Cinco que incluye el llamado de René González, el único de estos antiterroristas que ha podido regresar a Cuba, a utilizar un símbolo como las cintas amarillas para dirigirse al pueblo estadounidense. Destacados músicos cubanos han versionado la canción que en 1971 popularizó en Estados Unidos el uso de la cinta amarilla para esperar a un ser querido. Escribiste un artículo en que llamas a desatar un “huracán amarillo” que llegue hasta la Casa Blanca ¿Qué relación ves entre lo que hagamos en Cuba y el hecho de que se conozca esta enorme injusticia en Washington?

 J.P: Arriba te contesté esta pregunta, antes de que me la hicieras. Pero te quisiera recalcar. La campaña de la cinta amarilla es una de las mejores ideas que ha surgido alrededor del tema de los Cinco. No le vamos a llegar al pueblo estadounidense con discursos o anuncios pagados en el Washington Post. Tampoco con pancartas en Miami. Tenemos que llegarle por el costado. Es decir, a través de la cultura y de los medios alternativos usando símbolos que se entiendan acá. La batalla para liberar a los Cinco pasa por el corazón de este país. Hay que llevarles el mensaje al estadounidense de a pie en Kansas, en Iowa, en Indiana, en Ohio, y en Illinois. En ciudades como Chicago, Boston, Washington y New York. Así ganamos el caso Elián. Miami es una ciudad contaminada de odio contra Cuba. Si hubiésemos batallado el caso Elián en Miami, hubiéramos perdido. Lo ganamos, porque nos enfocamos hacia el pueblo estadounidense y no hacia los cubanos de Miami.

 Tengo la confianza que la liberación de René marca una nueva etapa en esta lucha. René es el rostro de los otros cuatro compañeros. Hasta ahora el caso no tenía rostro, porque los Cinco estaban todos presos. Ahora uno está libre y puede educar al público sobre el caso. Lo que fue Emile Zolá para Dreyfus será René para los Cinco. Cada caso político necesita un Emile Zolá. Ya los Cinco lo tienen. Se llama René.

(Fuentes:  CubAhora /  Cubadebate.cu)


Viernes, 13 de Septiembre de 2013

 

 http://www.cubaperiodistas.cu/noticias/sept13/13/01.htm


publicado por rcbaez a las 23:55 · Sin comentarios  ·  Recomendar
07 de Septiembre, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

Por Rosa C. Báez

 

Como un incendio de amor ha corrido por Internet la convocatoria para usar una cinta amarilla el próximo día 12: en las redes sociales, los grupos de solidaridad, la han aprehendido personalidades varias… fue una iniciativa de René, uno de los Cinco, para hacer llegar al pueblo norteamericano un código que pudiera entender, y que asociara a sus vivencias y dolores, equiparándolos al del pueblo cubano, que desde hace 15 años espera el regreso de sus hijos…

 Antes fue la volada de palomas… recuerdo con cariño las fotos que desde Argentina, Perú y muchos otros países me iban llegando, con palomas y hermanos unidos por un mismo ideal… Luego, los andinistas argentinos llevaron a su pico más alto una bandera con el logo de los Cinco, pidiendo nuevamente a los Estados Unidos la liberación de los Cinco patriotas… acción replicada luego incluso en nuestra Isla grande…

 Hoy, las cintas amarillas nos inundan como muestra de cómo el caso de los Cinco ha motivado a sus amigos, a los entrañables hermanos de siempre… por eso, aprovechemos este impacto mediático, y recordemos al pueblo norteamericano, a los que aún desconocen detalles del caso, algunos importantes pormenores que es necesario le lleguen a ese pueblo, cuyo conocimiento del tema le ha sido negado o minimizado tras un muro de silencio, de manipulación mediática, de ocultamiento…

 Recordemos que Los Cinco fueron apresados como brutal respuesta del gobierno norteamericano después de ser alertado por nuestro país de crímenes que se forjaban en sus tierras no sólo contra Cuba si no poniendo en peligro al propio pueblo norteamericano; recordemos cómo fueron, contra toda ley, retenidos en las celdas con el eufemístico nombre de “unidades de albergamiento especial”, mejor conocidas como “el hueco” durante ¡¡17 meses!!, cuando a los peores criminales la ley norteamericana sólo permite confinarlos allí por 60 días…

 Recordemos cómo no fue hasta más de dos meses después del encarcelamiento que agregaron a los cargos el de asesinato, por el derribo -en justa reacción del gobierno cubano tras alertas y avisos del peligro que representaban para Cuba estas incursiones que violaban el derecho internacional- de dos avionetas de Hermanos al Rescate… tal vez, también recordar que esa vinculación partió del hecho de saquear, mediante “indemnización”, los fondos congelados en Estados Unidos, propiedad de la nación cubana… y que ocho meses después, la patraña es autentificada por la fiscalía en un segundo informe de acusación ante la Corte que agrega a Gerardo el de "conspiración para cometer asesinato"… lo cual lo pone de hecho, en el punto de mira para convertirlo en chivo expiatorio del odio contra la Revolución cubana…

 Recordemos que durante todo el proceso de los Cinco, sus abogados tuvieron “palos en la rueda”, negándoles información vital para la defensa, negándoles un cambio de sede, para dejarlos doblemente presos en Miami, como bien se ha dicho, “el único lugar donde jamás podrían tener un juicio justo”, negando así sus tan cacareadas enmiendas quinta y sexta: “...a nadie se le privará de la libertad sin el debido proceso legal" y "en toda causa criminal, el acusado gozará de ser juzgado rápidamente y en público por un jurado imparcial”…

 Recordemos también cómo fueron desoídos todos los que aportaron testimonio de que en los Cinco “no había ningún interés en atentar contra la seguridad nacional de Estados Unidos”… recordemos cómo la propia Fundación Nacional Cubano Americana reconoció en julio del 2001 que "La Fundación Nacional Cubano Americana era el objeto central de las operaciones de este grupo"…

 Toda la causa de los Cinco ha estado preñada de estas irregularidades… irregularidades que los norteamericanos -ojo, hablo del honrado pueblo norteamericano, no de los lobbies de poder, no de los “partidos”, tan iguales uno al otro- los norteamericanos, digo, tan creídos de lo inamovible de sus leyes, de su constitución, de la validez del modo de vida norteamericano, desconocen…

 Como ángel vengador, la jueza Lenard se ha interpuesto ante todo recurso legal que se ha presentado para favorecer a los Cinco o para demandar justo trato en sus condenas: Joan Lenard ha vetado todas las mociones y argumentos presentados por los abogados de la defensa en el caso de los Cinco… Vetó la moción en la que se solicitó el cambio de jurisdicción atendiendo a los prejuicios existentes en Miami; la fiscalía es obligada en el año 2000 a desclasificar 700 páginas de documentos secretos relacionados con el proceso… pero “Cruella” Lenard decidió que esos documentos no podían ser divulgados públicamente; consideró que el jurado “estaba protegido de los medios de difusión” y obvió que Miami había sido enardecida por periodistas pagados con el objetivo de inflamar los ánimos acerca del derribo de los aviones, casi cinco años antes de que el jurado fuera seleccionado… en franco desacato a la ley norteamericana que desde 1948 prohíbe al gobierno de EE.UU. financiar actividades para ejercer influencia y hacer propaganda dirigida a la opinión pública local… Aún en estas fechas, los abogados de la defensa están vetados de consultar documentos imprescindibles para su labor… por ejemplo, aún hoy Gerardo Hernández Nordelo y sus abogados continúan esperando la respuesta a la solicitud de mostrar las imágenes tomadas por sus propios satélites...

 En el año 2007, Ricardo Alarcón, entonces Presidente de nuestro Parlamento, expresó: “cualquiera de las muchas violaciones de la Fiscalía en  caso de Los Cinco cubanos encarcelados injustamente en EE.UU., vale para que cualquier tribunal los deje en libertad”.

 Este es el mensaje que, a través de las cintas amarillas, queremos llevar al pueblo norteamericano: necesitamos su apoyo para que su gobierno, finalmente, reconozca las violaciones cometidas y libere a esos cinco cubanos, no sólo porque lo esperan acá sus familiares y amigos, no sólo porque el pueblo cubano y la comunidad internacional los espera, si no porque han sido tratados  totalmente contra toda justicia, por un Gobierno que se precia de “justo” ante un pueblo que vive manipulado, acosado por la falsimedia… por eso, que las cintas vayan más allá de una simple moda, a mover, con argumentos precisos, la sensibilidad del pueblo norteamericano, para que, junto a nosotros, diga con plena conciencia de causa:

“Obama, give me five”

 

Más detalles sobre la inocencia de los Cinco [1]:

  • No existen pruebas directas ni circunstanciales que los incrimine como espías. De hecho, a dos de ellos no se les pudo probar estos cargos.
  • Se les condenó única y exclusivamente por haber luchado, a riesgo de sus vidas, contra grupos terroristas que operan libremente en Miami. Las actividades criminales de estos grupos constan en documentos oficiales norteamericanos y han sido reflejadas en la prensa e incluso reconocidas públicamente por sus propios autores.
  • Fueron víctimas de un proceso turbio, con un jurado completamente prejuiciado, sin que hayan tenido la posibilidad de acogerse al cambio de jurisdicción, moción presentada por los abogados y que fuera denegada, aun cuando los resultados de encuestas aseguraran la animosidad existente contra los acusados.
  • El gobierno norteamericano en muchas ocasiones ha dado el visto bueno a las acciones criminales de los grupos anticubanos del Miami contra Cuba, lo que viola la Ley de Neutralidad, de ese país.
  • Se violó flagrantemente la VI Enmienda de la Constitución de Estados Unidos porque:

a) Para que pudieran tener un juicio debieron esperar casi dos años, recluidos en condiciones infrahumanas, sin tener contacto siquiera con sus familiares más cercanos.

b) Pasaron más de un año sólo en la vista oral del juicio y en la selección del jurado.

c) No lograron el cambio de jurisdicción para la celebración de un juicio imparcial, y tuvieron que resignarse a un juicio en medio de un ambiente francamente hostil.

  • Se violaron la VIII Enmienda de la Constitución de Estados Unidos y las normas de la ONU sobre el tratamiento de los presos y detenidos y las propias regulaciones carcelarias norteamericanas al mantenerlos en confinamiento solitario por dos períodos — el primero de 17 meses y el segundo de 48 días — que obstaculizó gravemente su defensa y les ha ocasionado a ellos y a sus familiares sufrimientos injustificables que constituyen violaciones flagrantes de sus derechos humanos.
  • Se les niega la condición de prisionero político, y se les mantiene sujetos a un régimen igual y en medio de delincuentes comunes.

Sufren sus condenas en cinco cárceles ubicadas en lugares distantes entre sí y en territorio de Estados Unidos, lo cual hace sumamente difíciles sus contactos con familiares y amigos y les impone así condiciones peores a las que sufre el resto de la población penal.

  • Se violó la IV Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, al ser despojados de todas sus pertenencias de manera arbitraria, primero en sus propios domicilios, donde fueron arrebatadas hasta las fotos familiares, y más tarde, el 26 de junio de 2001, como represalia por su Mensaje al pueblo norteamericano, en que son conducidos nuevamente al "hueco" y despojados otra vez de todas sus pertenencias personales, incluyendo cartas, fotos, poemas, la máquina de escribir y hasta el más pequeño pedazo de lápiz de escribir; les arrebataron también los radios y les restringieron excesivamente todas las llamadas telefónicas.
  • Se violó la Doctrina del Acto de Estado , al juzgar la decisión y actuación en legítima defensa de la República de Cuba por derribar las avionetas del 24 de febrero de 1996 que violaron ex profeso las aguas territoriales cubanas.

Se ignoró la Ley de Libertad de Información (FOIA) al no acceder a solicitudes de la defensa para que fuesen considerados como pruebas documentos oficiales relevantes al esclarecimiento de los hechos.

  • Se utilizó la Ley de procedimiento de información clasificada (CIPA), al amparo de la cual se manipularon "pruebas" y se utilizaron selectiva y arbitrariamente. El gobierno clasificó todas sus "pruebas" como secretas, con lo cual se complicó el proceso y se hizo aun más difícil la labor de la defensa.
  • Se manipularon los testigos, y se ejerció presión abierta sobre varios de ellos, por la Fiscalía en el tribunal y por medios de prensa para evitar que revelasen informaciones de utilidad para la defensa.
  • Hubo un comportamiento sospechosamente inusual del jurado: anunció el día y la hora exactos en que pronunciaría su veredicto, no solicitó aclaración, no expresó duda alguna a pesar de la complejidad que se suponía a su tarea — decidir tras un complicado proceso de cinco meses, una documentación de decenas de miles de páginas y decenas de cargos contra cinco acusados — y emitió un veredicto de culpabilidad para los cinco en todos los cargos imputados.
  • Todo este proceso ha constituido un escandaloso respaldo a los grupos terroristas anticubanos que operan en Miami. Se probó que los cinco habían actuado única y exclusivamente contra esos grupos. Los terroristas anticubanos han celebrado públicamente su "victoria" y han manifestado abiertamente el estímulo que este proceso significa para sus actividades criminales.

[1] Fuente EcuRed http://www.ecured.cu/index.php/Los_Cinco_H%C3%A9roes

Imagen agregada RCBáez con caricatura de Rolando Glez e imágenes de Internet

publicado por rcbaez a las 19:57 · Sin comentarios  ·  Recomendar
07 de Septiembre, 2013 · Cinco Prisioneros en USA
Niños, jóvenes y representantes de organizaciones políticas y sociales se reunieron en el ICAP para dar inicio a la Jornada por la Liberación de Los Cinco. Elizabeth y Adriana, esposas de Ramón Labaniño y Gerardo Hernández, respectivamente, intercambiaron con los asistentes a este solidario encuentro.


Esposas de Héroes conversan con los jóvenes
Por Linet Perera Negrín

En la Jornada Internacional, que comenzó ayer y hasta el 6 de octubre por los 15 años de la detención de los Cinco Héroes, Adriana Pérez, esposa de Gerardo Hernández, y Elizabet Palmeiro, esposa de Ramón Labañino, participaron en un conversatorio con las más jóvenes generaciones.

Los asistentes al diálogo en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) portaban cintas amarillas como demostración de apoyo a la convocatoria que lanzara el Héroe de la República de Cuba René González en esta jornada por el regreso de los luchadores antiterroristas cubanos.

Adriana Pérez aseguró que la lucha hay que llevarla en el corazón, porque saber que ellos salvaron más de una vida es suficiente para continuar.

La esposa del antiterrorista cubano Gerardo Hernández, pidió a los jóvenes que continuaran defendiendo la verdad de los Cinco.

La pregunta de uno de los alumnos de la secundaria Guerrilleros de América despertó en Palmeiro emociones al hablar sobre el periodo de separación con una mezcla de dolor y amor.

En la actividad estuvo presente también Giustino Di Celmo, padre de Fabio Di Celmo, víctima del terrorismo hace 16 años, e hijos de los mártires del criminal atentado a un avión cubano en Barbados en 1976. Ellos hablaron de su dolor y las consecuencias del terrorismo.

El ICAP también fue sede de una venta de textos relacionados con la lucha contra el terrorismo y el libro Enigmas y otras conversaciones de Antonio Guerrero.

La interpretación del cantautor Eduardo Sosa llegó para cerrar esta tarde de recuerdos y acciones, mientras las cintas amarillas fueron un llamado a la opinión internacional y un símbolo de que Cuba espera a sus hijos.

Con informaciones de Granma y Youtube







publicado por rcbaez a las 05:25 · Sin comentarios  ·  Recomendar
06 de Septiembre, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

Por Manuel E. Yepe*

 René González es uno de los 5 héroes antiterroristas luchadores por la paz, sentenciados -hace 15 años el 12 de septiembre- a infames condenas en EE.UU., acusados de infiltrar las bandas de extremistas cubanos auspiciados por la CIA y otras organizaciones dedicadas a promover la subversión en Cuba desde el sur del estado de la Florida.

Él ha sido el único que ha cumplido su injusta sanción y, luego de una complementaria reclusión domiciliaria en territorio de Estados Unidos, le ha sido permitido regresar definitivamente a su patria. No obstante, todos han decidido mantenerse firmemente identificados como “los Cinco” hasta tanto, juntos todos, disfruten de libertad en Cuba y celebren el cumplimiento del deber patriótico y humanitario.

Desde Cuba, René González ha convocado a sus compatriotas a una jornada masiva de recordación por el aniversario, en la que los participantes porten cintas amarillas o las coloquen en árboles y otros lugares visibles con motivo del decimoquinto aniversario de su injusto encierro.

Retoma así la letra de la canción “Tie a Yellow Ribbon Round the Old Oak Tree (Ata una cinta amarilla en el viejo roble)” de Irwin Levine y L. Russell Brown e interpretada por Tony Orlando, que ocupó en 1973 los primeros lugares en la preferencia popular. En la canción, un ex recluso le comunica a su novia que, si desea reanudar relaciones con él, coloque una cinta amarilla en determinado árbol frente a su casa. Al paso por el sitio acordado, el ex reo descubre que cien cintas amarillas habían sido atadas en el árbol.

El mensaje sencillo y directo de René tiene un significado común para los pueblos de las dos orillas del Estrecho de la Florida: “dejen a los cinco cubanos volver a casa porque unos y otros los queremos de vuelta con los suyos”.

Menos de 12 horas después de que René lanzara esta idea ya los cubanos de toda la isla buscaban no solo cintas amarillas sino todo lo que tuviera este color para adornar a toda Cuba con este color. Un amarillo que, además, es para la Santería el color de Ochún, deidad que, a su vez, es para los católicos la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de los cubanos y parte de la identidad nacional cubana cuyo día se celebra el 8 de septiembre.

Esta será una manera nueva de expresar algo que se ha manifestado en las interrelaciones entre cubanos y estadounidenses por infinidad de años: por difíciles que sean las circunstancias no puede haber animosidad entre los dos pueblos. Son relaciones amistosas en los niveles más cotidianos que se muestran en cosas como la afición por el beisbol, las recíprocas influencias en la música popular y en muchos otros aspectos de la vida cotidiana en ambos lados del Estrecho de la Florida.

El heroísmo de los cinco antiterroristas cubanos sirvió para que las autoridades políticas y policiales estadounidenses contaran con evidencias irrebatibles acerca de las acciones criminales que se urdían en el sur de la Florida. Pero, por el control del ambiente policial y político que tienen en el estado de la Florida las organizaciones de extremistas anticubanos protegidas por la CIA, sucedió que, en vez de ser arrestados los asesinos, lo fueran los luchadores por la paz denunciantes.

Luego vino una tortuosa manipulación de los procesos judiciales que condujo a absurdas condenas de hasta tres cadenas perpetuas sin que se hubiera probado en todo el proceso judicial un solo muerto, herido o hecho de violencia imputable a los acusados.

A ninguno de los pacifistas cubanos se le pudo probar siquiera el delito de espionaje, por cuanto se evidenció en los juicios que ellos no habían buscado ni obtenido ninguna información que pusiera en peligro la seguridad de Estados Unidos sino información relacionada con los preparativos terroristas de las organizaciones extremistas de emigrados cubanos.

Como no podían ser acusados de algo suficientemente grave para cumplir los objetivos políticos que se proponía la fiscalía, los cargos más importantes formulados contra ellos se limitaron a la acusación de “conspiración para cometer delito” para lo que no se requerían evidencias concretas que jamás existieron.

Para evitar la reacción de la población estadounidense contra tan escandaloso fraude legal, se aplicó en los mayores consorcios de la  información una rígida política de censura a la divulgación de los actos judiciales y las condenas impuestas, que es precisamente el silencio que pretende contribuir a quebrar la jornada de las cintas amarillas a la que ha llamado René González.

Septiembre de 2013.

 

*Abogado, periodista, economista y politólogo. Profesor adjunto del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI). Entre otros importantes cargos, fungió como Director Nacional fundador del Sistema de Información Tecnológica (TIPS) del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Cuba y Secretario del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos.

 Imagen de Adán, tomada de Periódico Trabajadores

publicado por rcbaez a las 23:50 · Sin comentarios  ·  Recomendar
05 de Septiembre, 2013 · Cinco Prisioneros en USA


 

Queridos amigos:

  Pensando en todo su apoyo, en toda su solidaridad, en todo su amor, en este amanecer de hoy día 5, a una semana de que cumplamos el aniversario 15 de injusta prisión, sumándome a las palabras de René escribí estos sencillos versos, dedicados, con infinito aprecio y eterno agradecimiento, a ustedes:

ATA UNA CINTA AMARILLA

 Bajo la lluvia del tiempo,

entre nuestras dos heridas,

por donde viene la luz

ata una cinta amarilla.

 En el balcón de tus sueños,

en el árbol de la esquina,

en tu puerta que es mi puerta

ata un cinta amarilla.

 Para que la vea el mundo

como una flor extendida,

a la punta de una estrella

ata una flor amarilla.

 Aunque sé cuánto me amas,

cuánto es tu vida mi vida;

aunque bien sé que me esperas

ata una cinta amarilla.

 

Cinco abrazos fuertes.

¡Venceremos!

 

Antonio Guerrero Rodríguez


5 de septiembre de 2013

Prisión Federal de Marianna.

publicado por rcbaez a las 17:22 · Sin comentarios  ·  Recomendar
04 de Septiembre, 2013 · Cinco Prisioneros en USA

Alocución de René González, Luchador antiterrorista y Héroe de la República de Cuba, en la TV el 3 de septiembre de 2013

Queridos compatriotas:

Ante todo les pido excusas por irrumpir en este momento. Sé lo que significa este espacio para la familia cubana y les prometo que seré breve, pero es necesario que esta alocución llegue a la mayor audiencia posible.

Como se sabe, el próximo 12 de septiembre se cumplirán 15 años de nuestros arrestos. Todos los años se hace una jornada tanto nacional como internacional para demandar que se nos haga justicia, pero queremos que la jornada que se realizará este año entre el cinco de septiembre y el seis de octubre sea una jornada única, sea una jornada especial, protagonizada por ustedes.

Quince años en la vida de un ser humano es mucho tiempo. Los hijos crecen, se convierten en hombres, en adolescentes; familiares fallecen y no están más con nosotros; y parte de la población cubana ha nacido en estos quince años.

Yo cumplí mi sentencia íntegramente, pero tenemos que impedir que eso suceda con mis cuatro hermanos por todo lo que implica y, aunque es duro decirlo, tenemos que recordar que eso para Gerardo implica que si los designios del gobierno norteamericano se cumplen, él moriría en la cárcel.

Durante estos años hemos tenido como protagonista del cariño al pueblo cubano. Ese cariño se ha manifestado de todas las formas posibles en las cartas, en los mensajes, en los dibujos de los niños y ese cariño es el que queremos que sea en esta ocasión el protagonista de la jornada.

Yo he tenido ocasión de sentirlo, de vivirlo, de palparlo, de experimentarlo en las calles de Cuba, de todas las formas posibles y en cualquier punto geográfico de la Isla y ese es el cariño que le estamos pidiendo que se manifieste en esta ocasión, donde ustedes lo hagan de la forma en que quieran, con toda la diversidad que nos caracteriza como cubanos y en la mejor manera que cada cual considere en su aula, en su centro de trabajo, en su barrio, en su proyecto comunitario, que puede ser capaz de manifestarlo.

Para la jornada se están preparando iniciativas que serán anunciadas, pero creemos que lo más importante es que cada uno de ustedes se una a esas iniciativas a su manera, de la forma en que considere que puede hacerlo.

Yo solo tengo para el pueblo una exhortación personal, que requiere de una historia. Yo quiero que este 12 de septiembre en el país se produzca un terremoto: un terremoto hermoso, un terremoto de amor, un mensaje del pueblo cubano al pueblo norteamericano a través de un símbolo que para el norteamericano medio es un símbolo de amor, es un símbolo de cariño y es un símbolo que ellos lograrán entender en su idioma; y ese símbolo es la cinta amarilla.

Quiero que el doce de septiembre el país se llene de cintas amarillas y que el visitante o el corresponsal extranjero que esté en la Isla no pueda ignorarlo. Que ese día la Isla de Cuba se sacuda y aparezcan cintas amarillas en los árboles, en los balcones, en las personas, como quiera que se les ocurra usarlas, en las mascotas, como ustedes lo decidan, que esas cintas amarillas llenen al país y que no pueda ser ignorado, que no pueda dejarse de reportar al mundo que el pueblo cubano está esperando por cuatro de sus hijos que están presos en Estados Unidos.

La cinta amarilla es un símbolo que ha entrado en la cultura del norteamericano, que se inició durante la Guerra Civil inglesa cuando las esposas de los combatientes los esperaban con cintas amarillas.

Luego fue transmitido a la Guerra Civil de los Estados Unidos y a través del tiempo con sus altas y sus bajas, ha ido cambiando de significación hasta que en los años setenta del siglo pasado una canción que hizo época la volvió a poner en la cultura norteamericana.

La canción es una hermosa historia de un preso que está al salir de la cárcel y que lo único que le pide a su prometida es que si aún lo ama, ponga una cinta amarilla en un árbol. A través de la letra, de la lírica de la canción, se va desarrollando la ansiedad de ese hombre que va a salir de la cárcel y su espera por saber si en el árbol va a estar la cinta amarilla y cuando él llega al lugar lo que ve en el árbol son cien cintas amarillas.

A partir de ese momento esa cinta se ha convertido en un símbolo para el norteamericano que espera a alguien en una misión en el exterior, que espera a un soldado, que espera a un ser querido y ese es el mensaje que queremos que ustedes le hagan llegar al pueblo norteamericano: que sepan que el pueblo cubano está esperando a cuatro de sus hijos. Que no es solamente la familia, que no es solamente quien los conoce personalmente, sino que hay un país, hay un pueblo que está esperando a cuatro de sus hijos injustamente encarcelados en los Estados Unidos.

Contamos con ustedes para eso, confiamos en ustedes. Queremos que sea una jornada distinta y también queremos que sea la última jornada y creo que este es el momento de traerlos a casa y para eso contamos con el apoyo de ustedes.

Muchas gracias.

(Transcripción Danay Portal/Cubadebate)

"...esa cinta se ha convertido en un símbolo para el norteamericano que espera a alguien: que sepan que el pueblo cubano está esperando a cuatro de sus hijos"

Una tradicional canción norteamericana ahora clamando lazos amarillos por Los Cinco. Interpretada por Frank Fernández, Kiki Corona, Amaury Pérez, Gretell Barreiro, Silvio Rodríguez, Luna Manzanares

Tie a yellow ribbon round the old oak tree

publicado por rcbaez a las 02:07 · Sin comentarios  ·  Recomendar
img
.Sobre mí
FOTO

Rosa C. Báez

Lectura, coleccionismo, música, política,

» Ver perfil

img
.Calendario
Ver mes anterior Abril 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» Cinco Prisioneros en USA (668)
» Los Cinco Volvieron (1)
img
.Nube de tags [?]
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
» Los queremos libres
» El Blog de La Polilla Cubana
» Cuba coraje
img
.Más leídos
» Con solidaridad y amor, pero con los ojos bien abiertos
» Instan a sumar voluntades en el mundo por antiterroristas cubanos
» La Tarde se mueve invita a hablar sobre Los Cinco
» Los Cinco lamentan muerte de un hermano
» Premia Gerardo a pioneros en Festival de la Caricatura
» Presidente de "Abogados sin fronteras" solicita a Obama clemencia en caso de Los Cinco
» Reino Unido niega visa a antiterrorista cubano invitado a comisión investigadora del caso de Los Cinco
» Guantánamo otorga el máximo símbolo de la ciudad a los cinco héroes antiterroristas cubanos
» Una injustificable injusticia
» Una mirada solidaria desde el arte
img
.Se comenta...
» Departamento de Estado norteamericano demandado por ocultar información en caso de Los Cinco
2 Comentarios: Vallejos, Vallejos
» Caso de los Cinco antiterroristas cubanos: Lo que dijo (y le faltó decir) a The Washington Post
1 Comentario: vallejos
» Instan a sumar voluntades en el mundo por antiterroristas cubanos
1 Comentario: Editor Jóvenes por los 5
» Los Cinco nominados a Premio de Derechos Humanos de Global Exchange
2 Comentarios: Pedro Rodriguez Medina, Pedro Rodriguez Medina
» Para luchar por los Cinco, no importa edad ni sexo
1 Comentario: Guadalupe Hernández Breto
Paperblog
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad